Astronomía

Equinoccio del 20 de marzo y el paso del Sol

Equinoccio del 20 de marzo y el paso del Sol
Equinoccio en Penas de Rodas, provincia de Lugo, España. (Wikimedia Commons)
Compartir

El Sol tendrá su próximo equinoccio Vernal el 20 de marzo, y no pocos se están organizando para festejar esta memorable fecha con excursiones hacia lugares arqueológicos milenarios.

La razón es que se evidencia la única fecha del año en que la salida del Sol surge en manera precisa por el Este y la puesta del Sol, por el Oeste.

Es el momento en que se inicia la primavera en el hemisferio Norte, y el otoño en el hemisferio Sur. El día y la noche a su vez tienen una misma cantidad de horas.

El siguiente vídeo muestra el equinoccio celebrado en un año precedente en la pirámide Kukulkán, nombre que representa a la deidad maya serpiente emplumada. La luz del Sol se revela exactamente en sus bordes, serpenteando. Kukulkán, en la Península de Yucatán, fue construido en el siglo XII en la ciudad maya Chichén Itzá.

Esto ocurre porque el Sol el 20 de marzo estará de frente al Ecuador terrestre, a la latitud cero del planeta.

Desde el equinoccio del 20 a 21 de septiembre en adelante, el Sol transitó de ida y de retorno frente al hemisferio Sur, generando temperaturas cálidas en ese lado del planeta, y ahora desde el equinoccio del 20 de marzo hasta el próximo 20 a 21 de septiembre, lo hará por el Norte, lo que generará las temperaturas cálidas por este otro lado.

El Sistema Planetario tiene un plano por donde orbitan los grandes planetas como Júpiter, y los asteroides. La Tierra gira en cambio sobre un eje inclinado.

Equinoccio Vernal en español (Wikiwand)

Equinoccio Vernal en español (Wikiwand)

Dicho de otra manera, a medida que nuestro planeta orbita alrededor del Sol, durante la mitad del año, entre el 20 de septiembre y 20 de marzo, el hemisferio Norte recibe menos luz del día, y vive su otoño e invierno. El hemisferio Sur por el contrario recibe más luz, y vive su primavera y verano.

La segunda mitad del año, entre el 20 de marzo y 20 de septiembre, el hemisferio Norte recibe más luz del día, y disfruta su primavera y verano, mientras que el hemisferio Sur recibe menos, y vive su otoño e invierno.

En el caso de la pirámide de Kukulkán, la siguiente imagen muestra como es el paso del Sol.

Plano cenital del templo o pirámide de Kukulkán. Durante el equinoccio el Sol pasa en manera precisa por su punto medio.(Wikimedia)

Plano cenital del templo o pirámide de Kukulkán. Durante el equinoccio el Sol pasa en manera precisa por su punto medio.(Wikimedia)

Llama la atención la precisión matemática y arquitectónica durante las estaciones del año, y durante los equinoccios. Evidentemente sus arquitectos privilegiaban en su vida diaria la relación humana con el cosmos, y las divinidades.

Otro sitio arqueológico donde los antiguos habitantes marcaron las fechas de los equinoccios – e incluso los solsticios, está en la provincia de Lugo, España, en el mítico sitio llamado As penas de Rodas. La fotografía principal festeja ese momento, y a continuación el siguiente vídeo muestra el lugar.

Plano cenital del templo o pirámide de Kukulkán. Durante el equinoccio el Sol pasa en manera precisa por su punto medio.(Wikimedia)

Plano cenital del templo o pirámide de Kukulkán. Durante el equinoccio el Sol pasa en manera precisa por su punto medio.(Wikimedia)

Llama la atención la precisión matemática y arquitectónica del paso del Sol durante las estaciones del año, y durante los equinoccios.

La construcción honora al dios maya Kukulkán, que traducido significa Serpiente emplumada. Evidentemente sus arquitectos privilegiaban en su vida diaria la relación humana con el cosmos, y las divinidades.


Compartir
TE RECOMENDAMOS
EN FOCO