Descubrimientos

Misteriosas y antiguas inscripciones en piedra describen un reino perdido

Misteriosas y antiguas inscripciones en piedra describen un reino perdido
Compartir

Científicos descifraron recientemente inscripciones encontradas en un pedazo de piedra de aproximadamente 29 metros de longitud  y que tiene una antigüedad de 3200 años. La inscripción fue escrita en un idioma antiguo, llamado Luwian donde habla de misteriosas personas del mar y del surgimiento de Mira, un poderoso reino, que comenzó una campaña militar que fue dirigida por el príncipe Muksus de Troya. 

Los arqueólogos dicen que este idioma solo es descifrable por unos pocos eruditos, entre ellos, se encuentra Fred Woudhuizen, el cual ha descifrado una copia de la inscripción en piedra, y junto con Eberhard Zangger, presidente de la Luwian Studies Foundation publicarán sus hallazgos en las Actas de la Sociedad Arqueológica e Histórica Holandesa en el número de diciembre.

La inscripción habla sobre el crecimiento del reino de Mira

Crédito: Luwian Studies

Se dice que la inscripción de Luwian fue copiada por Georges Perrot, un arqueólogo en Turquía, en 1878 y si se descubre que la inscripción es auténtica, aclararía la historia  sobre un grupo de personas que algunos eruditos en la actualidad se refieren como “Pueblo del Mar” los cuales destruyeron civilizaciones y ciudades de todo el Medio Oriente. En realidad, estas inscripciones hablan sobre el reino de Mira, su ascenso y sobre cómo hizo incursiones sobre el Medio Oriente destruyendo el Imperio hitita y muchos otros reinos.

El reino de Mira se involucró en la campaña militar y aparentemente formaron parte de la confederación de los Pueblos del Mar en base a su participación en los ataques.

La inscripción de piedra cuenta cómo el rey Kupantakuruntas gobernó el reino de Mira que estaba en lo que conocemos actualmente como Turquía,y también como Mira había controlado a Troya. Luego describe al príncipe troyano Muksus quien había dirigido la expedición naval que lograría conquistar Ashkelon, lo que sería el actual Israel y cuenta que construyeron una fortaleza allí.

La inscripción continúa dando detalles sobre el Rey Kupantakuruntas y el camino que lo condujo a tomar el trono de Mira. Dice que su padre, que era el rey Mashuittas, tomó el control sobre Troya cuando Walmus, el rey anterior, fue derrocado. Poco después, dice que Mashuittas reinstaló a Walmus en el trono después de prometer lealtad a Mira.

Sobre la muerte de su padre, se dijo que Kupantakuruntas se había convertido en rey de Mira y que entonces tenía el control sobre Troya a pesar de no ser el verdadero rey de Troya. Se decía que era el guardián de Troya.

La inscripción real fue destruida en el siglo XIX

La inscripción real ya no existe, ya que fue destruida durante el siglo XIX, pero hay registros de ella y una copia de ella fue ubicada en terrenos de propiedad del arqueólogo James Mellaart quien se decía que había encontrado muchos sitios antiguos durante su vida y el más famoso era el Catalhoyuk de 9.500 años de antigüedad, ubicado en Turquía.

Algunas personas creen que esta es la ciudad más antigua del mundo. Mellaart dijo que si la inscripción no había sido descifrada en su totalidad y publicada para cuando el muriera, otros lo harían en su lugar. Pero algunos se preguntan si tal vez la inscripción sea solo una falsificación creada por Mellaart.

Mellaart afirmó que la inscripción había sido copiada en 1878 por Georges Perrot en Turquía y que luego los aldeanos tomaron la piedra y la usaron en la construcción de una mezquita. Más tarde, las autoridades en Turquía registraron el pueblo y encontraron tres tablas de bronce que nunca fueron publicadas, por lo que nadie sabía lo que decían.

Mellaart formó parte de un equipo que comenzó a descifrar la copia de la inscripción en 1956 y la publicó junto con las tablas de bronce antes de que desaparecieran. Afirmó que el equipo no pudo publicar su trabajo ya que la mayoría de los miembros del mismo fallecieron. Más tarde, un equipo descubrió que Mellaart había pasado mucho tiempo intentando comprender las copias de las diferentes inscripciones de Luwian.

Muchos estudiosos insisten en que las inscripciones son falsificaciones modernas y continúan diciendo que, a menos de que se encuentren los registros de la inscripción, no pueden estar seguros de que la inscripción existiera en realidad.

Sin embargo, Woudhuizen y Zangger han dicho que sería muy difícil para alguien crear una falsificación ya que la inscripción es larga y que Mellaart ni siquiera podía leer, y menos escribir el idioma Luwian.

También dijeron que hasta la década de 1950 nadie había descifrado el idioma Luwian y esto significaba que Perrot tampoco podría haber falsificado la inscripción. También señalaron que no tenía sentido que Mellaart creara una compleja y larga falsificación que luego la dejaría sin traducir ni publicar antes de morir.

Puedes ver un video al respecto a continuación

Puedes activar los subtítulos en la parte derecha abajo del video

También podría interesarte:

Evidencia de avanzada civilización antigua en las islas Azores genera controversia

Cinco ruinas misteriosas que antecedieron a las civilizaciones conocidas


Compartir
TE RECOMENDAMOS
EN FOCO