Economía china, Régimen chino

El regulador de acciones número dos de China es investigado por corrupción

El regulador de acciones número dos de China es investigado por corrupción
Yao Gang, ex vice jefe de la Comisión Reguladora de Seguridades de China, está siendo investigado por la corte desde el 31 de agosto de 2017. (Foto de archivo)
Compartir

El ex- subjefe del cuerpo mayor regulador de acciones de China fue quitado del cargo, una movida que los expertos creen que se ha hecho en preparación para el importante 19° Congreso del Partido Comunista Chino en octubre.

Yao Gang, de 55 años, fue bajado en noviembre de 2015, cinco meses después de la caída de la bolsa a mitad de año. Él es uno de los funcionarios de más alto rango disciplinado por supuesta manipulación de acciones.

A mediados de junio de 2015- el mercado de valores que venía en alza- perdió casi un tercio de su valor en tres semanas. Los índices de Shanghai y Shenzhen se desplomaron más del 40% durante el verano.

El fiscal defensor dice que Yao actuó bajo “medidas coercitivas”, pero no aclaró los detalles. En una declaración anterior hecha por la Comisión Central de Inspección Disciplinaria- la mayor agencia anti malversación de China- Yao fue acusado de “resistirse a la investigación”, “romper el orden del mercado de capitales” y “sabotear las ecologías políticas en el departamento de regulación de seguridades”.

Yao fue expulsado del Partido y echado de la oficina el 20 de julio de 2017. El 31 de agosto, la Fiscalía Suprema del Pueblo anunció que había sido puesto bajo investigación por aceptar sobornos.

‘El rey de las OPIs’

Conocido como el “rey de las OPIs” en la Comisión Reguladora de Seguridades de China (CRSC), Yao estuvo a cargo de las ofertas públicas iniciales (OPI) de acciones A (acciones de compañías en el continente) desde 2002.

Yao tuvo una cómoda y larga carrera en el sector de las regulaciones de seguridad. Había sido vice director en el departamento de administración de futuros en 1993 y luego terminó presidiendo en la Comisión de Seguridades de China como subdirector en 2008. En noviembre de 2015, fue investigado bajo la sospecha de “serias faltas de disciplina al Partido”, una frase que comúnmente se usa en China para casos de soborno.

El portal de noticias chino Tencent sugirió que Yao podría estar conectado con Ling Jihua, un ex alto asesor del anterior líder del Partido, Hu Jintao. La oficina de CRSC -sobre la cual Yao presidía- aprobó seis pedidos de listado público del hermano fugitivo de Ling, Ling Wancheng, incluyendo uno para la poco conocida compañía LeTV.

Según Caixin, Huijin Lifang Capital, una empresa privada de acciones controlada por Ling Wancheng, amasó 1,4 mil millones de yuanes (US$ 225 millones) de una oferta pública inicial. Ling Jihua fue arrestado por corrupción en julio de 2015 y se le dio prisión perpetua al año siguiente.

Luego de la caída de Yao en julio, algunos medios chinos lo han criticado con el mote de “traidor de acciones” acusándolo de complotar “con fuerzas nacionales y extranjeras para menguar el mercado de valores chino”. Ifeng reporta citando la prensa de Hong Kong, que algunos altos oficiales de CSRC transfirieron grandes sumas de capital a Hong Kong y Singapur durante el rescate del mercado. Según Xinhua, al menos siete de los socios de Yao en el sistema de regulación de seguridades han sido puestos bajo investigación.

Una advertencia

El mismo día que Yao fue puesto bajo investigación, Beijing también confirmó la fecha del 19° Congreso del Partido. Algunos analistas creen que hacer los dos anuncios en el mismo día fue una sutil pista de que la campaña de corrupción de Xi pueda estar enfocándose en el sector financiero.

“La preocupación más grande de Xi es el sector financiero, que ha estado saboteando en secreto”, dice el comentador político Tang Jingyuan a La Gran Época. “Al golpear a los magnates y castigar tigres en el sector financiero como Yao Gang, Xi Jinping está enviando una advertencia a los peces gordos y a esos grupos de corrupción que aún tienen fuerza para desafiarlo”.

“Todos entienden que la economía es el pilar mayor de legitimidad del gobierno chino para gobernar y ganarse el sentimiento popular”- dijo Chen Jieren- un comentador político de Beijing al New York Times en una entrevista de 2015.

Chen dijo que una economía en baja pondría más presión al liderazgo: “Si la economía se debilita, el poder político del Partido Comunista Chino se verá enfrentado con más desafíos reales… Y la administración de Xi Jinping sufrirá incluso más críticas”.

Yao fue uno de los cinco oficiales disciplinados el mes pasado, en el más reciente sondeo anticorrupción del sector financiero chino. Zhang Yujun, el ex jefe asesor del órgano controlador de seguridad chino y Yang Jiacai, ex asesor del jefe de la Comisión Reguladora Bancaria de China, fueron puestos bajo investigación el 21 de julio y el 1 de agosto respectivamente.

Según Beijing News, China ha expuesto a más de 60 funcionarios y administradores del sector financiero desde que el presidente Xi Jinping llegó al poder en 2012.


Compartir
TE RECOMENDAMOS
EN FOCO