China, Derechos Humanos, Régimen chino, Sustracción de órganos en China

El presidente del Congreso Mundial Uigur advierte sobre la sustracción de órganos

Tomas de muestra de ADN, campos de detención y desapariciones; todo apunta a una sustracción forzada de órganos en Xinjiang

El presidente del Congreso Mundial Uigur advierte sobre la sustracción de órganos
Niños uigures juegan mientras la policía local vigila en Kashgar, Xinjiang el 29 de junio de 2017. Xinjiang está ubicada en el noroeste de China. (Kevin Frayer/Getty Images)
Compartir

Es posible que la creciente supresión y vigilancia que enfrenta la minoría uigur en China incluya un componente mortal: la sistemática sustracción forzada de órganos.

Durante un discurso ante el parlamento del Reino Unido el 13 de diciembre, Dolkun Isa, presidente del Congreso Mundial Uigur, expresó su preocupación de que el régimen chino esté apuntando a este grupo como blanco para el tráfico y sustracción de órganos. El Congreso Mundial Uigur es una organización internacional para uigures exiliados,

“Estamos también muy perturbados por los reportes de que las autoridades chinas tomen muestras de sangre de la población uigur en Turquestán Oriental”, dijo Isa en una mesa redonda sobre la sustracción de órganos en China, según informa el sitio web del Congreso Mundial Uigur. Turquestán Oriental es el nombre que usan los uigures que apoyan la autodeterminación de su tierra natal, ubicada en Xinjiang, al noroeste de China.

Muestras de sangre

El 13 de diciembre, Human Rights Watch informó que las autoridades chinas en Xinjiang habían comenzado a tomar muestras de ADN, huellas dactilares, escaneos de iris y muestras de sangre de residentes locales de 12 a 65 años de edad, con el pretexto de un programa público de salud.

“Por otro lado, tomar muestras de sangre le permite al gobierno chino establecer una base de datos genética del pueblo uigur para vigilar, controlar y reprimirlos aún más”, dijo Isa.

“Esta información genética también facilita la sustracción de órganos, facilitando la comparación de tipos de sangre y la compatibilidad de potenciales víctimas uigures”, agregó.

Dolkun Isa del Congreso mundial uigur durante una entrevista en Tokio, Japón, el 2 de mayo de 2008. (Yoshikazu Tsuno/AFP/Getty Images)

La advertencia de Isa sucede dos meses después de que el portavoz del régimen chino, China News Service (CNS), revelara que la aerolínea  China Southern Airlines abrió una ruta rápida en mayo de 2016 para transportar órganos humanos hacia y desde Xinjiang para usar en cirugías de trasplante.

Los uigures han soportado por mucho tiempo la represión a manos del régimen chino que desea destruir su religión, cultura e idioma. La creciente actividad relacionada con la sustracción de órganos se da en el contexto de una creciente represión, mayor vigilancia y supresión, motivada por el temor a que crezca un movimiento separatista uigur.

Banco de órganos vivos

Según Wang Zhiyuan, portavoz de la Organización Mundial para Investigar la Persecución a Falun Gong (WOIPFG), las noticias de Xinjiang son otra señal de que “los oscuros secretos de los trasplantes de órganos aún no han sido completamente expuestos”.

La WOIPFG, a través de su propia investigación, ha encontrado que los prisioneros de conciencia son la fuente del banco de órganos de prisioneros que controla el Estado chino, prisioneros a los que se les extirpan sus órganos contra su voluntad para gente que necesita un trasplante, matándolos en el proceso. La mayoría de las víctimas de la sustracción forzada de órganos han sido adherentes de la disciplina espiritual Falun Dafa, fuertemente perseguida p0r el régimen chino, pero las víctimas incluyen también a tibetanos e uigures.

Uigures en un mercado local en Kashgar, Xinjiang el 1 de julio de 2017. (Kevin Frayer/Getty Images)

Según Cosecha Sangrienta, un extenso informe de investigación de derechos humanos, durante detención o en prisión, los internos suelen ser sometidos a análisis de sangre para verificar su compatibilidad en una eventual cirugía de trasplante. Cosecha Sangrienta fue escrito por el abogado David Matas y el ex Secretario de Estado canadiense David Kilgour.

La industria china del trasplante se ha disparado desde que el ex cabecilla del partido, Jiang Zemin, lanzó una persecución nacional a los practicantes de Falun Dafa en 1999. Millones han sido arrestados y sentenciados a prisión, según la oficina de prensa oficial de Falun Dafa, el Centro de Información de Falun Dafa.

En junio de 2016, la Cámara de Representantes de EE. UU. aprobó por unanimidad la resolución H.Res.345, condenando la sustracción de órganos de practicantes de Falun Dafa en China.

Los estudiantes desaparecen

En meses recientes, la prensa ha también reportado casos de uigures que desaparecen sin dejar rastro. “Lo más reciente fue el caso de 23 estudiantes uigures que regresaron a China desde Egipto y desde entonces han estado desaparecidos. Tenemos fuertes razones para creer que muchos de esos que han desaparecido han muerto bajo custodia china y que se le han sustraído y vendido sus órganos”, dijo Isa.

Según un informe del 17 de diciembre de Associated Press, Egipto ha sido por mucho tiempo un santuario para que los uigures estudien el Islam, antes de que el país empezara a deportar uigures a China en tiempos recientes. AP reporta que un joven de la ciudad Korla en Xinjiang desapareció luego de que las autoridades chinas se lo llevaran en febrero de 2017. Él había estudiado en la Universidad Al Azhar en Cairo, pero regresó a China en 2016. Un maestro y tres estudiantes en Cairo dicen que escucharon de fuentes en China que él habría muerto bajo custodia”.

Oficiales de policía paramilitares chinos de guardia en una calle en Urumqi, Xinjiang el 23 de mayo de 2014. (Goh Chai Hin/AFP/Getty Images)

Radio Free Asia (RFA) informó el 14 de diciembre que un 10 por ciento de los residentes en el pueblo Bullasqsu en Xinjiang fueron detenidos por las autoridades chinas este año.

“Cada semana, grupos de personas han sido arrestados y enviados a centros de detención”, escribió en una carta a RFA un ex residente de Bullaqsu que ahora vive en el exilio.

Según AP, las autoridades chinas han acorralado a miles de personas desde el principio del año, y las han enviado en campos de detención secretos en Xinjiang, por supuestos crímenes como tener pensamientos extremistas o viajar al extranjero.

Los campos son establecidos con el propósito de adoctrinar a los uigures con la “ley mandarín, la unidad étnica, desradicalización y el patriotismo”, según un memo de la oficina de recursos humanos de Xinjiang. Las preocupaciones que tiene Isa sugieren que estos campos pueden también esconder un propósito aún más tenebroso.


Compartir
TE RECOMENDAMOS
EN FOCO