Astronomía, Noticias

Tormentas geomagnéticas solares chocarán en noviembre, ¿a quiénes afectará?

Tormentas geomagnéticas solares chocarán en noviembre, ¿a quiénes afectará?
Llegada de una tormenta geomagnética solar en Tromso causa esta maravillosa aurora boreal el 21 de octubre de 2017. (Marianne Bergli - Space Weater Gallery)
Compartir

El Sol está en calma el día de hoy, pero los expertos de clima espacial anuncian fuertes perturbaciones para los próximos días de Luna llena, y entre el 8 y 9 de noviembre.

Si tienes planeado un vuelo que pasará por las altas latitudes de la Tierra, este puede verse interferido, ya que las señales de radar y las comunicaciones a veces dejan de funcionar correctamente. Durante fuertes tormentas geomagnéticas las aerolíneas suelen cambiar las rutas que puedan estar expuestas.

Si está en un momento de emergencia, y una nave deja de comunicarse -aunque sean breves minutos- puede ser un problema. Esto puede ocurrir también en los satélites que orbitan la Tierra, y afectar incluso su dirección y mantenimiento en el espacio.

La nave de carga Cygnus arribó a la Estación Espacial Internacional -ISS- este sábado 26 de marzo de 2016 después de despegar de Caño Cañaveral el pasado martes 22. (Fuente: NASA.GOV.NTV)

Foto: Nave de carga de la Estación Espacial Internacional que orbita la Tierra. Todos los satélites y naves en altura pueden verse afectados por una tormenta geomagnética en sus comunicaciones.

Los peligros son muy variados, y depende del tiempo que se mantiene la tormenta y la intensidad. Si es fuerte puede causar por ejemplo falsas alarmas o la destrucción de las fuentes de energía en la Tierra.

Calma antes de la tormenta

El viento solar que está llegando a la Tierra el 31 de octubre, lo está haciendo con toda tranquilidad, a sólo 283 km/segundos, una velocidad que no causa un impacto importante en la atmósfera, pero esto cambiará en los próximos días.

Foto: Agujero coronal observado en el Sol el 30 de octubre de 2017. (SDO)

El Sol expulsó el 30 de octubre una importante cantidad de plasma solar desde un agujero coronal que se ubicó justo frente a la Tierra. El plasma cargado eléctricamente está viajando en una dirección que se pronostica que chocará con nuestra atmósfera.

Foto; Onda de tormenta geomagnética solar llegando a la Tierra.

Si llega en gran cantidad a toda velocidad, esto produce reacciones eléctricas al toparse con el campo magnético de la Tierra. Luego fluye hacia los polos y se muestra con hermosas luces de colores. Los fotógrafos cazadores de auroras boreales en el Norte se lucen con maravillosas imágenes.

Foto: Aurora boreal del 11 de octubre desde Lofoten, Noruega. (Eric Fokke, Space Weather Gallery)

Para el 8 y 9 de noviembre se espera una perturbación mayor que la que se pronostica durante la Luna Llena. La causa es que algunos agujeros coronales son recurrentes y vuelven a aparecer según rota el Sol. Hay uno de ellos, que se posicionará nuevamente frente a la Tierra ante del 8 y 9 de diciembre.

Aurora boreal y meteoritos de la noche del 20 de diciembre de 2016 desde Fairbanks, Alaska. Foto de Sacha Layos publicada en Space Weather Gallery

Foto: Aurora boreal y meteoritos de la noche del 20 de diciembre de 2016 desde Fairbanks, Alaska. Foto de Sacha Layos publicada en Space Weather Gallery.

Al menos producirá una tormenta geomagnética moderada (G2), que puede interferir en las comunicaciones, y alterar el sentido de dirección de algunos animales, de acuerdo al pronostico del equipo de Clima Espacial de la Administración Oceanográfica (NOAA) de Estados Unidos.

Auroras boreales. (Crédito: Pixbay.com)

Foto: Aurora boreal. (Crédito: Pixbay.com)

Una activa Luna Llena

El agujero coronal observado en el Sol el 30 de octubre lanzó al espacio, frente a nuestro planeta, suficiente viento solar que “podría llegar a la Tierra el 2 de noviembre”, según Space Weather.

Esto significa otro malestar geomagnético en curso en donde las auroras polares son probables.

Foto: Luna Llena del 5 de octubre de 2017 capturada desde Brasil, por Leo Caldas. (Space Weather Gallery)

“El resplandor de la casi Luna Llena mitigará, pero no necesariamente eliminará, la visibilidad de las luces del Ártico”, señalaron los astrónomos.

La Luna Llena de diciembre es el lunes 4 a las 6:23 hora UTC, por lo que se puede observar entre la noche del 3 y 4 del mes. La noche anterior, entre el 2 y 3, igualmente se verá extraordinariamente grande.

Esto sucede porque está acercándose a la Tierra. El 6 ocurre es el perigeo lunar, es decir es la fecha del mes en que tendrá su máximo acercamiento a nuestro planeta, a 361400 km de distancia, y casi coincide con la Luna Llena: una casi Súper Luna.


Compartir
TE RECOMENDAMOS
EN FOCO