Explorando enigmas

La increíble imagen que dejó un accidente fatal

La increíble imagen que dejó un accidente fatal
Haz de luz tomado luego de un accidente fatal en EEUU (People)

Muchas personas necesitan “ver para creer” y están a la espera de alguna evidencia que les confirme que existe la vida después de la muerte.

Quizás solo cambiando la perspectiva podríamos “creer para ver”, tal como ha ocurrido con algunas personas creyentes, quienes han tenido experiencias y visiones conmovedoras.

Hay fotos que han revelado algunos elementos que no aparecen a simple vista pero que evidentemente tienen existencia material, a pesar de que en este plano nuestros ojos no los puedan alcanzar.

¿Por qué las cámaras fotográficas pueden captar imágenes que el ojo no ve? Porque nuestra visión es muy limitada y la cámara es capaz de ver muchas más frecuencias y rayos ultravioletas e infrarrojos que nuestros instrumentos (ojos) no pueden registrar.

“Escalera al cielo”

Experiencias cercanas a la muerte: 30 años de investigación. Foto: Yuri_Arcurs/Getty Images

Imagen: Yuri_Arcurs/Getty Images

Este caso se hizo muy conocido en el último tiempo. El 25 de abril de 2017, Anisa Gannon se encontraba en un embotellamiento de camino a su casa debido a un accidente en la carretera de Gainesville, estado de Georgia.

De acuerdo a la revista People, Anisa captó una foto para poder justificar a su jefe la llegada tarde a su trabajo.

Cuando su tía vio la foto se quedó sorprendida por el haz de luz dorada que conectaba el lugar del accidente con el cielo.

Lamentablemente, en el fatal accidente fallecieron 3 mujeres, entre ellas un bebé de 9 meses.

Así fue como Tara, la tía de Anisa, se contactó con las dos familias de las fallecidas para hacerles llegar la foto, la que les ocasionó un enorme consuelo en medio de tanto dolor, debido a que sentían que ellas estaban bien, que habían ido al cielo y estaban en paz.

Misterioso haz de luz sobre un accidente fatal en EEUU (People)

Misterioso haz de luz sobre un accidente fatal en EEUU (People)

¿Por qué tememos tanto a la muerte?

Más allá de la preocupación por nuestros seres queridos, la mayoría de las personas comparte el miedo a la muerte por desconocer qué hay más allá.

Sin embargo, los creyentes o los que experimentaron una experiencia cercana a la muerte (ECM) no manifiestan miedo a dar ese paso “al otro lado”.

En un fuerte terremoto en Tangshan (China), muchas personas murieron pero a otras que sobrevivieron les hicieron una encuesta para saber cómo se habían sentido al estar al borde de la muerte.

Los resultados demostraron que no hubo pánico e incluso algunas personas tuvieron sentimientos de felicidad y pensamientos que pasaban rápidamente a través de su mente.

En ese momento, los sucesos de sus vidas anteriores se mostraron como una película y las escenas eran en su mayoría de felicidad.

Aún más extraño, cerca de la mitad de las personas tuvieron la sensación y conciencia de que su alma había salido del cuerpo y se sintieron libres y livianos.

También comentaron que habían sentido que sus capacidades sobrenaturales estaban en otra dimensión fuera de sus cuerpos, y no dentro de sus cerebros. Pensaban que sus cuerpos físicos no tenían estas habilidades, ni la capacidad de pensar.

Del mismo modo, un tercio de las personas tenía la sensación extraña de estar dentro de un tubo o de pasar a través de un túnel. A veces, se acompañaba con ruidos fuertes y la sensación de ser empujado y comprimido. Además la mayoría vio seres de otros espacios y hasta a sus propios familiares fallecidos.

Esta experiencia y otras similares brindan esperanza sobre la idea de la vida después de la muerte. Sin embargo, de acuerdo a la mayoría de las culturas, no cualquier persona puede pasar “al otro lado del túnel”.

Para poder llegar a ese estado de excitación latente, liberación del cuerpo, paz y alivio al ver la luz, es necesario haber sido una buena persona para poder obtener una retribución positiva de las acciones e ir a un lugar mejor.

Si te gustó el artículo…

…puedes colaborar para que podamos seguir publicando. Cada vez más gente prefiere leer La Gran Época, un periodismo independiente, sin censura y comprometido con la verdad. Sin embargo financiar un medio de comunicación es cada vez más difícil y no queremos implementar un muro de pago para poder solventarnos. Queremos mantener todos nuestros contenidos libres y llegar a mucha más gente, porque creemos que todos deben tener acceso a la verdad y tú nos puedes ayudar a lograrlo.

Te recomendamos
En Foco