Explorando enigmas

Udumbara: ¿has visto esta diminuta y divina flor en algún lugar?

Udumbara: ¿has visto esta diminuta y divina flor en algún lugar?
Las diminutas flores blancas de Udumbara se suspenden sobre los delicados tallos los cuales son más finos que un cabello humano (Getty images)
Compartir

Nadie sabe de dónde vienen, muchos dicen que del aire. Brotan en cualquier superficie: bronce, vidrio, fibra sintética, un marco de aluminio u otra flor, entre otras.

¿Alguna vez viste unas pequeñas florcitas adheridas a tus plantas o en otro lugar de tu casa? No pienses que es algo malo, al contrario, puede ser el presagio de algo muy bueno, ya que se consideran flores proféticas.

De hecho, su nombre deriva del sánscrito (antigua lengua hindú) y significa “flor de buen augurio que viene del Cielo”.

Estas diminutas florecitas tienen muchas peculiaridades que la hacen única, por ejemplo su filamento es más delgado que un cabello humano, es sorprendentemente resistente y crece en los lugares más insólitos.

Blancas como la nieve y con un suave halo alrededor, estas enigmáticas flores de 3 milímetros soportan los climas más hostiles, no necesitan agua ni tierra y nunca se marchitan.

Una de las características más increíbles de estas flores es que crecen -por ejemplo- encima de un tubo de acero inoxidable. Es decir que sus raíces crecen directamente del tubo, sin necesidad de tierra, agua, ni nutrientes por medio, que son los factores fundamentales para la supervivencia de una planta.

Personas que encontraron Udumbara en años recientes reportaron tenerlas por largos períodos de tiempo sin pudrirse ni marchitarse, e incluso las han visto levantarse después de haber sido aplastadas.

En nuestros tiempos estas florcitas fueron vistas por primera vez  en una estatua de Buda en un templo de Corea del Sur en 1997, 3000 años después de los últimos registros.

En 2010, un medio dirigido por el régimen chino sorpresivamente reportó avistamientos de la flor, llamándolo celestial. Esto nos sorprende porque el régimen es oficialmente ateo y no sugeriría que un gobernante espiritual llegaría a la Tierra. Todos los artículos fueron removidos de los medios del Estado después de ser publicados, pero no antes de difundirse a través de las redes chinas de Internet.

Flores de udumbara sobre una aguja de pino, fotografiadas por un microscopio Foto: Dr. Li, de Malasia.

Flores de udumbara sobre una aguja de pino, fotografiadas por un microscopio Foto: Dr. Li, de Malasia.

Flores de udumbara crecen en hojas de una planta. Foto: La Gran Época

Flores de udumbara crecen en hojas de una planta. Foto: La Gran Época

Leyendas y mitos sobre la Udumbara

Según dice una leyenda budista, la flor de udumbara florece solo una vez cada 3.000 años, la última vez fue vista antes del nacimiento de Buda (Sakya Muni).

Vista otra vez a través del mundo en los últimos veintitantos años, esta flor puede pregonar la venida al mundo de un gran sabio o ser iluminado.

Ahondando más en esta profecía budista, su aparición anticipa la llegada del Santo Rey que Gira la Rueda, rectificando el Fa (Ley celestial) en el mundo. Se dice que este Rey acepta a personas de cualquier afiliación religiosa, ofreciendo salvación para todos a través de la compasión.

El Volumen 8 de las escrituras budistas “Profecías Huilin e Interpretación” establece que: “La flor de Udumbara es el producto de un fenómeno propicio y sobrenatural; es una flor celestial y no existe en el mundo mundano. Si un rulai (título de un ser iluminado) o el Rey de la Rueda Dorada baja al mundo humano, esta flor aparecerá debido a su grandiosa virtud y bendiciones”.

Popularmente, se cree que estas flores traen armonía y buena suerte al mundo humano, sin embargo, a lo largo de la historia -como nadie había podido verlas- se consideraron flores imaginarias como otros muchos objetos descritos por la religión budista.

Avistamientos recientes

En junio de 2007, se registró una multitud de estas florcitas en varios lugares del nordeste de China.

El 14 de junio de 2007 también fueron encontradas las mismas flores en los cristales de las ventanas de una escuela de primaria en la isla de Taiwán. Fue durante una clase de dibujo, cuando un alumno preguntó a la profesora qué es lo que había en las ventanas.

Estas flores de color blanco y tallos transparentes, crecidas en la superficie de cristal, seguían floreciendo sin marchitarse a pesar del fuerte sol y de la alta temperatura del cristal.

Otro relato cuenta que una mañana de junio de 2007, una profesora de una guardería infantil de la provincia de Shandong, China, descubrió con asombro una treintena de estas flores encima de unos claveles del jardín de la guardería. Las florcitas estaban reunidas en los pétalos, las hojas y los capullos de los claveles.

Otro hallazgo trascendido tuvo lugar la mañana del 17 de junio de 2007, cuando el señor Wang de la provincia de Shenyang descubrió en el patio de su casa las mismas flores en un tubo de acero inoxidable.

Del mismo modo hay registros con fotografías en lugares como Malasia, Singapur, Australia, Estados Unidos, Canadá, Suecia, México y Argentina, entre otros.

Es decir, que su aparición no solo se limita a Oriente, sino también en el Occidente tenemos ese privilegio.

Ricardo Daniel Fernández, de Salta (Argentina) escribió en la publicación 2013 y más allá: “Ellas te llaman para que las veas, porque si las buscas como hizo mi mamá, no las vas a encontrar”. En mi caso, aparecieron en una planta de jazmín aproximadamente en agosto-septiembre de 2008. Todavía conservo una y está intacta, no así el jazmín”.

Michelle Wu, bailarina de la compañía Shen Yun Performing Arts, en una gira presentando el programa de 2016, comentó que encontró una Udumbara en uno de los higos que había comprado. “Me sorprendí mucho al descubrir una flor de Udumbara en mi higo. Pero debo admitir que me pareció igualmente milagroso que la flor hubiera sobrevivido entera”, admitió.

“De casualidad, o por Divina Providencia, en el espectáculo de este año tenemos una danza sobre la flor de Udumbara. Nuestro maestro de ceremonias me comentó que desde que le conté de mi descubrimiento, cada vez que presenta esta danza le cuesta mucho no pensar en higos. Pero a mí, cada vez que bailo La Mística Udumbara, siento una renovada sensación de encanto”, dijo la bailarina en un blog dentro de la página de la compañía.

Algunos escépticos, sin embargo, creen que la versión del régimen chino que la Udumbara es un huevo de la crisopa verde, un insecto. Aunque los huevos de  crisopa y la Udumbara son similares en apariencia, los huevos se han visto machucarse y morir poco después de su aparición, mientras que las flores son impolutas, fragantes y perdurables.

¿Has visto estas florcitas en tu casa? Te proponemos que observes a tu alrededor, tal vez encuentres unas florcitas blancas, bien pequeñas, creciendo sobre cualquier material de tu casa, jardín, lugar de trabajo, universidad,  o en algún otro lugar recóndito.

Si las observas con un microscopio verás en detalle sus pétalos y comprenderás que en lo más pequeño puede haber un gran universo y un milagro de la naturaleza.


Compartir
TE RECOMENDAMOS
EN FOCO