Explorando enigmas

Cientos de chinos avistaron ovni en el siglo XIX

Fue alrededor de las ocho de la noche de un 28 de septiembre, cuando en el cielo de la ciudad de Nanking apareció una bola de fuego en forma de huevo de color rojo

Cientos de chinos avistaron ovni en el siglo XIX
La pintura "Llama roja caliente flota en el aire" creada por Wu Youru en 1892.
Compartir

En el año 1892, el famoso pintor Wu Youru de la dinastía Qing creó una curiosa obra titulada ‘Llamas rojas en el cielo’, también traducida como ‘Llama roja caliente flota en el aire’.

Dentro de la pintura hay una descripción de un avistamiento de un objeto volador no identificado (ovni) presenciado por el propio pintor, así como también por cientos de transeúntes. Anticipándose a los escépticos de este fantástico fenómeno, Wu explicó cada una de las diversas posibilidades de por qué podría ocurrir esta experiencia de otro mundo en la Tierra.

Una traducción de la descripción de 190 caracteres es proporcionada por Paul Dong, investigador de ovnis desde hace mucho tiempo, y autor del libro ‘Misterios mayores de China’, dice así:

“Fue alrededor de las ocho de la noche de un 28 de septiembre, cuando en el cielo sur sur de la ciudad de Nanking apareció una bola de fuego en forma de huevo, de color rojo y sin luz. Flotaba en el aire, lentamente hacia el este. A medida que el cielo crepuscular estaba nublado y oscuro, su aspecto era más llamativo. En el puente de Zhu-Que se había reunido una multitud que, en puntillas de pie, estiraba el cuello hacia arriba para ver mejor”.

“Se demoró por un período de tiempo igual al de una comida, desapareciendo en la distancia poco a poco. Algunos decían que era un meteoro pasando. Pero un meteoro pasa en un instante, mientras que este se movía como un balón; desde su primera aparición en el cielo hasta su desaparición a la distancia, era bastante pausado. Por lo tanto, no pudo haber sido un meteorito”.

“Otros dijeron que era un cometa farol como los que vuelan los niños. Pero esa noche el viento soplaba desde el norte, mientras el objeto se dirigía hacia el este. Por lo tanto, tampoco era una linterna voladora. Durante un tiempo todo el mundo habló del tema, pero nadie pudo resolver el misterio”.

“Un anciano dijo: ‘Cuando surgió por primera vez hubo un ligero ruido apenas audible, como el zumbido de hombres que se aproximan corriendo mientras cruzan el Portón Sur’”.


Compartir
TE RECOMENDAMOS
EN FOCO