Astronomía, Noticias

Algo se mueve en el asteroide Ceres, revelan astrónomos de la NASA

Algo se mueve en el asteroide Ceres, revelan astrónomos de la NASA
Ceres y su apariencia externa, y aquella observada por la NASA, que revela otro mundo en su interior. (NASA)
Compartir

Astrónomos que trabajan en la misión Dawn de la NASA revelaron que el gigantesco asteroide Ceres, tiene una superficie de cadenas de pozos, lineas y pequeños cráteres que son producto de un material que brotó del interior a la superficie, no por causas externas de choque con otros asteroides o cometas.

La NASA propone que es el océano descubierto en su interior, que al congelarse se expandió y creo las fracturas.

El equipo analizó el mapa de Ceres, catalogado por la NASA como “planeta menor”, y descubrió más de 2000 eventos lineales de más de un kilómetro de longitud, que están fuera de los cráteres de impacto.

Además observó que hay cráteres y pozos que son de naturaleza diferente.

Efectivamente los astrónomos dicen que hay cadenas de cráteres secundarios y depresiones circulares creadas por fragmentos arrojados después de algún impacto contra Ceres, pero también existen cadenas de pozos y fracturas superficiales, que avalan la presencia de un océano que se movilizó.

El estudio observó que estos pozos, aunque son notablemente similares los cráteres secundarios, son comparativamente más redondos y carecen de bordes elevados.

Se descarta que sean producto de un impacto externo, pues no hay evidencias que Ceres haya sufrido algunos muy fuertes.

Foto: Superficie de Ceres. (Dawn-NASA)

“La explicación más probable, según los científicos de Dawn, es que un material del interior de Ceres afloró en la región donde se formaron las cadenas de hoyos. El material puede haber fluido hacia arriba porque es menos denso que los materiales circundantes”, dijo Jennifer Scully, líder del estudio científico realizado por la misión en el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA.

Esta conclusión, dice Scully, “coincide con la idea de que, cientos de millones (hasta mil millones) de años atrás, los materiales debajo de la superficie de Ceres fueron empujados hacia el exterior, creando fracturas en la corteza”.

Cráter Occator de Ceres. Allí se observan varios puntos brillantes y otro cráter interior de unos diez kilómetros de diámetro y medio kilómetro de profundidad. (NASA / JPL-Caltech / UCLA / MPS / DLR / IDA)

Foto: Uno de los grandes enigmas aún por descifrar para los astrónomos han sido estos puntos brillantes encontrados en algunos de los cráteres de Ceres. (NASA-JPL-UCLA-Caltech)

La investigadora entonces afirmó que “cuando este material se movió hacia arriba desde la superficie de Ceres, porciones de la capa externa se separaron formando las fracturas”.

Un océano se mueve en su interior

Otros dos estudios publicados por la NASA en octubre, indicaron que diseminados en la superficie de Ceres encontraron minerales que contienen agua, lo que sugiere que el “planeta enano” pudo haber tenido un océano global en el pasado. Esto obligó a hacerse las siguientes preguntas: ¿Qué pasó con ese océano? ¿Podría Ceres seguir teniendo líquido hoy?

Asteroide Ceres, colores reales

Foto: Colores del asteroide Ceres observados desde la nave espacial Dawn, mediante filtros de color. (NASA / JPL-Caltech / UCLA)

Ellos sugirieron que debajo de la corteza mas rígida se encuentra otra más blanda, que incluye residuos de su océano congelado. Ahí los instrumentos de medición registran que la densidad es más baja.

Por lo tanto propusieron que la mayoría del antiguo océano de Ceres “está ahora congelado y atado en la corteza, quedando en forma de hielo, hidratos de clatrato y sales”. Esto debe haber permanecido así quizás unos 4 mil millones de años.

“Si hay líquido residual debajo, ese océano aún no está completamente congelado”, explicó la NASA.

La Misión Dawn lanzó una sonda al espacio el 27 de septiembre de 2007, para estudiar el asteroide Ceres -considerado por su tamaño como un “Planeta enano”- y el asteroide Vesta.

La nave entró en órbita de Ceres el 6 de marzo de 2015 y finalizó su misión al inicio del 2016.


Compartir
TE RECOMENDAMOS
EN FOCO