Descubrimientos

Científicos sin transgénicos obtienen soja no alergénica, sin inhibidores nutricionales

Científicos sin transgénicos obtienen soja no alergénica, sin inhibidores nutricionales
Eliot Herman junto a la soja no alergénica y no transgénica, creada por mejoramiento convencional

Usando el sistema de mejoramiento tradicional sin transgénicos en las semillas, científicos de las universidades de Arizona e Ilinois obtuvieron una variedad de soja baja en alergenos abandonando el sistema con organismos genéticamente modificados usado previamente.

“Hemos creado una soja baja en alergenos y baja del inhibidor anti-nutricional, utilizando métodos convencionales de mejoramiento“, comunicó el profesor Eliot Herman de la Universidad de Arizona (UA).

Después de dar con las variedades deseadas, lásico método de revisar miles de plantas, los investigadores afirman que hicieron cruces de mejoramiento entre ellas, por cerca de una década.

Al informar la noticia el 1 de mayo,  la universidad destacó que “podría ser una solución en la fórmula de bebés y alimentos para los animales”.

En la nueva soja se redujo significativamente los niveles de tres proteínas clave responsables de su poder alergénico y sus efectos conocidos como anti-nutricionales, destacó el estudio publicado por  Mónica Schmidt y Eliot Herman de la UA, y científico Theodore Hymowitz  de la Universidad de Illinois.

En 2003, Herman dio a conocer una producción transgénicos de una soja similar, baja en alergenos, pero se vio impedido de aplicarla en las fórmulas infantiles.

Para evitar el problema, Herman, Schmidt y Hymowitz propusieron crear una soja similar usando métodos convencionales de mejoramiento”, según la universidad.

Por esta razón revisaron 16.000 variedades de soja hasta encontrar la característica deseada no alergénica. Previamente Hymowitz había identificado entre las variedades, una que carecía de inhibidores de aglutinina de soja y tripsina, proteínas que son responsables de los efectos anti-nutricionales de la soja que es habitualmente usada para en el ganado y en productos de consumo humano.

Sobre estas plantas desarrollaron durante una década, cruces de mejoramiento hasta producir una soja que carece de la mayor parte de la proteína inhibidora P34 y tripsina, y carece por completo aglutinina de soja.

“Realmente creímos en este objetivo y queríamos producir un aumento de soja que podría ser utilizado“, dijo Herman. “Eso se convirtió en la motivación para el uso de mejoramiento convencional en lugar del enfoque transgénico”.

La alergias a los alimentos van en aumento en Estados Unidos al igual que en la mayoría de los países, con manifestaciones significativas y alarmantes en los niños, lo que preocupa a los profesores de los establecimientos educativos, que tienen que estar acostumbrados a afrontar este delicado problema de salud emergente.

Creemos que (la nueva soya convencional) va a ser aceptada por muchos, si prefieren el mejoramiento convencional a los métodos transgénicos de la producción de alimentos”, dijo Schmidt.

Artículos relacionados:

15 años cultivando sin transgénicos en Aragón: “nunca he necesitado insecticidas”

Estudio de Seralini que revela efectos venenosos del cultivos de maiz transgénico

Allimentos genéticamente modificados afectan animales y plantas

Estudios que revelan efectos adversos de los productos transgénicos

Transgénicos

Efectos de los transgénicos

Si te gustó el artículo…

…puedes colaborar para que podamos seguir publicando. Cada vez más gente prefiere leer La Gran Época, un periodismo independiente, sin censura y comprometido con la verdad. Sin embargo financiar un medio de comunicación es cada vez más difícil y no queremos implementar un muro de pago para poder solventarnos. Queremos mantener todos nuestros contenidos libres y llegar a mucha más gente, porque creemos que todos deben tener acceso a la verdad y tú nos puedes ayudar a lograrlo.

Te recomendamos
En Foco