El video en línea de un empresario quejándose, arroja luz sobre el entorno hostil de hacer negocios en China

Un video que captura la diatriba de un enojado empresario chino, recientemente ha circulado en Internet. Sus comentarios demuestran el entorno empresarial hostil que hay en China, donde las empresas privadas tienen que superar obstáculos y la interferencia de las autoridades locales.

Mao Zhenhua es el presidente de Sun Mountain Yabuli, un centro de esquí en la provincia de Heilongjiang, situada en el extremo norte de China y que forma parte del Club Med. El exitoso empresario, fundó en 1992, la primera empresa china de calificación crediticia a nivel nacional, Chengxin.

En un video subido el 2 de enero, (a una aplicación web china de microblogging similar a Twitter, llamada Weib), al empresario Mao se lo ve parado en medio de la nieve, vestido con la indumentaria de esquiar, aparentemente en su complejo turístico, y hablando en voz alta sobre el maltrato que sufrió por parte de un comité administrativo del gobierno local encargado de desarrollar el turismo invernal en la zona. El comité actualmente está dirigido por el jefe de la oficina forestal e industrial de Heilongjiang, Wang Jingxian.

Durante varios minutos el empresario describe cómo el comité ocupó ilegalmente 230.000 metros cuadrados de sus tierras e invitó a otras empresas a que instalaran una pista de hielo y un hotel en su propiedad. Las autoridades aprobaron sin su conocimiento un proyecto para construir un puente que fue derribado y construido muchas veces y costó 50 millones de yuanes (aproximadamente 7,6 millones de dólares); también ordenaron a la policía local que advirtiera a las agencias de viajes que no trajeran turistas a su complejo.

“Nos inspeccionan hoy por esto, mañana por lo otro. Seguridad pública, inspección de alimentos, inspección de calderas, entre otros, todos los días nos crean problemas. No nos permitieron hacer ni una sola cosa”, lamentó Mao. Añadió que invirtieron dos mil millones de yuanes (aproximadamente 307 millones de dólares) de su propio dinero en el complejo turístico, desde que lo compró en 2010; pero aún espera obtener alguna ganancia.

Muchos ciudadanos y medios de comunicación chinos comentaron su video y varios directores ejecutivos de grandes empresas simpatizaron con él. Pan Shiyi, presidente de SOHO China (el mayor promotor inmobiliario de oficinas en Beijing) publicó en Weibo: “Espero que el gobierno de Heilongjiang pueda investigar ésto y dar a las empresas un entorno comercial justo”.

Posteo de Pan Shiyi en Weibo en apoyo al empresario Mao Zhenhua.(Captura de pantalla vía Weibo)

En WeChat, una popular plataforma de mensajería instantánea; Wu Yajun, presidente de China Longfor, un desarrollador inmobiliario especializado en propiedades residenciales y empresariales de alta gama, expresó su apoyo a Mao; señalando que él ya le había mencionado con anterioridad sus dudas al respecto. “Ahora que el mercado de esquí está ganando fuerza y los negocios están mejorando, un grupo de tigres y lobos se apresuran a robar un trozo del pastel”, agregó que las autoridades locales incluso enviaron a la policía para amenazar a los empleados del complejo de Yabuli. “Él [Mao], no apelaría al público si pudiera hacer algo más”.

 

Una economía en crisis

La economía local en el noreste de China está en dificultades. Las cifras oficiales muestran que las tres provincias de esa región, Heilongjiang, Jilin y Liaoning, se encuentran entre los últimos cinco lugares en términos de crecimiento del PIB provincial en los últimos años. La cifra del PIB en Liaoning cayó entre la primera mitad de 2016 y la primera mitad de 2017.

Empresarios como Mao invirtieron en la región con la esperanza de obtener ganancias, pero en cambio están sujetos a obstáculos constantes.

Jóvenes esquían en un trineo casero en la ciudad de Yichun, provincia de Heilongjiang, el 9 de enero de 2006. (China Photos/Getty Images)

Esa misma tarde, un equipo de investigación de las autoridades de Heilongjiang llegó a la estación de esquí, informó el diario chino Economic Observer. En el último día de 2017, el empresario había intentado contactar con el secretario provincial del PCCh, pero sin éxito, según el periódico.

Un artículo de opinión en la misma publicación comentaba sobre este fenómeno: “Cuantas más empresas privadas sean intimidadas, menos gente vendrá aquí a invertir. Cuando la economía no va bien, el gobierno local no tiene dinero y aumenta la intimidación [para conseguirlo], hasta hacer que la economía del noreste pierda su última reserva de energía”.

 

La regla del puño de hierro a las empresas privadas

Las presiones del régimen chino sobre las empresas privadas no se limitan a lo que el empresario Mao describió. También ha reforzado su control sobre el sector privado al solicitar información sobre las inversiones extranjeras, además de investigar a los principales ejecutivos de negocios por mala conducta e inculcar la ideología del PCCh a través de las organizaciones del Partido.

También se les pide a los principales ejecutivos que sigan la política del Partido de aliviar la pobreza en las zonas carenciadas del país, sin otra opción más que cumplir.

 

Por favor compartí este artículo; en tus redes sociales, de ésta manera ayudarás a La Gran Época a continuar ejerciendo un periodismo independiente. ¡Gracias por tu apoyo!

 
ARTÍCULOS RECOMENDADOS