Descubrimientos

Gracias a ADN científicos prueban estar equivocados respecto a general vikingo de 1000 años

Gracias a ADN científicos prueban estar equivocados respecto a general vikingo de 1000 años
Cascos vikingos. (Helgi Halldórsson/CC BY-SA 2.0)
Compartir

Durante mucho tiempo los científicos asumieron algunas cosas sobre un esqueleto vikingo que fue encontrado en el siglo 19.

El esqueleto fue enterrado con dos caballos, un hacha, una espada, una lanza, un cuchillo de batalla y escudos, por eso asumieron que el esqueleto pertenecía a un guerrero.

Un juego de mesa yacía en el regazo del esqueleto, así que asumieron que el hombre era un poderoso líder militar.

Excepto que no era un hombre.

Ilustración de 1889 de Evald Hansen basada en el plano original de tumbas por la excavadora Hjalmar Stolpe. (Universidad de Uppsala)

Ilustración de 1889 de Evald Hansen basada en el plano original de tumbas por la excavadora Hjalmar Stolpe. (Universidad de Uppsala)

Según resultados de prueba de ADN el esqueleto en realidad pertenece a una mujer, según publicó el viernes el American Journal of Physical Anthropology.

“Realmente es una mujer mayor de 30 años y también alta, mide alrededor de 1,70 metros de altura” dijo Charlotte Hedenstierna-Jonson, una arqueóloga de la Universidad Local de Uppsala.

La mujer guerrera fue enterrada a mediados del siglo 10 en la ciudad vikinga de Birka. El juego encontrado en su falda estaba con un conjunto completo de piezas.

“El juego indica que ella era una oficial” dijo Hedenstierna-Jonson. Fue “alguien que trabajó con tácticas y estrategia, pudo ser la jefa para tropas de batalla”.

Los científicos han asumido desde hace mucho tiempo que el esqueleto pertenecía a un hombre porque estaba enterrado con armas.

Ilustración de tumba Vikinga por Neil Price. (Dominio Público)

Ilustración de tumba Vikinga por Neil Price. (Dominio Público)

Hace varios años, Anna Kjellström- una científica en huesos y esqueletos- observó que los pómulos eran estrechos y los huesos pélvicos eran femeninos. Los científicos probaron el ADN y los resultados probaron ser una suposición centenaria equivocada.

“Usar el ADN antiguo para identificar el sexo es útil cuando por ejemplo se trabaja con niños, pero también puede ayudar a resolver casos polémicos como este” dijo Maja Krzewinska, arqueóloga de la Universidad de Estocolmo.

El descubrimiento de una mujer guerrera es el primero en su tipo según Neil Price, un profesor de arqueología en la Universidad de Uppsala.

“Las fuentes escritas ocasionalmente mencionan a mujeres guerreras” dijo Price a phys.org. “Pero esta es la primera vez que realmente hemos encontrado existencia en pruebas arqueológicas convincentes”.

Los vikingos eran expertos marineros. Invadieron y negociaron con países del norte, centro y este de Europa desde finales del siglo 8 hasta finales del siglo 11.

Por NTD.tv


Compartir
TE RECOMENDAMOS
EN FOCO