Cultura, Tradiciones chinas

La virtud del perdón y la generosidad

La virtud del perdón y la generosidad
Crédito: VII-photo
Compartir

(Minghui.org) Como dice un proverbio: “Nadie es perfecto. Todo el mundo comete errores”. Incluso personas conocidas por sus excepcionales méritos no son inmunes a cometer errores. Por lo tanto, es desconcertante que alguien no pueda tolerar los errores de los otros.

Si una persona siempre echa la culpa a todos los demás y nunca piensa en sus propios errores cada vez que hay un conflicto, va a hacer enemigos. Es casi imposible ganar amigos si uno carece de las virtudes del perdón y la generosidad. Y otros serán menos propensos a perdonar o a ser generosos a cambio.

Varios personajes notables de la dinastía Tang (618-907 DC) resolvieron rencores con generosidad, como en la historia de Du Chuke.

Compensando el odio con perdón

Du Chuke sirvió en ejército de Wang Shichong con su tío Du Yan. Sus posibilidades de ascenso eran bajas, ya que Wang, que había cobrado prominencia después de derribar al último emperador de la dinastía de Sui (581-618 D.C.), fue sitiado por los ejércitos de Tang en el oeste.

El tío, Du Yan, odiaba a Du Chuke y a sus hermanos. Su hermano mayor fue asesinado por orden de Wang Shichong, porque Du Yan lo odiaba. El mismo Du Chuke fue arrojado a la cárcel, donde casi murió de hambre. Sin embargo, él no abrigaba ningún rencor contra su tío.

Después de que el general Tang Li Shimin (598-649 AD) derrotó a Wang Shichong, Du Yan enfrentó su ejecución por servir a Wang Shichong.

El otro hermano mayor de Du Chuke, Du Ruhui, era un asesor principal de Li Shimin. Du Chuke fue a ver a su hermano y le rogó con lágrimas en los ojos que salvara la vida de su tío. Primero, Du Ruhui se negó.

“Nuestro tío ya ha asesinado a nuestro hermano mayor”, dijo Du Chuke. “Si lo matan, acelerará el final de nuestra línea familiar. Esto es tan triste”.

Du Ruhui se conmovió. Dejó ir su resentimiento y pagó el odio de su tío con generosidad. Por pedido de Du Ruhui, Li Shimin salvó vida de Du Yan.

Culpado injustamente de generar discordia

Después de su liberación, Du Yan estaba a punto de unirse a las filas del príncipe Li Jiancheng, que era el hermano mayor de Li Shimin y su oponente. Fang Xuanling, un asesor principal de Li Shimin, estaba preocupado por la amenaza que Li Jiancheng plantearía si reclutaba Du Yan. Fang sugirió que Li Shimin asignara a Du Yan a una posición donde su talento tendría buen uso.

En el año 625, una rebelión explotó. Después de ser reprimida, los rebeldes confesaron que estaban siguiendo órdenes de príncipe Li Jiancheng, pero culparon a Du Yan de instigar discordia entre el príncipe Li Jiancheng y Li Shimin. Li Shimin era consciente de que Du Yan era inocente y lo recompensó con 300 onzas de oro.

Después de que Li Shimin asumió como Emperador Taizong de Tang en 626, nombró a Du Yan como ministro a cargo de toda la jerarquía de los funcionarios públicos. Más de 40 funcionarios fueron promovidos para servir en la corte imperial por recomendación de Du Yan, y muchos sobresalieron en el servicio al país.

Una vida perdonada

Después de salvar la vida de su tío, Du Chuke vivió como un ermitaño en las montañas de Song en lo que hoy es la provincia de Henan, a cientos de millas al este de la capital Tang. Volvió a servir en la corte imperial en 630, donde ascendió al rango de Ministro.

Du Chuke fue sorprendido sobornando a funcionarios de la corte imperial en nombre del cuarto hijo del Emperador Taizong, que fue visto como interrumpir la sucesión del gobierno imperial que ya había planeado el Emperador Taizong.

Cuando Taizong se enteró sobre papel de Du Chuke, no dijo nada a nadie.Anunció la implicación de Du Chuke cuando el crimen salió a la luz, pero le perdonó su vida. Entonces asignó a Du Chuke para el cargo de Comisionado del Condado, para que así pudiera resarcir sus transgresiones sirviendo al país.

Así Du Chuke, que había tratado a su tío justamente en el pasado, fue al final recompensado con bondad.

Así fue cómo personas de diversos orígenes en la dinastía Tang subsanaban rencores –mediante la concesión del perdón y tolerando los errores de los demás. De esta forma la dinastía Tang floreció durante el reinado del Emperador Taizong.

(Adaptado del “Libro de Tang”, biografía volumen 16)

Artículo original aquí.


Compartir
TE RECOMENDAMOS
EN FOCO