Explorando enigmas

¿Llegó el Anticristo del Apocalipsis y de Nostradamus?

¿Llegó el Anticristo del Apocalipsis y de Nostradamus?
Compartir

Una teoría de la llegada del Anticristo basado en el texto Apocalipsis, Revelación de Juan, tomó forma estos días. Uno de sus promotores es David Meade, escritor del libro de ficción “Planeta X, Su llegada en 2017”, y autor del fallido pronóstico del fin del mundo el pasado 23 de septiembre.

Previamente Nostradamus pronosticó la llegada de al menos tres Anticristos, en la cuarteta 77 de la Centuria XII y en la cuarteta 72 de la Centuria X. Incluso un estadounidense, William Miller, causó revuelo hace dos siglos difundiendo públicamente la segunda llegada de Jesucristo y por ende del Anticristo, en el año 1843, pero no hay explicación de ello.

Muchos aseguran que los Anticristos ya están causando mal en la Tierra y provocando la extinción del hombre al arrastrarlo a la pérdida de sus creencias originarias que transmitían una preocupación por una vida sana en armonía entre sí y con el ambiente.

La destrucción del planeta por causa propia no es nada nuevo: el agua dulce, los océanos, el aire que respiramos y la tierra agrícola están cada vez más contaminados. Esto lo afirman numerosos científicos del mundo de todas las áreas, que piden una reflexión y un cambio de conducta urgente.

Explosión nuclear. (Foto de BBC)

(Explosión nuclear. (Imagen de archivo- BBC))

Los profetas modernos como Meade añaden la posible guerra nuclear, algo que se trasluce por la evidente campaña de amenazas que llevan algunos países en este campo.

Según el escritor, después del 15 de octubre ocurriría parte de la profecía de Juan, incluyendo el impacto de la estrella Ajenjo y la llegada del Anticristo.

Serán “7 años de guerra nuclear y desastres naturales”, dijo al medio Sun, asegurando que se avecina “la más importante fecha de este siglo o milenio”.

El impacto de la estrella Ajenjo

El impacto de la estrella “Ajenjo” está descrito en el texto Revelación 8-10 antes de que Juan se extendiera con la llegada de los Anticristos:

“Y el tercer ángel tocó su trompeta. Y una gran estrella que ardía como una lámpara cayó del cielo, y cayó sobre la tercera parte de los ríos y sobre las fuentes de aguas. Y el nombre dado a la estrella es Ajenjo. Y la tercera parte de las aguas se tornó en ajenjo, y muchos de los hombres murieron a causa de las aguas, porque se habían hecho amargas”.

De hecho el ajenjo es una amarga planta digestiva.

Algunas interpretaciones aseguran que esta predicción fue el cometa Elenin, que antes de aproximarse a nuestro planeta fue destruido por una salvadora llamarada solar o fuerza desconocida, anulando la profecía.

Previamente, un trozo del cometa Shoemaker Levy9, se estrelló en Júpiter en 1994, antes de acercarse a la Tierra.

Los Anticristos

El Anticristo, o los tres Anticristos del Apocalipsis son el dragón, la bestia del mar y la bestia de la Tierra, y se mencionan en el texto Revelación 12 y 13.

Juan advierte de la llegada de una señal del cielo, un “dragón”, descrito como “el que es llamado Diablo y Satanás, que está extraviando a toda la tierra habitada”, llevándola a la perdición. Dice que este dragón llegó con las intenciones de devorar al hijo (el nuevo ser divino) de la mujer encinta iluminada por el Sol. Para evitar sus planes, los ángeles derriban al dragón o Anticristo, haciéndolo caer sobre la Tierra.

(Apocalipsis. Icono del siglo XVI. (Wikimedia))

Por ser un dragón se cree que se trata de una fuerza maligna o creencia maligna que surge en el Oriente ejerciendo su poder en la Tierra.

Nostradamus agrega que junto al Anticristo reina “Mars”, lo que se ha relacionado con la ideología del marxismo, como arma de destrucción del hombre.

Meade menciona la versión de Revelación 12:1-2 donde se relata sobre la mujer vestida de Sol con la Luna a sus pies, cuyo hijo varón quiere devorar el dragón. Ella está “encinta, con dolores de parto en la angustia del alumbramiento”.

Él cree que Juan se refería a la posición del Sol entrando a Virgo (la Virgen), el paso de la Luna, y Júpiter al final del signo del 23 de septiembre, sin embargo esto se descartó pues es un hecho que sucede en la astronomía con regularidad. Si agregamos a ello que en la constelación vecina estaban Venus y Marte, podemos decir que en el pasado esto se ha repetido varias veces en este milenio.

La profecía apocalíptica indica a continuación: “¡Ay de la tierra y del mar!, porque el Diablo ha descendido a ustedes, teniendo gran cólera, sabiendo que tiene un corto espacio de tiempo”. En tanto en la Tierra a la mujer se le dan dos alas para volar al desierto y alimentar a su hijo, al nuevo ser divino y salvador, “lejos de la cara de la serpiente”, otro nombre para el Diablo.

Juan además describe al segundo Anticristo como una bestia de 10 cuernos y siete cabezas con nombres blasfemos, que se eleva sobre el mar con poderes especiales que le da el Dragón, y que los humanos admirarán, tanto que se perderán en su camino.

(Apocalipsis. Bestia de siete cabezas representando al Diablo o Anticristo en una imagen rusa de siglos pasados. (Wikimedia))

“¿Quién es semejante a la bestia salvaje, y quién puede combatir con ella? Y se le dio una boca que hablaba cosas grandes y blasfemias, y se le dio autoridad para actuar cuarenta y dos meses. Y ella abrió su boca en blasfemias contra Dios, para blasfemar de su nombre y de su residencia, hasta de los que residen en el cielo. Y se le concedió hacer guerra contra los santos y vencerlos, y se le dio autoridad sobre toda tribu y pueblo y lengua y nación”, relata el Apocalipsis.

Cuarenta y dos meses son más de cuatro años. Pasado este período la profecía asegura que todos pagarán sus maldades con la misma moneda. Seguido a ello surge de la Tierra el tercer Anticristo, mencionado por Nostradamus como muy destructivo.

“Hace que la tierra y los que moran en ella adoren a la primera bestia salvaje, cuyo golpe de muerte fue sanado. Y ejecuta grandes señales, de modo que hasta hace bajar fuego del cielo a la tierra a vista de la humanidad. Y extravía a los que moran en la tierra, a causa de las señales que se le concedió ejecutar a la vista”.

Este ser maligno de ideas atrayentes mandaría a matar a todos que no lo adorasen, hecho nada nuevo en las dictaduras de los dos últimos siglos: El Partido Comunista en Rusia y China en el siglo pasado.

También se suele mencionar al hecho que desde 1999 líderes del régimen en China, han sido acusados de genocidio contra los creyentes de la milenaria creencia espiritual Falun Dafa.

El dragón diabólico del Apocalipsis viene asociado al mal que en Rusia y China ha intentado destruir sabiduría ancestral, hecho que se ha propagado en el mundo.

Las dos marcas del dominio del Anticristo

Lo llamativo del Apocalipsis es un texto asociado al modo en que el Anticristo controla a los humanos, que recuerda a tarjetas bancarias de compra, impuestas casi como obligatorias en algunos países, añadiendo curiosamente el siguiente mensaje místico de Juan:

“Pone bajo obligación a todas las personas —los pequeños y los grandes, y los ricos y los pobres, y los libres y los esclavos— para que a estas se dé una marca en su mano derecha o sobre su frente, y para que nadie pueda comprar o vender salvo la persona que tenga la marca, el nombre de la bestia salvaje o el número de su nombre. Aquí es donde entra la sabiduría: El que tenga inteligencia, calcule el número de la bestia salvaje, porque es número de hombre; y su número es seiscientos sesenta y seis”.

Número 666. (Imagen de Youtube)

Al menos una de las marcas, la que se lleva en la mano, se asemeja al control del ser humano a través de las cartas magnéticas. ¿A quien interesa ese control? Según el Apocalipsis, sirve al Anticristo, es una de sus formas para concretar el mal.

Respecto al número 666, sin considerar la letra CH y Ñ, el número 6 corresponde a la letra X: XXX, asociado al planeta X, a un ser que manipula sin darse a conocer, o bien correspondiente a las letras FOX, que en la numerología llevan cada una de ellas el número 6.

Algunos en cambio han añadido la letra Ñ, para hacer corresponder el número 666 a la sigla www, de las comunicaciones por internet, asociándola a los intereses del Anticristo citado en las predicciones bíblicas.

Centurias de Nostradamus

El Anticristo viene citado en la centuria X de Nostradamus, en la cuarteta 72. Aquí el famoso vidente pronosticó: “En el año 1999, séptimo mes. Del cielo vendrá un gran rey de terror. Para resucitar al gran rey de los Angolmois: Antes y después, Marte reinará por dicha”.

Esta centuria viene asociada al dragón del Apocalipsis que hace resucitar a la bestia (angolmois o segundo Anticristo). Se suele asociar a China donde resurge el poder destructivo y opresivo del marxismo (Mars), que se difundiría en el mundo haciendo falsamente creer que sería una liberación. Es el mes en que comienza una gran persecución denunciada en China, contra quienes no quieren dejar sus creencias espirituales.

En cambio en su centuria XII en la cuartina 77, Nostradamus escribe que “el Anticristo tres, aniquilará. Veintisiete años de sangre durará su guerra”, mencionando en este período la muerte de los herejes y el exilio de prisioneros.

Como en toda profecía, el bien se impone sobre el mal, y no da tregua. Entonces la pregunta es: ¿estamos preparados?


Compartir
TE RECOMENDAMOS
EN FOCO