Internacionales, Sustracción de órganos en China

Real Bodies en Roma: trece afectados por la controvertida exhibición

Real Bodies en Roma: trece afectados por la controvertida exhibición
‘Real Bodies’ usa la técnica de plastinación para preservar cuerpos humanos reales para su exhibición. El origen de estos cuerpos es muy controvertido, con muchos indicios que apuntan a que su fuente son prisioneros de conciencia ejecutados en China. (ORLANDO SIERRA/AFP/Getty Images)

Trece personas afectadas dejó en sólo dos días la exposición ‘Real Bodies’ -Cuerpos Reales- en Roma. Los cadáveres en poses particulares y muestras de piel y órganos (en vivo) sangrando, fueron algunas de las causas de desmayos y alteraciones de salud, lo que llevó a la suspensión de algunos de los “atractivos” de la exposición.

Real Bodies se presenta como una exposición que tiene la intención de educar a los visitantes sobre el cuerpo humano. Muestra, entre otras cosas, embarazadas con el feto todavía en el interior, y los órganos con sus fluidos corporales. Los cadáveres, conservados con la técnica de plastinación, parecen vivos.

La mayoría de los efectos sobre la salud sucedieron en la habitación en la que el cuerpo se cuelga en un soporte, por medio de ganchos de metal incrustados en la piel, detrás de la parte superior de la espalda; ganchos que en algunos casos también han dado lugar a sangrados en vivo, con la consiguiente incomodidad en algunos visitantes, evidentemente impresionados por la manifestación tan inusual para una muestra que debía ser de divulgación científica.

El propósito era mostrar las características de la piel humana, capaz de transportar grandes pesos, e incluso más de un cuerpo humano.

Más allá de las repentinas alteraciones de los visitantes, las opiniones fueron discordantes: para algunos era educativo y para otros profundamente inmoral y/o desagradable.

Desde el punto de vista ético, de hecho, la exposición Real bodies también plantea otras preguntas: como dice en un disclaimer dispuesto en el sitio oficial de la exposición, los cuerpos son todos de China, fueron entregados por la policía china, por lo tanto uno puede suponer que pueden pertenecer a los detenidos, dado que la organización Real Bodies es incapaz de determinar con certeza lo contrario.

El problema, de hecho, es que según la ley china, cualquier cuerpo no reclamado está disponible para cualquier uso por parte del régimen; y, si se considera que en China muchos de los millones de perseguidos por motivos religiosos, cuando son detenidos no declaran su nombre (para evitar que la persecución también afecte a las familias), es legítimo hacerse algunas preguntas, y es fácil imaginar el tipo de problemas que pueden generarse por una muestra de este tipo.

La pieza inquietante final, es que los presos chinos no mueren de muerte natural o necesariamente por una muerte ejecutada. Muy a menudo son asesinados para eliminar sus órganos, que luego se venden a pacientes ricos que están en las listas de espera de trasplantes (occidentales o chinas).

Esto es un crimen contra la humanidad y está sucediendo desde hace varios años, de acuerdo a información ampliamente documentada.

El primer lugar de donde en su momento Real Bodies se aprovisionó de los cuerpos, se ubicó dentro de la ciudad de Dalian, durante el periodo que la gobernó Bo Xilai, ambicioso y poderoso funcionario del Partido Comunista Chino, más tarde, condenado a cadena perpetua por corrupción.

Bo Xilai fue un miembro activo justamente en lo relacionado a la sustracción forzada de órganos de practicantes de Falun Gong, una disciplina espiritual china perseguida desde 1999 también conocida como Falun Dafa.

Cuando se tomaron los órganos, ¿qué les pasó a los cuerpos? Esto es difícil de responder. Por el momento no hay pruebas irrefutables de que los cuerpos de Real Bodies deriven en parte de los numerosos practicantes de Falun Gong perseguidos y asesinados.

Los cadáveres plastinados se acompañan de un especial ‘certificado’, lo que confirma la regularidad de su origen.

Artículo original en italiano. fue redactado por el equipo de Epochtimes.it

Si te gustó el artículo…

…puedes colaborar para que podamos seguir publicando. Cada vez más gente prefiere leer La Gran Época, un periodismo independiente, sin censura y comprometido con la verdad. Sin embargo financiar un medio de comunicación es cada vez más difícil y no queremos implementar un muro de pago para poder solventarnos. Queremos mantener todos nuestros contenidos libres y llegar a mucha más gente, porque creemos que todos deben tener acceso a la verdad y tú nos puedes ayudar a lograrlo.

Te recomendamos
En Foco