Astronomía, Descubrimientos, Noticias

Esta roca encontrada en Egipto es más vieja que nuestro Sistema Solar y su origen es un misterio

Esta roca encontrada en Egipto es más vieja que nuestro Sistema Solar y su origen es un misterio
Fragmento de Hypatía, la misteriosa piedra interestelar que resultó ser más antigua del Sistema Solar (Karmaka.de)
Compartir

En 2013 algunos investigadores sorprendieron al mundo al decir que una rara piedra descubierta en Egipto, llamada Hypatia, no era terrestre. Mas tarde se supo que tampoco era similar a ningún meteorito conocido. ¿Entonces de donde viene?

Un nuevo estudio reveló que los componentes encontrados en su interior son únicos y aún más que sorprendentes: Hypatia es interestelar y “tiene un conjunto de materiales pre-Solar que no ha cambiado”.

Eso significa que “estuvo (volando) por el espacio desde antes de que se formara nuestro Sol, la Tierra y los otros planetas de nuestro Sistema Solar”, y luego cayó a nuestro planeta.

Esta conclusión fue publicada el 10 de enero por la Universidad de Johannesburgo.

Sus minerales son totalmente exóticos y vienen de tiempos tan remotos.

“Los compuestos micro-minerales exóticos en la piedra ‘Hypatia’ no se conocen en la Tierra, en otros lugares de nuestro sistema solar o en meteoritos o cometas conocidos”, señaló el profesor Jan Kramers de la Universidad de Johannesburgo, líder del equipo.

En diciembre de 1996, Ali Barakat descubrió la pequeña roca en el sudeste de Egipto, en la misma área donde se descubrió antes un raro vidrio, similar al usado en las joyas de Tutankamon.

Foto: Fragmentos de Hypatía, la misteriosa piedra interestelar que resultó ser más antigua del Sistema Solar (Mario Martino INAF)

Un pastel de frutas interestelar

El profesor Kramers, al explicar cómo es Hypatía, describió la piedra como un pastel de frutas que cayó de un estante y se agrietó por el impacto.

“Las cerezas glaceadas y las nueces”, en la piedra son los granos minerales que se encuentran dentro.

“La harina que rellena las grietas de la torta caída representan los ‘materiales secundarios’ que encontramos en las fracturas de Hypatia, y que son de la Tierra”, continuó el profesor.

El calculó que la roca antes de entrar a la atmósfera terrestre pudo haber tenido varios metros de diámetro, pero se desintegró en pequeños fragmentos.

Los meteoritos conocidos, todos se formaron después del Sistema Solar, y son diferentes a Hypatía, y por su puesto también la Tierra es diferente a esta rara roca.

“Si fuera posible moler todo el planeta Tierra para que se convirtiera en polvo en un mortero enorme, tendríamos polvo con una composición química similar en promedio a los meteoritos condríticos”, dice Kramers.

Estos meteoritos llamados condriticos tienen una cantidad determinada de elementos: poco carbono y mucho silicio.

Hipatía es diferente: tiene mucho carbono y poco silicio. Por algo se le ha llamado la roca de los micro-diamantes. Esa es la marca que la identifica.

Pero lo más espectacular de Hypatía es que tiene un componente característico del polvo interestelar.

“Este componente principal del polvo interestelar, existía incluso antes de que se formara nuestro sistema solar”, dice el investigador. Se trata de los llamado hidrocarburos poliaromáticos, o PAH.

Los polvos PAH también se encuentra en algunos cometas y meteoritos. que no se han acercado a las estrellas durante un período prolongado, es decir no se han calentado, agrega Kramers.

Foto: Inclusiones de oro en rocas En el caso de Hypatía es aluminio lo que se encuentra de esta manera (Pinterest)

Más rarezas de Hypatía

En Hypatia, todo parece increíble: “El aluminio se presenta en forma metálica pura, por sí solo, no en un compuesto químico ligado a otros elementos”, como en la Tierra.

En nuestro planeta esto sucede con el oro, que es frecuente encontrarlo puro, y no con el aluminio.

“Esta ocurrencia es extremadamente rara en la Tierra y el resto de nuestro sistema solar , de acuerdo a lo que conoce la ciencia “, explica el Dr. Georgy Belyanin, del Centro de Investigación UJ PPM en el Departamento de Geología

Hablando de componentes extraños, además en la piedra se encuentran a la vista, directamente sin partir el trozo de roca: fosfatos de yodo de plata y moissanita (carburo de silisio), algo nunca visto.

“También hay granos de un compuesto que consiste principalmente en níquel y fósforo, con muy poco hierro, una composición mineral nunca antes observada en la Tierra o en los meteoritos”, agrega.

“Cuando Hipatia se encontró que era extraterrestre, era una sensación, pero estos últimos resultados están abriendo preguntas aún más grandes sobre sus orígenes”, comentó Marco Andreoli, un investigador de la Facultad de Ciencias de la Tierra de la Universidad de Witwatersrand, miembro de la investigación.

Los siguientes componentes hacen pensar que Hypatia vagó por el espacio desde épocas tan remotas que incluso el Sol, la Tierra y los otros planetas de nuestro sistema solar, aún no se habían formado.

*Carbono no calentado por el Sistema solar

*fosfuros

*aluminio metálico

*moissanite

Pero hay además hay un grano de la torta que llama la atención de los profesores:

*los granos de níquel-fósforo- hierro, que lleva en su interior.

Estos elementos se encuentran acompañando a los elementos químicos en la Tierra y los demás planetas. Sin embargo “en los granos dentro de Hypatia las proporciones de estos tres elementos son diferentes de las calculadas para nuestro planeta, dice Belyanin.

Esto significa, según los científicos, que “no fueron modificados por un impacto”.

Foto: El Asteroide Oumuama, que pasó cerca de la Tierra, también es de origen interestelar (NASA)

Hypatía cuestiona la ciencia sobre sus orígenes

Generalmente, la ciencia dice que nuestro sistema solar ha sido creado a partir de una enorme y antigua nube de polvo interestelar, la nebulosa solar.

La ciencia también sostiene que la nebulosa solar era homogénea, es decir, el mismo tipo de polvo en todas partes.

Pero la química de Hypatia hace ver que faltan más explicaciones de su origen. Puede ser que vino de un lugar muy remoto.

“Para empezar, no hay minerales de silicato en la matriz de Hipatia, en contraste con los meteoritos condríticos, y planetas como la Tierra, Marte y Venus, donde los silicatos son dominantes”.

Lo que sí se puede afirmar es que Hypatia se formó en un ambiente frío, probablemente, a temperaturas de -196 grados Celsius.

Existe un cinturón de asteroides entre Marte y Júpiter, de donde vienen la mayoría de los meteoritos, en cambo los cometas principalmente llegan del cinturón de Kuiper, más allá de la órbita de Neptuno y alrededor de 40 veces más lejos del Sol, de donde estamos nosotros, los seres humanos.

“Algunos vienen de la Nube de Oort, incluso más lejos. Pero sabemos muy poco acerca de donde vino Hypatia“, dijo Kramers.

Hace poco el telescopio ESO mostró el primer asteroide interestelar, que pasó cerca de la Tierra, denominado Oumuama, Hypatía posiblemente además de ser antiguo, llegó de un raro y lejano lugar Universo.

“El pequeño guijarro del Campo de Cristales del Desierto Libio en el sudoeste de Egipto presenta una tentadora pieza para un rompecabezas extraterrestre que se vuelve cada vez más complejo”, concluye su estudio.


Compartir
TE RECOMENDAMOS
EN FOCO