Astronomía, Ciencia

Tormenta de radiación solar irrumpe el 14 de julio

Tormenta de radiación solar irrumpe el 14 de julio
Una fuerte y brillante llamarada junto a una Tormenta Solar moderada registró nuestra estrella el 14 de julio a las 2:09 AM. ( SDO/NASA)
Compartir

Una nueva tormenta solar de rayos X registró el Sol el 14 de julio de 2017 con un brote explosivo desde la misma zona que se activara durante la Luna Llena del pasado domingo.

El equipo de Clima Espacial de Estados Unidos emitió una alerta de bloqueo de ondas de radio de nivel menor (R1) con interrupciones breves de las comunicaciones en la zona iluminada en ese momento, de acuerdo al informe de NOAA (Administración Nacional Oceanográfica y Atmosférica).

Esto fue acompañado de una Tormenta de Radiación Solar de nivel menor (S1) en la zona del Pacífico occidental, destacándose impactos en las comunicaciones en especial de alta frecuencia, en altas latitudes.

Estas altas radiaciones azotaron la Tierra especialmente desde las 5:30 hasta las 18:00.

Zona de alta radiación solar por un evento de tormenta el 14 de julio de 2017 (NOAA)

Zona de alta radiación solar por un evento de tormenta el 14 de julio de 2017 (NOAA)

NOAA además alertó de una próxima Tormenta Geomagnética Solar entre el 16 y 17 de julio, de nivel moderado (M2), por la llegada de ráfagas de partículas solares ionizadas a la atmósfera terrestre. Esto significa perturbaciones en las comunicaciones y brillantes auroras en altas latitudes e incluso latitudes medias.

Los animales migratorios pueden verse perturbados con este evento y las señales de radar y satélite, bloqueadas o perturbadas.

Una brillante llamarada se vio desde el Observatorio Dinámico Solar de la NASA y el Observatorio GOES, Este evento comenzó a las 1:07, hora UT y alcanzó su máximo nivel a las 2:09, con flujo de rayos X de clase moderada M2, lo que significa una tormenta moderada de nivel 2 de la escala 1 a 9. Su desenlace fue a las 3:24. Hasta las 20:00 no se repitieron nuevos brotes de tormenta.

Foto Zona activa del Sol que protagonizó una fuerte llamarada el 14 de julio de 2017. (GOES/NOAA)

Zona activa del Sol que protagonizó una fuerte llamarada el 14 de julio de 2017. (GOES/NOAA)

La tormenta fue acompañada de una Eyección de Masa Coronal (CME) que envió a toda velocidad una explosión de partículas ionizadas del Sol a su alrededor, como se observa en el vídeo y siguiente imagen.

Se espera que este plasma solar sea el responsable de la próxima tormenta geomagnética que tendrá activos el 16 y 17 a los fotógrafos de brillantes auroras boreales y australes.

El Sol está en su período hacia el Mínimo Solar del 2019 a 20, que se repite cada 11 años.

Las tormentas solares en este período son escasas, pero no necesariamente poco activas.

Las últimas han sido moderadas y de hecho además de pocas, no se han registrado tormentas solares fuertes de clase X desde hace más de dos años.

La poca actividad ha adelgazado la capa protectora de la Tierra permitiendo entonces la entrada de otros rayos cósmicos a nuestra atmósfera.

Un fenómeno esperado, pero en este ciclo tan inactivo como hace 100 años, se cree que puede ser superior.


Compartir
TE RECOMENDAMOS
EN FOCO