Explorando enigmas

El astronauta de la catedral de Salamanca: ¿Extraterrestres antiguos?

El astronauta de Salamanca, una escultura que no pertenecía a la arquitectura original de la catedral.

El astronauta de la catedral de Salamanca: ¿Extraterrestres antiguos?
El Astronauta de Salamanca está situado en la fachada de la entrada de la Catedral Nueva en Salamanca, España. (Marshall Henrie/Wikimedia Commons)
Compartir

Posada sobre la fachada de la entrada norte de una catedral de 300 años en Salamanca, España, hay tallada una figura que recuerda a un moderno astronauta. La construcción de la catedral comenzó en 1513 y fue terminada en 1733.

Instantáneamente, la mente comienza a cuestionar aquello que ve con los ojos. Las teorías de extraterrestres en la antigüedad, de viajes en el tiempo, el poder sobrenatural de ver el futuro y muchas otras ideas vienen a la mente. Y, aunque el mundo actual aún presenta muchos misterios, el enigma del Astronauta de la Catedral de Salamanca tiene una explicación mucho más concreta.

Salamanca es el hogar de dos catedrales. La “Catedral Vieja” que fue construida alrededor de mediados del siglo 12. Como tal, puede ser una de las catedrales más antiguas de Europa.

La otra catedral, conocida como la “Catedral Nueva” no es nueva para nuestros estándares actuales pero sí lo fue cuando recién la construyeron y la nombraron así.

astronauta catedral salamanca

El astronauta de la Catedral de Salamanca (en el centro) (Fran Villena/Flickr)

Es en la entrada a la Catedral Nueva donde aparece el astronauta, paralelo a la entrada, está posado en un pilar, con botas, casco y lo que parece ser un aparato de respiración en su pecho, con tubos que salen a una mochila en la parte trasera de su traje. Está agarrando con su mano derecha lo que parece ser una vid que actúa como arnés que cruza su cintura. Su mano izquierda está agarrando una hoja cercana para apoyarse. Su cara refleja una expresión perpleja.

¿Pero cómo puede ser esto? Los astronautas no existían cuando la catedral se construyó. Parece como que la escultura es parte de la restauración que se le hizo a la catedral en 1992. En esa época la “Puerta de Ramos” (este es el nombre de la entrada de la Catedral Nueva) tenía grandes daños producto del paso de los años. La añadidura supuestamente fue obra del mampostero Miguel Romero y posiblemente fue pasada por alto por parte de Jerónimo García de Quiñones, según Ancient Code: Descifrando la Historia Juntos. Siguiendo la tradición, las restauraciones de las catedrales usualmente incluyen alguna cosa referente a los tiempos modernos, en este caso, los restauradores eligieron la figura de un astronauta.

Sin embargo, aquellos que apoyan las teorías alternativas creen que el astronauta, de hecho, estaba tallado desde hacía mucho tiempo y que la restauración simplemente reparó al dañado astronauta. El misterio descansa en la dificultad de encontrar fotos previas a la restauración y testigos de la Puerta de Ramos, añadiendo incertidumbre a la controversia.

El astronauta fue dañado en el 2010 por unos vándalos, según Ancient Code. Las imágenes que circulan mostrando al astronauta sin su brazo derecho y con la cara dañada son fotografías de los daños. Este daño ya ha sido reparado.

La ciudad alberga otras esculturas anómalas. Una de éstas es parte de la fachada de la Universidad de Salamanca, la que es una escultura de piedra muy detallada e intrincada que representa todo tipo de figuras y diseños. Entre los tallados está escondida una calavera con una rana encima de ella. Este tallado es bastante antiguo ya que la fachada fue encargada en 1529. Se cree que representa al Príncipe Juan, quien murió a la edad de 20 años en 1497. Se piensa que la rana representa al doctor que lo trató, según la Guía Cultural Turística.

Otro tallado curioso está muy cerca del astronauta y está situado en la misma entrada a la Catedral Nueva. Los dragones se encuentran generalmente en piezas culturales como éstas. Pero este dragón en particular sobresale porque parece estar comiendo con su mano izquierda un cono de helado de tres pelotas. El dragón que come helado es otro ejemplo de la restauración de 1992.

Salamanca es una ciudad muy antigua que está al noroeste de Madrid. En el siglo III a. C fue conquistada por los cartaginenses. Después, fue regida por los romanos y luego por los moros según la UNESCO. El paisaje de la ciudad incluye monumentos de los períodos romano, gótico, moro, del Renacimiento y el Barroco. La ciudad fue galardonada como un Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1988.

El universo está lleno de misterios que desafían nuestro conocimiento actual. En “Explorando Enigmas” La Gran Época recolecta historias sobre estos extraños fenómenos para estimular la imaginación y abrir posibilidades ni siquiera soñadas. ¿Son verdad? Usted decide.


Compartir
TE RECOMENDAMOS
EN FOCO