Cultura, Tradiciones chinas

El Idioma chino es el lenguaje cósmico

El Idioma chino es el lenguaje cósmico
(Foto: The Ali Mir)
Compartir

El chino original es un lenguaje cósmico. ¿Por qué? En primer lugar, su estructura es como la del cosmos.

Todos los idiomas principales de la actualidad que no derivan del chino se escriben con alfabetos que representan sonidos, y son los sonidos los que se atribuyen caprichosamente determinados significados.

La estructura de todo el cosmos está dada por elementos pequeños que forman elementos más grandes. Por ejemplo, ciertas partículas forman ciertos tipos de átomos.

Distintas combinaciones de los átomos forman distintos tipos de moléculas; y diversas combinaciones de estas forman, a su vez, estructuras y tejidos que, combinados, forman la enorme variedad de objetos que conocemos y con los que entramos en contacto diariamente en este nivel de partículas en el que existimos.

Pero no termina ahí, porque estas combinaciones luego forman a los astros, que forman constelaciones y galaxias, etcétera. El ser humano no conoce el límite de esta ecuación.

De la misma forma, el idioma chino está formado por líneas que generan pequeños símbolos, los cuales incorporan visual y directamente los primeros significados (no representan sólo sonidos).

Estos pequeños símbolos luego se combinan para formar un significado conjunto. En muchos casos, estas combinaciones de significados guardan un sentido fácilmente identificable.

Por ejemplo, con (mu: madera) se forma 林 (lin: forestación, bosque) y también 森 (sen: selva, multitud de árboles, etc).

(Foto: Ulana Switucha)

(Foto: Ulana Switucha)

Luego cada carácter tiene diversas connotaciones según el sentido de la frase. Asimismo, las combinaciones de caracteres forman nuevos significados; por ejemplo, si a 木 (madera) se lo combina con 工 (gong: trabajo), queda 木工 (mu gong: carpintería).

Por eso, en el idioma chino no hay conjugación de tiempo, ni singular o plural, ni masculino o femenino, ni preposiciones que encierren nuestro pensamiento en un tiempo fijo u otros conceptos propios de las percepciones superficiales de este mundo.

Los lenguajes corrientes normalmente obligan en su estructura a especificar tiempo, género y número. Pero en el complejo cosmos, los conceptos de tiempo, género y número no pueden limitarse al entendimiento de los humanos en nuestro mundo cotidiano.

Por eso, en el idioma chino no hay conjugación de tiempo, ni singular o plural, ni masculino o femenino, ni preposiciones que encierren nuestro pensamiento en un tiempo fijo u otros conceptos propios de las percepciones superficiales de este mundo.

Uno se da cuenta del tiempo sólo por el contexto. Lo mismo sucede con el número y el género. En muchos casos no se sabe qué es plural o singular, y tampoco existe el femenino o el masculino.

Así es que cuando uno empieza a analizar este idioma, se da cuenta de que detrás de su simpleza (sin pretérito pluscuamperfecto, subjuntivo, condicional, futuro, etc.) existe un lenguaje verdaderamente cósmico, especialmente el chino antiguo.

Las formas, que caracterizan la estructura del cosmos, dan lugar a la belleza, que es también una de las cualidades que manifiestan cuando éste se encuentra en un estado armónico y no de caos.

La escritura china, al guardar las formas, es entonces bella, y consecuentemente se ha constituido en un arte. Las familias eruditas colgaban los rollos con caracteres escritos con pincel como si fueran un cuadro. Los ideogramas escritos con pinceles demuestran en cada trazo una gracia suave y, al mismo tiempo, fuerza y energía.

La escritura china, al guardar las formas, es entonces bella, y consecuentemente se ha constituido en un arte

A pesar de que los caracteres pasaron por algunas modificaciones a través de los siglos, los ideogramas tradicionales de más de 2.500 años sufrieron el mayor cambio en 1956, cuando el Partido Comunista Chino decidió simplificarlos para reemplazar a los caracteres tradicionales en la escritura de China.

En 1956 se publicó la primera lista de caracteres reformados. Esto, para muchos, fue el comienzo de una destrucción de la tradición cultural milenaria, porque los caracteres chinos son una parte fundamental de la cultura china; la escritura tiene una relación intrínseca con la cultura de la nación. Los chinos antiguos creían que la cultura china era semidivina porque había sido transmitida por los dioses, y que dicha escritura es semejante a la forma de escritura usada en el Cielo.

De hecho, los caracteres reflejan una profunda relación del hombre con el Cielo. Por eso, para algunos académicos tradicionalistas, simplificar los caracteres inventando nuevas formas –al punto de que no se reconoce el carácter– significa casi una aniquilación de la cultura tradicional, ya que los caracteres tradicionales representan las formas tal como han sido legadas por una tradición cultural milenaria.

Relación del hombre con el cosmos en los ideogramas

(Foto: Natasha Sutherland / EyeEm)

(Foto: Natasha Sutherland / EyeEm)

Aunque muchos caracteres han pasado por cambios y modificaciones, los más básicos todavía mantienen su origen y manifiestan su relación con el cosmos. Por ejemplo, el carácter chino 人 (ren) –‘ser humano’– es muy simple, pero profundo. Con tan solo dos trazos, 人 identifica al hombre como una vida única y especial, porque el hombre es el único ser camina erguido con dos piernas. Observamos que 人tiene la silueta de una persona levemente inclinada hacia adelante, lo que denota una persona humilde, con gratitud, modesta y cortés.

Apoyado sobre sus dos pies, el ‘人’ apunta hacia el cielo como los pinos y cipreses. Pero los árboles no se pueden mover, pues tienen las raíces en la tierra. Los animales sí pueden moverse, pero no caminan erguidos, sino que andan recostados sobre sus patas, flotando o volando, o a lo sumo sentados o acuclillados. Solo una persona es capaz de mantenerse erguida, llenando la Tierra y el Cielo con su noble espíritu, y caminando entre ambos. Por eso, entre todas las miríadas de vidas, el 人 es superior a todas.

Este ideograma simple pero con connotaciones profundas evoluciona en otros símbolos también con ricos significados internos. Si ponemos los brazos en 人 ‘humano’, se vuelve 大(da)‘grande’; y con un “techo” encima se convierte en 天 (tian) “cielo”. En el ideograma del cielo 天 se ve a un humano, una gran persona bajo el Cielo, y significa que el hombre viene del Cielo. En este simple signo está el origen del hombre.

女 Mujer y男 Hombre

Los ideogramas chinos siempre reflejan el entorno cultural de China. Por ejemplo, la ‘mujer’ 女se representa con un símbolo redondeado y suave. Si se agrega 子 ‘hijo’ al lado de ‘mujer’ 女, se forma el ideograma好que significa ‘bueno’. Una mujer con un hijo es algo bueno. Cuando la mujer está bajo el radical usado para ‘techo’ 安, significa ‘tranquilidad’ o ‘paz’. Tener una mujer bajo el techo significa tranquilidad.

Por el contrario, el concepto de 男‘ masculino’ u ‘hombre’ es un ideograma compuesto por dos símbolos, uno que significa ‘fuerza’ 力y otro colocado por encima de éste que significa ‘campo’田, lo que denota que el hombre es la fuerza que trabaja en el campo para mantener a la familia.


Compartir
TE RECOMENDAMOS
EN FOCO