Tradiciones chinas

¿Por qué el comunismo quiso eliminar la escritura china?

Históricamente, los caracteres chinos ayudaron a mantener una identidad unificada a través de diversos grupos étnicos y comunidades lingüísticas

¿Por qué el comunismo quiso eliminar la escritura china?
Compartir

Amor sin corazón, aldeas despobladas. Volar con una sola ala, cayendo en un pozo; se nos dice que esto es “progreso”.

Lo anterior puede sonar como las líneas iniciales de historias acerca de calamidades o distopías kafkianas, pero de hecho son todas interpretaciones válidas y tal vez inevitables de la escritura moderna china.

Gakkiron_1-480x646

Caligrafía china clásica escrita por una emperatriz japonesa del siglo VIII. (Wikipedia Commons)

La escritura china hace hincapié en el significado más que en el sonido, lo que lo distingue de casi todas las demás lenguas vivas del mundo. Pero en la China de hoy, donde las autoridades comunistas introdujeron caracteres simplificados en nombre de la modernización, incluso los conceptos básicos han sido socavados por las formas alteradas de las palabras escritas.

Una de las cosas que los comunistas hicieron cuando tomaron el poder en China, hace 68 años, fue la de atacar a todo lo que veían como “contrarrevolucionario”. Este asalto concernió principalmente a las relaciones sociales y la fe religiosa, pero también se vio afectado el lenguaje.

Después de las reformas, el caracter de “amor” tuvo el “corazón” eliminado; el símbolo de “volar” perdió una de sus alas, y el caracter que significa “entrar” o “avanzar”, que solía contener un símbolo que significa “pájaro”, fue cambiado para incluir “pozo” (el caracter usado para escribir agua o suicidio). A “aldea” le sacaron dos tercios de su tamaño, es decir, la parte que significa “persona”.

Otros ejemplos: El carácter de “sabio” o “santo”, ya no cuenta con su “boca” y “oído”, lo que sugiere un intelectual sin mente. A la “harina” le han sacado el “trigo.” La palabra “hijo” o “niño”, que una vez simbolizó el cráneo en desarrollo de un bebé, fue decapitada. “Comprar” ahora consiste en un “cuchillo” que cuelga desafiante sobre una “cabeza”.

Escritura simplificada, historia desconectada

Para descubrir cómo ocurrió esta cruel profanación de la escritura tradicional de China, debemos mirar la historia reciente.

Los caracteres chinos datan de tiempos legendarios, y fueron codificados por el Primer Emperador de China alrededor de 220-210 a. C., hace más de 2.000 años. Aunque algunos estilos caligráficos o epistolares facilitaron el uso de atajos no oficiales según el gusto personal del escritor, las formas oficiales permanecieron en su mayoría sin cambios hasta la historia reciente.

En el siglo XX, sin embargo, China sufrió guerras y revoluciones culturalmente devastadoras. La última dinastía imperial, la dinastía Qing (1644-1911) se derrumbó y fue reemplazada por una república que luchó contra los jefes militares para gobernar el país. Tratando de diagnosticar las debilidades de China, algunos intelectuales radicales dirigieron su frustración hacia la propia cultura tradicional.

 

Destroy_the_old_world_Cultural_Revolution_poster-480x660

“Destrozar al viejo mundo, crear un nuevo mundo”. Carteles como este fueron comunes durante los movimientos políticos comunistas en China. (Wikipedia Commons)

Entre estos eruditos, Fu Sinian llamó a los caracteres chinos “escritura de bueyes-demonios y dioses-serpientes”. Lu Xun, un novelista que más tarde se hizo famoso por el establishment comunista, resumió su visión de la escritura del país declarando: “Si los caracteres chinos no se destruyen, China perecerá”.

Cuando el Partido Comunista Chino decidió simplificar los caracteres chinos, muchos intelectuales estuvieron en contra de los cambios, pero fue en vano. El mismo Presidente Mao estaba a favor de la simplificación, seguido por la erradicación total de la escritura ideográfica tradicional china. Los primeros documentos que promulgan caracteres chinos simplificados para el uso oficial aparecieron en 1956 y luego en 1964.

El erudito y famoso arqueólogo Chen Mengjia, quien se había pronunciado en contra de la simplificación, fue etiquetado como “derechista” y enviado a un campo de trabajo forzado en 1957. En 1966, al comienzo de la Revolución Cultural, fue severamente criticado y conducido al suicidio.

Mientras los caracteres simplificados se han vuelto omnipresentes en China continental, las escrituras tradicionales permanecen en uso en Taiwán y Hong Kong. Por otra parte, los planes para acabar completamente con los caracteres chinos (como fue en el caso de Vietnam, donde la escritura sino-vietnamita fue reemplazada por un sistema romanizado ideado por los colonos franceses) nunca llegaron a materializarse.

¿Tradicional o simplificado?

Como la nación con mayor población es la que hace más conexiones con el resto del mundo, el estudio del chino como idioma extranjero, está ganando rápidamente popularidad. A menudo, los estudiantes de chino en universidades estadounidenses y escuelas secundarias tienen la posibilidad de escoger entre tradicional y simplificado, pero el enorme tamaño y la influencia de la parte continental hace que la mayoría de las personas aprendan por defecto el simplificado. Estudiar los caracteres tradicionales significa ir contra la corriente.

Sin embargo, la escritura tradicional china es esencial para una comprensión más profunda del idioma. Muchos caracteres fueron simplificados en base al lenguaje moderno, haciendo caso omiso a los antiguos estilos que enfatizaban la sutileza y el significado profundo de varias capas. Esto es válido especialmente para los textos fundamentales de los grandes filósofos y escritores de la antigüedad, que con cuidado y moderación eligieron sus palabras.

Históricamente, los caracteres chinos ayudaron a mantener una identidad unificada a través de diversos grupos étnicos y comunidades lingüísticas en una nación del tamaño de Europa, y lo utilizaron como lengua franca escrita, incluso entre los literatos de las naciones fuera de China. El idioma japonés cotidiano sigue utilizando miles de caracteres chinos en conjunto con su propia escritura fonética, y cuando coreanos y estudiosos vietnamitas estudian sus propias historias, ellos primero deben lograr la alfabetización en la antigua escritura china.


Compartir
TE RECOMENDAMOS
EN FOCO