Entretenimiento, Estados Unidos

La hija de Obama salpicada por el escándalo del productor Harvey Weinstein

La hija de Obama salpicada por el escándalo del productor Harvey Weinstein
Compartir

Harvey Weinstein, productor de Hollywood, y contribuyente demócrata, fue acusado la semana pasada de tres décadas de acoso sexual. Weinstein tenía vínculos con el ex presidente Barack Obama, quien a partir del 10 de octubre permanece en silencio.

Mientras algunos republicanos y demócratas se unieron para acusar a Weinstein, otros mencionaron otra conexión que el ex presidente Obama tenía con el empresario: su hija Malia Obama consiguió un período de práctica en la compañía del productor cinematográfico, reportó Newsweek.

Malia, de 19 años, la hija mayor de Obama, obtuvo una pasantía después de que su padre dejara el cargo de presidente estadounidense a principios de este año, según The Hollywood Reporter.

Trabajaba para la oficina de la ciudad de Nueva York y, según TMZ, estaba “entusiasmada en el departamento de producción/desarrollo”. Su trabajo consistía en “leer guiones y decidir cuáles pasaban a Weinstein”.

La investigación del New York Times sobre el productor también mencionó la pasantía de la hija de Obama y además reveló que pagó por lo menos a ocho mujeres que lo acusaban de acoso sexual.

La Compañía del productor despidió a Weinstein el domingo pasado, después de que la historia se difundiera.

Frank Rich, productor ejecutivo de Veep y escritor neoyorquino, cuestionó la decisión de los Obama de enviar a su hija Malia a trabajar allí.

“El misterio más grande de la historia de @nytimes Weinstein: Cómo padres ejemplares como los Obama dejaron que su hija trabajara allí. Los rumores estaban ahí fuera”, escribió Rich en Twitter.

Weinstein fue un contribuyente importante de candidatos demócratas y algunos, entre ellos la senadora por Massachusetts Elizabeth Warren y el senador por Nueva Jersey Cory Booker, se comprometieron a donar las sumas equivalentes a la caridad, reportó Newsweek.

Los Obama también tuvieron su propia historia con el empresario, el productor contribuyó a la campaña de Barack Obama, y en noviembre de 2013, la Primera Dama Michelle Obama agradeció a Weinstein en un importante acontecimiento.

“Esto es posible gracias a Harvey. Es un ser humano maravilloso, un buen amigo y es una fuerza motriz”, dijo en ese momento.

En una declaración al diario The Times el jueves pasado el productor no pareció negar las acusaciones, en cambio, se disculpó.

“No aprecio la forma en que me comporté con mis colegas en el pasado, provoqué mucho dolor, y sinceramente me disculpo por ello. Aunque estoy tratando de hacerlo mejor, sé que me queda un largo camino por recorrer”, escribió en una declaración.

(Foto: La entonces Secretaria de Estado Hillary Rodham Clinton y el productor Harvey Weinstein en la Gala TIME 100, en Jazz at Lincoln Center el 24 de abril de 2012, en la ciudad de Nueva York. (Larry Busacca/Getty Images for TIME))

Hillary Clinton, que también recibió contribuciones del productor, se mantuvo inicialmente callada sobre el escándalo hasta después de cinco días, el 10 de octubre, cuando finalmente emitió una declaración en la CNN.

“Me quedé conmocionada y horrorizada por las revelaciones sobre Harvey Weinstein. La conducta descrita por las mujeres que se presentan no puede ser tolerada. Su valor y el apoyo de los demás es crítico para ayudar a detener este tipo de comportamiento”, expresó en la declaración. No hizo mención alguna de las contribuciones del empresario.

Según la CNN, Weinstein donó la mayor parte de su dinero a Hillary, sumando un total de más de 15,000 dólares en múltiples campañas políticas y elecciones.

Mientras la controversia provocaba reacciones tanto de políticos como de celebridades, Corey Lewandowski, ex gerente de campaña del actual presidente Donald Trump, escribió en una columna para The Hill que “los demócratas de Harvey Weinstein… viven de una manera y predican que todos los demás tienen que ajustarse a las normas establecidas”.


Compartir
TE RECOMENDAMOS
EN FOCO