Superintendente de un Hospital chino involucrado en la sustracción forzada de órganos es despedido

Por Sunny Chao - La Gran Época

Shen Baozhong, vicepresidente de la Academia de Ciencias Médicas de Heilongjiang y presidente del Cuarto Hospital Afiliado de la Universidad Médica de Harbin (UMH), fue puesto bajo investigación por las autoridades comunistas chinas bajo sospecha de “violar seriamente la disciplina del Partido”, informó  la agencia de noticias estatal Xinhua el 7 de abril.

Tal expresión es un eufemismo muy utilizado para referirse a la corrupción. Desde que asumió el poder en 2012, el líder chino Xi Jinping utilizó una campaña anticorrupción para eliminar a los enemigos políticos y purgar a los funcionarios que se comportaron mal.

Las autoridades chinas no dieron detalles sobre los presuntos crímenes de Shen. Cabe destacar, sin embargo, que el hospital del que estaba a cargo tiene un historial de estar involucrado en el mercado negro del tráfico de órganos en China.

Según una anterior cobertura de los medios y la biografía oficial del Partido Comunista Chino (PCCh), Shen tenía “una variedad de identidades, títulos y premios”. Y es muy reconocido en los círculos médicos y académicos de China.

El periódico chino ‘Science and Technology Daily’ informó el pasado 11 de marzo que el equipo médico de Shen había publicado un artículo sobre la terapia del cáncer que fue publicado en una revista médica extranjera.

En esta foto dos enfermeras caminan frente al edificio A3 de un hospital aislado en el suroeste de Shanghai, el 14 de mayo de 2013. (Peter Parks/AFP/Getty Images)

Ya en 2009, había rumores de la participación de Shen en los hechos de corrupción. En un artículo publicado en marzo de 2009 en Tianya, un popular foro chino de internet, se alegó que Yang Yanming, representante legal de una empresa de tecnología médica de la provincia de Heilongjiang, pidió sobornos y aceptó coimas utilizando el nombre de Shen. Desde 2004 hasta ahora, “la cantidad de dinero que Yang obtuvo es suficiente para sentenciarlo a la pena de muerte”.

Rumores sobre la corrupción de Yang surgieron alrededor del mismo instante en que Shen fue nombrado presidente del Cuarto Hospital Afiliado de UMH, en septiembre de 2004.

Durante la permanencia de Shen en el hospital de Harbin, el establecimiento se vio envuelto en un crimen mucho más oscuro que la corrupción.

Según un informe de investigación de octubre de 2006 de Minghui.org-un sitio web con sede en Estados Unidos que sirve como centro de intercambio de información sobre la persecución de la disciplina espiritual Falun Dafa en China-el departamento de investigación de anatomía de UMH había utilizado una fábrica abandonada en las afueras de Harbin para preservar los cadáveres y venderlos a países extranjeros. Los lugareños se dieron cuenta de que autos misteriosos entraban y salían del edificio con frecuencia por la noche, y lo denunciaron a la policía.

Posteriormente, la UMH envió una notificación interna al personal para evitar que este incidente quedara más expuesto, según Minghui.

El suceso fue parte de una campaña mundial que comenzó en 2006 para investigar las denuncias de sustracción forzada de órganos a practicantes de Falun Dafa en China.

Una representación de la sustracción de órganos en China con practicantes de Falun Dafa durante una manifestación pidiendo el fin de la persecución de Falun Dafa, en Ottawa, Canadá, en 2008. (La Gran Época)

Falun Dafa, también conocido como Falun Gong, es un sistema de meditación de mejora personal basado en los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia. En 1999, el ex líder del PCCh Jiang Zemin lanzó una persecución a nivel nacional contra los practicantes de Falun Gong, creyendo que la popularidad de la disciplina – según los medios de comunicación occidentales citando a funcionarios chinos había 100 millones de adherentes en 1999 – socavaría la autoridad del Partido.

Jiang movilizó el aparato de seguridad del Estado para arrestar y detener a los practicantes. Se confirmó que más de 4.000 practicantes murieron como resultado de torturas y abusos durante su detención, aunque se cree que el número real es mucho mayor, debido a la dificultad de obtener información desde China, según el Centro de Información de Falun Dafa.

Según investigadores independientes, un gran número de practicantes de Falun Dafa encarcelados en los centros de detención de China también fueron asesinados por sus órganos, utilizados en la lucrativa industria de trasplantes de órganos de China.

El primero, segundo, tercero y cuarto hospitales afiliados a UMH se encuentran entre los hospitales sospechosos de estar involucrados en la sustracción forzada de órganos, según la Organización Mundial para la Investigación de la Persecución de Falun Gong (World Organization to Investigate the Persecution of Falun Gong, WOIPFG), una organización sin fines de lucro con sede en Estados Unidos.

En una grabación telefónica que WOIPFG obtuvo en 2016, el Dr. Chen Zhaoyan del Segundo Hospital Afiliado de UMH declaró a los investigadores que “comenzaron a realizar trasplantes de riñón en vivo desde 1999”.

 

Gao Yi de New Tang Dynasty Television contribuyó con este informe.

 

Por favor comparte este artículo en tus redes sociales, de esta manera ayudarás a La Gran Época a continuar ejerciendo un periodismo independiente. ¡Gracias por tu apoyo!

 
ARTÍCULOS RECOMENDADOS