Arte

Esculturas milenarias que muestran la magia de la sonrisa

Esculturas milenarias que muestran la magia de la sonrisa
Caritas sonrientes en escultura de Veracruz en muestra del INAH de México.. (Vídeo de Jorge Cruz)
Compartir

Contagiosas caritas sonrientes de más de cien esculturas de Mesoamérica fueron recolectadas en Veracruz, México, para una excepcional muestra titulada: “Magia de la sonrisa en el Golfo de México”, la cual ya fue expuesta con éxito en Brasil y hoy se encuentra temporalmente en el Museo de las Culturas de Oaxaca.

Las figuras datadas entre 100 años a.C hasta 900 d.C. han sido descubiertas en el centro-sur y sur de la costa del Golfo de México, en una región cultural bastante heterogénea, que se extiende a lo largo de 800 km, desde el sur de Tamaulipas hasta los pantanos del oeste de Tabasco, donde está la frontera con las Tierras Bajas Mayas del Sur.

Pertenecen a pueblos de características comunes pero influenciados por muchas culturas, tales como los mixe, zoque y nahua, cuyas lenguas, perduran localmente hoy, junto con las de los totonacas, tepehuas, huastecos, popolucas, zapotecos, entre otras.

Los expresivos rostros aparentan revelar una simple felicidad ajena a los terroríficos rituales de asesinatos y sacrificios que caracterizaron a la cultura de Mesoamérica durante su decadencia.

Sonrisa en escultura de Veracruz en muestra del INAH de México.. (Vídeo de Jorge Cruz)

Sonrisa en escultura de Veracruz en muestra del INAH de México.. (Vídeo de Jorge Cruz)

Representan “casi mil años de tradición cultural del Golfo”, destacó el arqueólogo Pedro Francisco Sánchez Nava, coordinador nacional de Arqueología del INAH (Instituto Nacional de Antropología e Historia) de México) y curador de la exposición.

“Las “caritas sonrientes” son piezas que personifican rostros únicos y aunque repiten actitudes, adornos y atuendos, la expresión no es igual”, señaló el arqueólogo, agregando que “las personas no sonríen de la misma forma ante eventos inesperados, sentimientos de alegría o nerviosismo”.

Caritas sonrientes en escultura de Veracruz en muestra del INAH de México.. (Vídeo de Jorge Cruz)

Caritas sonrientes en escultura de Veracruz en muestra del INAH de México.. (Vídeo de Jorge Cruz)

Son sonrisas de hombres y mujeres, y excepcionalmente niños, hallados en su mayoría como obras de arte en contextos domésticos, aunque también en algunas ofrendas mortuarias.

Bien podrían ser retratos, que quizás “buscaban plasmar en barro a la gente de las propias comunidades”, refirió Sánchez Nava.

Sonrisa en escultura de Veracruz en muestra del INAH de México 3.. (Vídeo de Jorge Cruz)

Sonrisa en escultura de Veracruz en muestra del INAH de México 3.. (Vídeo de Jorge Cruz)

El poeta Octavio Paz, premio Nobel de Literatura, en su libro La magia de la risa citó a las figuras de Veracruz conocidas como figurillas totonacas, y destacó que “ríen a plena luz y con la cara descubierta”.

“No encontramos en ellas ninguno de los atributos divinos (…) Viven en la atmósfera divina pero no son dioses”, señaló Octavio Paz.

Figurillas con caritas sonrientes en escultura de Veracruz en muestra del INAH de México.. (Vídeo de Jorge Cruz)

Figurillas con caritas sonrientes en escultura de Veracruz en muestra del INAH de México.. (Vídeo de Jorge Cruz)

Además el escritor mencionó que estos rostros no poseen “la ambigua fascinación del horror sobrenatural”, refiriéndose escenas de terror del arte de Mesoamérica.

Muchas figurillas son instrumentos musicales como silbatos y flautas, lo que puede explicar la demostración de júbilo, que posiblemente acompañaba a las fiestas de hace dos milenios.

Sonrisa en escultura de Veracruz en muestra del INAH de México.. (Vídeo de Jorge Cruz)

Sonrisa en escultura de Veracruz en muestra del INAH de México.. (Vídeo de Jorge Cruz)

Las que cumplen esta función, según la arqueóloga Ma. José Reyes Parroquín, se destacan por su posición erguida con los brazos levantados a la altura de la cara.

En algunas se puede observar claramente rostros con deformación craneana de tipo tabular oblicua, así como el limado de los dientes que se asoma entre la sonrisa.

Caritas sonrientes en escultura de Veracruz en muestra del INAH de México.. (Vídeo de Jorge Cruz)

Caritas sonrientes en escultura de Veracruz en muestra del INAH de México.. (Vídeo de Jorge Cruz)

Hay también figurillas que varían de tamaño entre 15 y 50 centímetros y fueron elaboradas a partir de moldes. Aquí los rostros lucen un particular tocado, que puede ser trapezoidal, rectangular o en forma de gorro. Viene adornado con diseños de aves, monos, reptiles, adornados con líneas de todo tipo. Tienen el cuerpo entero y otras sólo la cabeza.

Caritas sonrientes en escultura de Veracruz en muestra del INAH de México.. (Vídeo de Jorge Cruz)

Caritas sonrientes en escultura de Veracruz en muestra del INAH de México…(Vídeo de Jorge Cruz)

Aunque algunas fueron usadas como compañía de un difunto en su viaje hacia el inframundo, la mayoría de las figuras “se hallaron en contextos domésticos, en campos agrícolas, cuerpos de agua y vertederos, (depósitos con cabecitas). Las piezas proceden de sitios arqueológicos como El Zapotal, La Higuera, Isla de Sacrificios, Patarata, La Campana y Remojadas, entre otros, en Veracruz”.

Sobre los vertederos el arqueólogo Sánchez Nava detalló son grandes acumulaciones de material a orillas de montículos. Entre los principales donde se han encontrado muchas figurillas sonrientes son Dicha tuerta, Nopiloa, Apachital, Loma de los Carmona y Los Cerros.

Caritas sonrientes en escultura de Veracruz en muestra del INAH de México.. (Vídeo de Jorge Cruz)

Caritas sonrientes en escultura de Veracruz en muestra del INAH de México.. (Vídeo de Jorge Cruz)

Se cree que estos vertederos son los rastros de los festejos cada 52 años, tiempo en que se tarda en coincidir los calendarios mesoamericanos de 260 días y 365 días.

Referente a los tocados de las ofrendas mortuarias  del periodo Clásico en la Costa del Golfo (200-900 d.C.), se han los diseños de Mictlantecuhtli, el señor de la muerte; Macuilxóchitl (espíritu de los hombres que murieron en las batallas); Quetzalcóatl, en su representación de Ehécatl (Dios del viento) y Tlahuizcalpantecutli y su asociación con Venus.

Caritas sonrientes en escultura de Veracruz en muestra del INAH de México.. (Vídeo de Jorge Cruz)

Caritas sonrientes en escultura de Veracruz en muestra del INAH de México.. (Vídeo de Jorge Cruz)

A nivel de arte escultórico hay que recordar que en la costa del Golfo de México se han desenterrado en el pasado más de un centenar de monumentales de rostros gigantescos de la cultura Olmeca que aún hoy son un enigma para la sociedad. Al respecto, el arqueólogo del INAH destaca que los grandes monolitos conocidos como Cabezas Colosales, los rasgos risueños no son una constante, sino una excepción.

Escultura Olmeca sonriente. (Wikimedia Commons)

Escultura Olmeca sonriente. (Wikimedia Commons)

Considerando los diferentes tipos de sonrisas: falsa, amortiguada, sincera, burlona, desdeñosa, temerosa, triste, etc. los arqueólogos mexicanos creen que las expresiones faciales de sus figurillas, “en su mayoría, muestran una sonrisa sincera y en ningún caso se ha identificado una triste”.

El INAH cita que estas expresiones del arte de la costa del Golfo se han estudiado desde finales del siglo XIX por Leopoldo Batres, Francisco del Paso y Troncoso, Hermann Strebel, Franz Blom y Oliver La Farge. Más tarde, en la década de los años 50 del siglo XX, Alfonso Medellín Zenil presentó las tipologías que sirvieron para la actual muestra.

Caritas sonrientes en escultura de Veracruz en muestra del INAH de México.. (Vídeo de Jorge Cruz)

Caritas sonrientes en escultura de Veracruz en muestra del INAH de México.. (Vídeo de Jorge Cruz)

Además refiere a Eduardo Planchart, quien estudió en el 2000 la risa en Mesoamérica. y definió a las caritas sonrientes son representaciones de arte simbólico; y a la investigadora Cherra Wyllie, quien concluyó que al menos las figurillas de El Zapotal, Veracruz, estudiadas en 2008, estas eran dedicadas a la deidad de la muerte.

“El gesto risueño de las “caritas sonrientes” es un enigma, pero lo que ciencia y arte han podido descifrar sobre estas figurillas prehispánicas se da conocer ahora en el catálogo de la exposición Magia de la sonrisa en el Golfo de México, que tras su exitoso paso por Río de Janeiro, Brasil, en el marco de los pasados Juegos Olímpicos, a partir de este domingo se presenta en el Museo de las Culturas de Oaxaca”, señala INAH.

Sonrisa en escultura de Veracruz en muestra del INAH de México ,.. (Vídeo de Jorge Cruz)


Compartir
TE RECOMENDAMOS
EN FOCO