Explorando enigmas

¿Predijo Parravicini el colapso del comunismo?

El visionario podría haber anunciado la caída de un sistema por demás idealizado tanto en oriente como en occidente

¿Predijo Parravicini el colapso del comunismo?
La caída del muro de Berlín en 1991 es un símbolo del comienzo del colapso del comunismo.

Benjamín Solari Parravicini –apodado el Nostradamus argentino- predijo varios sucesos a través de distintos dibujos proféticos que realizó a partir de la década del 30.

Sin embargo, hay muchos que aún siguen siendo un enigma para los seguidores del visionario, debido a que no encuentran un punto de encuentro en la historia y no saben si ya expiraron o no.

Entre esos dibujos hay una profecía en donde diferencia al mundo entre dos claras facciones: derecha e izquierda, aunque luego nombra una tercera, que sería la “justiciera”.

“El mundo se dividirá en izquierda y derecha, una tercera postura será en abrazo se dirá. Pero el abrazo será de castigo, el uno por ambición, el otro por traidor. Rusia avanzará. China será tras él. Abrazos de extremos”.

parravicini

Posible interpretación a la profecía

El mundo se dividirá en izquierda y derecha…

Las nociones de derecha y de izquierda implícitamente conllevan una oposición en política. La Comuna de París en 1871 fue el punto de inflexión que acentuó la polarización en los sistemas políticos del mundo entero.

La izquierda es una clasificación sobre las posiciones políticas que agrupa a las que tienen como punto central la defensa de la “igualdad social”. El comunismo es su fuente de pensamiento y engloba distintos aspectos como movimientos sociales, izquierda revolucionaria o anarquismo.

La derecha política en cambio es el segmento del espectro político que acepta las diferencias sociales como algo inevitable, natural o normal. Está asociada a posiciones liberales (en contexto económico y democrático), capitalistas, conservadoras o religiosas.

Las ideas comunistas, desde su aparición, han promovido una revolución violenta y se han materializado en dictaduras brutales que superan ampliamente los peores excesos de los gobiernos no comunistas. Hoy en día, los cinco regímenes comunistas que aún existen -China, Corea del Norte, Vietnam, Cuba y Laos- se encuentran entre los peores violadores de los derechos humanos.

En cambio, las ideas de derecha, más allá de que algunos grupos ultraderechistas tienden a irse a los extremos, abogan por la libertad de expresión, de pensamiento, la moralidad y la democracia.

Una tercera postura será en abrazo se dirá. Pero el abrazo será de castigo, el uno por ambición, el otro por traidor…

La tercera postura se podría tratar de un movimiento totalmente ajeno a la política y –por lo tanto- incorruptible por ella. Por ello el término “abrazo” puede referirse a un sistema totalmente pacífico y espiritual.

Sin embargo, para algunos la aparición de este despertar espiritual puede significar el fin o el castigo, en este caso para el comunismo, por traicionar la propia naturaleza del ser humano al instalar ideas violentas mediante adoctrinamiento.

Mientras que el capitalismo puede recibir su castigo por la “ambición”, tal como dice la profecía, por perseguir ganancias materiales y temer perderlas.

Rusia avanzará. China será tras él…

La Unión Soviética se disolvió en 1991 tras la caída del Muro de Berlín. Este colapso del comunismo puede significar un avance para Rusia, a pesar de que aún mantiene muchos factores comunistas. China puede seguir este mismo camino y el actual presidente chino Xi Jinping, podría ser “el nuevo Gorvachov”.

El descontento social, la corrupción oficial, los abusos de los derechos humanos y la crisis económica y ecológica en China señalan que la única salida posible es la desaparición del régimen. ¿Pero habrá alguien dispuesto a tomar la decisión correcta?

Todo indica que este colapso está encaminado. Xi Jinping, desde su llegada al poder ha estado purgando uno a uno la facción más dura y corrupta del régimen, la de Jiang Zemin. La destrucción definitiva de esta facción podría significar el colapso del Partido Comunista Chino y una salida hacia la libertad y la democracia para el sufrido pueblo chino.

Abrazos de extremos…

Esto puede significar que en definitiva todos los extremos son malos y tienden a unirse en un punto, como cuando se cierra un círculo o una rueda. Por ejemplo la derecha y la izquierda extremas, ambas se caracterizan por la intolerancia.

Quizás por ello el futuro nos traiga un mundo diferente al que conocemos, sin tantos “extremos”.

En base a las falencias del capitalismo, los socialistas y comunistas captan adeptos entre las clases más populares y con menos conocimientos de economía y tecnología, proponiendo supuestas soluciones basadas en la lucha de clases.

La parte más alarmante de la ideología comunista es el uso de la violencia despiadada para crear y preservar un estado comunista. Esto está bien documentado, solo hace falta recordar las ideas de sus líderes:

“Sólo hay una manera de acortar, simplificar y concentrar las agonías de muerte de la vieja sociedad y los sangrientos dolores de parto de la nueva sociedad y esa manera es el terror revolucionario”. (Karl Marx, 1848).

“La próxima guerra mundial dará como resultado la desaparición de la faz de la tierra no sólo de las clases reaccionarias y dinastías, sino también de pueblos reaccionarios enteros. Y eso, también, es un paso adelante”. (Engels, 1849).

“El estado es un instrumento de coerción… Queremos organizar la violencia en nombre de los intereses de los trabajadores”. (Lenin, 1917).

Por ello, si el espectro del comunismo se disolviera, tanto en las dictaduras donde se encuentra como en los países que tienen elementos fuertes como Venezuela, podría generarse un nuevo paradigma y un renacimiento de los valores, la moralidad y la espiritualidad.

Sobre Parravicini

El visionario Benjamin Solari Parravicini -nacido en Buenos Aires en 1898- asombra hoy a todo el mundo no solo por su arte sino por el legado de los dibujos proféticos que llamó psicografías premonitorias. (Wikimedia Commons)

El visionario Benjamin Solari Parravicini -nacido en Buenos Aires en 1898- asombra hoy a todo el mundo no solo por su arte sino por el legado de los dibujos proféticos que llamó psicografías premonitorias. (Wikimedia Commons)

Benjamín Solari Paravicini (1898 – 1974) desde niño hablaba de ángeles, duendes y hadas. Su padre –que era psiquiatra- lo llevó a realizarse estudios para determinar su “problema” pero no encontraron ninguno.

Si bien era escultor y pintor, se lo reconoce más por sus dibujos premonitorios, algunos de ellos muy detallados –hasta tienen fecha de cumplimiento- y otros más bien ambiguos.

Entre los eventos que vaticinó Parravicini están la destrucción de las torres gemelas y el desastre nuclear de Japón.

Las opiniones expresadas en este artículo son las del autor y no necesariamente reflejan las ideas de La Gran Época.

Si te gustó el artículo…

…puedes colaborar para que podamos seguir publicando. Cada vez más gente prefiere leer La Gran Época, un periodismo independiente, sin censura y comprometido con la verdad. Sin embargo financiar un medio de comunicación es cada vez más difícil y no queremos implementar un muro de pago para poder solventarnos. Queremos mantener todos nuestros contenidos libres y llegar a mucha más gente, porque creemos que todos deben tener acceso a la verdad y tú nos puedes ayudar a lograrlo.

Te recomendamos
En Foco