Infusiones de arroz: exóticas, nutritivas y deliciosas

La historia del té comienza en China, cuando el emperador y erudito chino Sheng Nung se dispuso a descansar un rato bajo un árbol silvestre de té. En ese tiempo, una de las normas impuestas de ese reino era hervir siempre toda el agua que fuese para consumo humano. Shen Nung, antes de descansar, cumplió con esta orden y dejó un recipiente con agua hervida debajo del árbol. Mientras dormía, una suave brisa dejó caer algunas hojas de aquel árbol en el recipiente. Al despertarse, probó el agua y descubrió esta deliciosa y aromática infusión: el té. En memoria de esta historia es que la palabra té en chino, “Cha”, está formada por los ideogramas correspondientes a “hierba”, “hombre sentado sobre la tierra” y “árbol”; y la palabra té en castellano deriva del término “tai” en el dialecto chino amoy.

Durante muchas dinastías de China el té era una bebida que solo podían degustar los eruditos y emperadores; luego esto fue cambiando poco a poco, hasta volverse tan popular como en nuestros días. Se dice que el té alcanzó su cumbre con la invención de la ceremonia del té, “chadao”, por el erudito Lu Yu, quien consideraba que la ceremonia de beber té era todo un arte que ayudaba a encontrar un enriquecimiento espiritual.

Actualmente, el té es la segunda bebida más consumida de todo el mundo después del agua. Ahora, imagínense qué pasa cuando combinamos y logramos conjugar esta milenaria y popular infusión con uno de los cereales más importante y más consumidos de China y de todo el mundo: el arroz. Se consigue como resultado un poderoso y riquísimo té de arroz.

Como es de esperar, el arroz nos sigue sorprendiendo, ya que no solo sirve como alimento sano, básico y equilibrado, o para lograr bebidas fermentadas especiales para festejar, sino que también sirve para lograr riquísimas infusiones.

Genmaicha

Este té es de origen japonés y literalmente significa “té de arroz integral”. Es concretamente un té verde preparado con arroz integral tostado. Este té tiene la propiedad de ayudar a la digestión, por lo que se suele tomar luego de cualquier comida. También se lo suele beber antes de ir a dormir, debido a que posee un muy bajo contenido de cafeína. Esta infusión tiene como característica un color marrón claro, con un ligero sabor tostado.

Hyeonmi cha

Este té se prepara a base de arroz integral tostado. Es muy parecido a una infusión vietnamita que se conoce como nước gạo lức. Esta infusión también es muy fácil de preparar, solo se necesita arroz de grano corto ya tostado, agua y miel. Si usted no quiere tostar el arroz, este tipo de arroz se puede encontrar ya listo en algunos mercados, mayormente en comercios coreanos. Para tostar el arroz, primero se lo debe poner en una olla y calentarlo; una vez tostado se le añade agua y se lo lleva a ebullición, dejándolo hervir diez minutos. Luego hay que colar el arroz, quedando la bebida con un color dorado claro; finalmente se le agrega miel a gusto y ya está listo para servir.

Jūrokucha

Este té es muy popular en Japón y está preparado por un conjunto de distintos tés, granos y frutas. Entre sus ingredientes podemos encontrar arroz integral, arroz moreno, cebada, lágrimas de Job, habucha, hoja de morera y sésamo. Esta infusión es muy popular gracias a sus propiedades nutritivas y saludables, y es aconsejable para los diabéticos, ya que se puede tomar luego de las comidas y no posee grandes cantidades de azúcar.

Leche de arroz

A pesar de no ser una infusión, es muy bueno tener en cuenta este producto hecho de arroz, que en occidente no se conoce mucho. Este tipo de leche, en comparación con la leche de vaca, no contiene grandes cantidades de calcio ni de proteínas, pero sí posee mayor cantidad de carbohidratos. La leche de arroz no contiene lactosa ni colesterol, y en su versión comercial se la puede encontrar fortificada con vitaminas, minerales, calcio, vitamina B12, vitamina B3 y hierro. Además, en su versión comercial viene saborizada, pudiéndosela encontrar en sabor original, vainilla, chocolate y almendra. También existe una versión dulce, que se endulza con caña de azúcar y otros azúcares.

Esta leche es ideal para personas que sufren de intolerancia a la lactosa, personas que sufren de alergia a la soja o a otros lácteos. Es especial para poder sustituir la leche de vaca o de soja en muchas recetas.

Receta de Genmaicha
Ingredientes

Arroz integral, cantidad necesaria
Hojas de té verde, cantidad necesaria
Agua

Preparación

Colocar una capa fina de arroz integral en una sartén y calentar a fuego lento. La capa debe ser fina para que los granos se tuesten parejos. Tostar el arroz hasta que adquiera un color marrón oscuro y emita un aroma a frutos secos tostados. Esto toma alrededor de 5 minutos.
Cuando esté listo, dejar enfriar el arroz en un plato y luego colocarlo en un recipiente de vidrio para almacenarlo.
La cantidad de cucharadas necesarias para preparar una taza de té dependen del gusto de cada uno, pero una cucharada de arroz integral tostado

 
ARTÍCULOS RECOMENDADOS