Explorando enigmas

¿Humanos en América hace 130.000 años?

¿Humanos en América hace 130.000 años?
Costillas y vértebras de un mastodonte trabajadas por el hombre fueron encontradas por la Unidad J4 de excavación (Museo de Historia Natural de San Diego).
Compartir

Establecer el período de tiempo exacto en el que el hombre llegó a las Américas, siempre ha sido controversial y fuente de debate.

Mientras hay científicos que consideran a la cultura indígena de los Clovis como la más antigua del continente, hace unos 13.000 años, otros aportan datos de grupos primitivos muchos años antes que estos.

Por su parte, la revista británica Nature hizo una publicación el 26 de abril de 2017 en base a una investigación de científicos estadounidenses encabezada por el Profesor Steve Holen, que sugiere que existieron civilizaciones previas hace 130.000 años, lo que rompería más de un paradigma y haría sin duda reescribir varios libros de historia.

Evidencias

Los científicos hallaron evidencias del uso de herramientas de piedra en los huesos y restos fósiles de un mastodonte –ancestro del elefante- desenterrado en el yacimiento Cerutti, al sur de California.

A principios de los años noventa, paleontólogos del Museo de Historia Natural de San Diego trabajaban de forma rutinaria en la prospección de las obras de una autopista, cuando casualmente encontraron huesos, colmillos y molares de un mastodonte.

Muchas de estas piezas estaban fracturadas, enterradas a gran profundidad en sedimentos de grano fino junto a piedras que parecían haber sido utilizadas como yunques o martillos.

Una excavadora rellena el sitio Cerutti al concluir los trabajos de excavación y rescate de fósiles en 1993. Credit Museo de Historia Natural de San Diego

Una excavadora trabajando en el yacimiento Cerutti, concluyendo los trabajos de excavación y rescate de fósiles en 1993. Crédito Museo de Historia Natural de San Diego.

Sin embargo, no fue hasta hace muy poco tiempo que los restos encontrados en el yacimiento pudieron ser datados con seguridad.

Debido a que los huesos no contenían colágeno no podían utilizarse métodos de radiocarbono, así que se empleó el uranio-torio, una técnica de datación radiométrica de vanguardia que determinó su antigüedad, para sorpresa de todos.

Los investigadores sugieren que los huesos contienen numerosos fragmentos con fracturas espiraladas, lo que indica que se rompieron con algún objeto contundente, cuando aún se encontraban frescos.

Una roca descubierta en el sitio arqueológico Cerutti; se cree que algunos humanos antiguos pudieron haberla utilizado como percutor. Credit Museo de Historia Natural de San Diego

Una roca descubierta en el yacimiento Cerutti.  Se cree que algunos humanos antiguos pudieron haberla utilizado como percutor. Crédito Museo de Historia Natural de San Diego.

Conjuntamente a los restos también se encontraron cinco grandes martillos y yunques con marcas de uso y desgaste de impacto, que no podrían haberse causado por procesos naturales.

La experiencia y destreza manual para utilizar grandes piedras como martillos, procesar los huesos de las extremidades del mastodonte para extraer su médula ósea o crear herramientas especializadas, sugiere a los científicos que el lugar donde está actualmente el yacimiento, en una época remota no era nada menos que un sitio arqueológico.

“No tengo duda de que este es un sitio arqueológico”, declaró Steve Holen, del Centro de Investigación Paleolítica Americana y autor principal del artículo.

“Los huesos y varios dientes muestran signos claros de haber sido deliberadamente rotos. Este patrón de ruptura también se ha observado en fósiles de mamut en Kansas y Nebraska, donde ya han sido descartadas las explicaciones alternativas como fuerzas geológicas o la acción de carnívoros”.

Todo indicaría que estamos ante una evidencia más de que la historia no es como nos la contaron y que realmente necesitamos recopilar y sistematizar los nuevos conocimientos sobre culturas prehistóricas, para no caer en el mismo patrón de ignorarlos solo por ser diferentes, o de descartarlos por no tener el suficiente aval o patrocinio para seguir investigando.


Compartir
TE RECOMENDAMOS
EN FOCO