China-Latinoamérica, Latinoamérica

Macri quiere “reprogramar” la relación de Argentina con China

Macri quiere “reprogramar” la relación de Argentina con China
El presidente argentino recibió en la Casa Rosada a algunos medios seleccionados para hablar sobre su viaje a China. La Gran Época estuvo presente en el encuentro. (La Gran Época)

BUENOS AIRES – A pocos días de su viaje a China, el presidente argentino Mauricio Macri recibió en la Casa Rosada a algunos medios especializados para conversar sobre el motivo de su viaje y las expectativas de su gobierno.

En una exclusiva mesa de prensa, a la que fue invitada La Gran Época, el mandatario aclaró que, desde que asumió en diciembre de 2015, la relación bilateral “avanzó poco” por el tipo de vínculo que se estableció con la gestión gubernamental anterior, por lo cual adelantó algunas áreas que la Casa Rosada quiere abordar en la agenda conjunta, como por ejemplo el intercambio turístico y futbolístico para equilibrar la deficitaria balanza comercial.

Barco con contenedores chinos en el Río de la Plata. (PETER PARKS / AFP / Getty Images)

Barco con contenedores chinos en el Río de la Plata. (PETER PARKS / AFP / Getty Images)

Desregulando la economía para atraer inversiones

Una de las promesas de campaña de Macri fue reducir la participación del Estado en la economía para incentivar la alicaída inversión privada que venía de los años anteriores, por eso -una vez que asumió- puso en marcha un plan progresivo de desregulación tanto en el plano de la economía real como en los mercados monetarios y financieros.

Sin embargo, reconoce que aún falta mucho -de hecho hoy la inflación en Argentina ronda el 27,5% anual-, y es por eso que necesita de la iniciativa privada para encausar el crecimiento y un eventual desarrollo en los próximos años.

En este contexto, aparece China, aunque con ciertas condiciones.

No al tratado de libre comercio

De Izq. a Der.: La presidenta chilena Michelle Bachelet, el uruguayo Tabaré Vázquez y el argentino Mauricio Macri durante la 49 Cumbre de Presidentes del Mercosur en Luque, Paraguay, el 21 de diciembre de 2015. Mientras Chile firmó un acuerdo de libre comercio, idea que también quiere replicar Uruguay, Macri insiste en que el mismo debe abordarse en el ámbito del MERCOSUR. (MIGUEL ROJO / AFP / Getty Images)

De Izq. a Der.: La presidenta chilena Michelle Bachelet, el uruguayo Tabaré Vázquez y el argentino Mauricio Macri durante la 49 Cumbre de Presidentes del Mercosur en Luque, Paraguay, el 21 de diciembre de 2015. Mientras Chile firmó un acuerdo de libre comercio con China, que también quiere replicar Uruguay, Macri insiste en que el mismo debe abordarse en el ámbito del MERCOSUR. (MIGUEL ROJO / AFP / Getty Images)

A diferencia de la mirada de otros países de la región, como Chile y eventualmente Uruguay, Macri ya ha dejado claro que Argentina no iniciará un tratado de libre comercio con China, sino que ese tema se tiene que elevar para ser tratado en el ámbito del MERCOSUR (el bloque económico que integran Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay -con Venezuela actualmente suspendida-).

“La negociación tiene que ser MERCOSUR-China. Nosotros somos parte de un bloque”, afirmó el mandatario al respecto, aclarando que es “algo que está en carpeta para empezar”. Asimismo añadió que por más que el país sudamericano “tenga que pagar arancel”, tiene muy buenos productos para exportar a China, como el vino.

Además expuso que ambos países se pueden complementar: “Argentina tiene mucho para aportar en la demanda de seguridad alimentaria y seguridad energética”, dijo mientras que China puede avanzar en la construcción de infraestructura.

Los megaproyectos chinos

El ferrocarril Belgrano Cargas transporta materias primas para la exportación, la mayoría es soja que tiene como destino China.

El ferrocarril Belgrano Cargas transporta materias primas para la exportación, la mayoría es soja que tiene como destino China.

Sin lugar a dudas, el atractivo de Argentina para los inversores extranjeros en infraestructura es una de las cartas que Macri pondrá sobre la mesa cuando visite China, luego de pasar por Dubai y antes de visitar Japón, en una gira que lo mantendrá afuera del país unos diez días.

El presidente, en el diálogo con los periodistas en la Casa Rosada, aclaró que buscará afianzar inversiones en el ferrocarril San Martín, en las centrales hidroeléctricas en Tambolar (de la provincia de San Juan) y el Tren Belgrano Cargas, entre otros proyectos de puentes, trenes y puertos.

En el caso del emblemático Belgrano Cargas, el ferrocarril encargado de transportar las materias primas a los puertos de exportación, principalmente soja con destino a China, Macri adelantó que se está “pensando en ampliar a una segunda etapa, por varios cientos de kilómetros más”.

Fútbol y turismo para equilibrar la balanza

Turistas chinos sacando fotos a una pareja de bailarines de tango en Buenos Aires. (Blog China en América Latina)

Turistas chinos sacando fotos a una pareja de bailarines de tango en Buenos Aires. (Blog China en América Latina)

El problema de la balanza comercial con China no es un tema menor para Argentina, ya que la diferencia entre las exportaciones y las importaciones en 2016 ascendieron a los 5821 millones de dólares a favor del gigante asiático.

“Es el déficit de mayor magnitud del intercambio con cualquier bloque o país”, afirma el último informe del Instituto Nacional de Estadística y Censo de la República Argentina (INDEC).

Además hay una diferencia notable en la composición de los productos intercambiados.

Según cifras oficiales de marzo de 2017, prácticamente la mitad de las exportaciones argentinas (el 49%) a China se concentraron en 3 productos con poco o nada de valor agregado: aceites crudos de petróleo; porotos de soja excluidos para siembra y carne bovina, deshuesada, congelada.

En cambio, más de la mitad (54,7%) de las importaciones desde China en el mismo período estuvieron compuestas por bienes de capital, y piezas y accesorios para bienes de capital; seguidos por bienes intermedios (24,6%) y bienes de consumo (20,1%).

Este escenario en realidad no es nuevo, ya que los números en el comercio bilateral entre ambos países son negativos para Argentina desde 2008.

Es por eso que el presidente Macri, antes de su viaje a China, reconoció que los avances en la relación bilateral “han sido pocos”. “Tuvimos que reprogramar la relación de cómo había arrancado con el gobierno anterior que con nosotros”, dijo.

Cientos de aficionados chino esperan al futbolista argentino Carlos Tévez en Shanghai, antes de que el jugador se una al club local Shenhua. (STR / AFP / Getty Images)

Cientos de aficionados chinos esperan al futbolista argentino Carlos Tévez en Shanghai, antes de que el jugador se una al club local Shenhua, el 19 de enero de 2017. (STR / AFP / Getty Images)

Una de las formas creativas que tiene en mente el gobierno para revertir la situación es potenciando “el intercambio en temas futbolísticos” y el turismo.

“Yo lo hablé personalmente con el presidente Xi Jinping y creo que una forma de equilibrar la balanza de lo que nosotros le compramos y lo que le podemos vender es sumar turismo“, dijo Macri añadiendo que “hay 150 millones de chinos viajando por el mundo y solamente vienen 30 mil a la Argentina”.

“Si lográsemos que viniesen un par de millones por año sería un cambio muy grande. Hay que plantear una estrategia común para hacerlo”, expresó pensando en su inminente gira por el país asiático.

Argentina en el mundo

En Beijing, Macri participará del “I Foro de la Franja y la Ruta para la Cooperación Internacional”, al que asistirán unos 28 jefes de Estado y un centenar de funcionarios de alto rango, como el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, la directora gerente del FMI, Christine Lagarde, y el presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim. El encuentro, que se celebrará entre el 14 y 15 próximos, fue lanzado en 2013 por el mandatario chino Xi Jinping para promover el desarrollo común. Él será el encargado de abrir la celebración.

En este marco de encuentros, la directora de La Gran Época, Liwei Fu, le preguntó al presidente Macri si pensaba plantear el caso del proceso judicial abierto en Argentina que investiga al ex mandatario chino Jiang Zemin por crímenes de lesa humanidad que cometió en la persecución que inició en 1999 -y que aún continúa- contra los practicantes de la disciplina espiritual de la Escuela Buda, Falun Dafa.

Cabe destacar que, desde que asumió, Xi lanzó una campaña anti-corrupción que encarceló a los principales referentes de la facción dura de Jiang Zemin y que estuvieron involucrados en la persecución. Es por eso que analistas creen que el mandatario chino podría dar el zarpazo final e ir contra el propio Jiang en el 19° Congreso Nacional del Partido Comunista, que se celebrará a fines de este año.

En su pregunta, la Sra. Fu expuso que un avance en el juicio por delitos de lesa humanidad podría representar una herramienta a favor de Xi en su lucha contra Jiang.

El presidente Macri, por su parte, señaló que no estaba al tanto del tema pero que se iba a interiorizar sobre ello. “Me voy a informar”, dijo.

Para finalizar la ronda de prensa, el mandatario expresó que Argentina está participando activamente en los foros internacionales y en “todo lo que sea ser parte de la solución de los desafíos globales”.

“La paz mundial es una prioridad de todos y la mayoría quiere ayudar todo lo posible en eso”, concluyó en referencia a diferentes focos de conflictos que atraviesan al mundo hoy.

Si te gustó el artículo…

…puedes colaborar para que podamos seguir publicando. Cada vez más gente prefiere leer La Gran Época, un periodismo independiente, sin censura y comprometido con la verdad. Sin embargo financiar un medio de comunicación es cada vez más difícil y no queremos implementar un muro de pago para poder solventarnos. Queremos mantener todos nuestros contenidos libres y llegar a mucha más gente, porque creemos que todos deben tener acceso a la verdad y tú nos puedes ayudar a lograrlo.

Te recomendamos
En Foco