Arte

La escultura gigante en Italia que esconde un secreto en su interior

La escultura gigante en Italia que esconde un secreto en su interior
La impresionante escultura en Florencia, Italia, esconde un secreto en su interior (Flirck)
Compartir

Sabemos de maravillosas obras de arte realizadas por el hombre, pero esta es emblemática ya que combina la mano del hombre con la naturaleza.

A finales del siglo XVI, el famoso escultor italiano Giovanni Da Bologna construyó una épica y gigantesca escultura de tiene la particularidad de ser mitad montaña.

Este “Dios” de la montaña, conocido como Appennino, cuenta con 12 metros de altura y se emplaza sobre el suelo del Parco di Mediceo Pratolino en Florencia, Italia.

El maravilloso detalle de su barba de roca (Flirck)

El maravilloso detalle de su barba “de roca” (Flirck)

La belleza de esta monumental obra de arte es enfatizada por la fusión entre los materiales humanos con la naturaleza.

Es así como la escultura parece salir de un nicho de rocas que lo rodean, mientras su textura y sus formas hechas de piedra se asemejan al cemento.

La obra se realizó con el fin de crear un símbolo de los famosos Apeninos italianos.

El secreto en su interior

La colosal escultura esconde un maravilloso secreto. En su interior yace una gran cantidad de salas con diferentes funciones que hicieron que este coloso pudiese volver a la vida.

Este modelo reducido revela las habitaciones ocultas dentro del gigante.

Este modelo reducido revela las habitaciones ocultas dentro del gigante.

El monstruo que sostiene su mano izquierda, arrojaba agua desde una corriente subterránea que desembocaba en un pequeño espacio con peces.

Además se dice que en su cabeza hay un espacio que se construyó para situar una fogata, de manera que cuando se encendiese, podría emitir humo por su nariz.

Entrada al interior del Appennino

Entrada al interior del Appennino

Una maqueta reducida revela las habitaciones ocultas dentro del “gigante”.

Salas internas

Salas internas

Si visitas Florencia, no dejes de pasar a conocer al “Dios” de los Apeninos.


Compartir
TE RECOMENDAMOS
EN FOCO