Asia-Pacífico, China, Estados Unidos

China es “inequívoca” sobre Corea del Norte: Kim Jong-un no va a obtener armas nucleares

Trump y Xi afirman su posición sobre Corea del Norte durante la visita de estado

China es “inequívoca” sobre Corea del Norte: Kim Jong-un no va a obtener armas nucleares
El presidente de EE.UU. Donald Trump y el líder chino, Xi Jinping, llegan a una cena de Estado en el Gran Salón del Pueblo el 9 de noviembre de 2017 en Beijing, China. (Thomas Peter - Pool/Getty Images)
Compartir

Estados Unidos y China pueden tener dificultades para resolver las disputas comerciales en curso, pero según los propios líderes y un informe más detallado del Secretario de Estado de EE.UU., están completamente de acuerdo sobre Corea del Norte.

Ni Estados Unidos ni China aceptarán una Corea del Norte con armas nucleares, afirmaron esta semana el presidente Donald Trump y el líder chino Xi Jinping durante sus reuniones públicas y privadas en China.

“Todas las naciones deben unirse para asegurar que este régimen corrupto no pueda amenazar al mundo con sus armas nucleares”, declaró el presidente Trump con Xi a su lado, en una reunión de negocios en Beijing el jueves 9 de noviembre.

“Debemos actuar con rapidez y es de esperar que China actúe más rápido que nadie y de manera más efectiva con este problema”, añadió.

El presidente de EE.UU. Donald Trump y el mandatario de China Xi Jinping en una conferencia ante los líderes empresariales en el Gran Salón del Pueblo el 9 de noviembre de 2017 en Beijing, China. (Thomas Peter-Pool/Getty Images)

Este jueves, Xi sostuvo la posición del régimen chino en una conferencia de prensa conjunta.

“En cuanto a la cuestión nuclear de la Península de Corea, reiteramos el firme compromiso de lograr la desnuclearización de la Península y sostener el régimen internacional de no proliferación”, declaró Xi.

El secretario de Estado Rex Tillerson dio una descripción más detallada de las conversaciones en una conferencia de prensa en Beijing el jueves, declarando que los líderes chinos estaban totalmente de acuerdo sobre el programa nuclear de Corea del Norte.

“No aceptarán una Corea del Norte con armas nucleares”, enfatizó. “Son inequívocos con esa declaración”.

El líder Xi Jinping ofrece un brindis en una cena de Estado en el Gran Salón del Pueblo en Beijing, China, el 9 de noviembre de 2017. (Thomas Peter – Pool/Getty Images)

Tillerson remarcó que Trump y Xi tuvieron “un intercambio muy, muy descriptivo” sobre lo que cada una de las partes estaba llevando a cabo, con Xi compartiendo acciones específicas que realizaron los chinos, incluyendo el bloqueo de acceder a los bancos chinos a Corea del Norte.

De existir una opinión diferente, se encontraba sobre todo en los plazos.

Tillerson detalló que Xi opinaba que las sanciones tomarían su tiempo y que no tendrían resultados inmediatos, aunque el régimen norcoreano estaba sintiendo la presión.

El Secretario de Estado pareció hacerse eco de esa opinión, sosteniendo que transcurrieron cinco meses para que las sanciones fueran aprobadas por las Naciones Unidas.

“Las sanciones en sí mismas siempre requieren tiempo para que se agoten los inventarios y para que se cierren las alternativas”, agregó.

Sin embargo, Trump no dejó lugar para relajarse en sus comentarios públicos.

Aunque con frecuencia elogiaba a Xi durante sus declaraciones públicas, Trump también mantuvo su posición sobre el rol de China de llevar al régimen de Kim Jong-un a la mesa de negociaciones para discutir sobre la desnuclearización.

“China puede solucionar este problema fácil y rápidamente, y pido a China y a su gran Presidente que trabajen muy duro”, enfatizó Trump.

“Sé una cosa sobre su presidente: si trabaja duro, sucederá. No hay duda al respecto”.

Tillerson resaltó que Estados Unidos se sentía complacido por la posición china, alegando que todos estaban de acuerdo.

“No hay espacio entre nuestros dos objetivos”, declaró Tillerson antes de añadir que había puntos de vista distintos sobre las tácticas y los plazos, ya que fue un tema central de gran parte de las conversaciones.

El Secretario de Estado de EE.UU. Rex Tillerson expone en una conferencia de prensa en Washington D. C. el 21 de junio. (Screenshot/U. S. Department of Defense)

“Nuestro presidente fue muy claro con el presidente Xi al opinar que ‘Ud. es un vecino muy poderoso de ellos; Ud. representa el 90 por ciento de su actividad económica; Ud. es un hombre fuerte, estoy seguro de que puede resolver esto por mí’”, señaló Tillerson. “Así que fue muy claro con él, ya que cree que se puede resolver”.

Si bien Kim aún no indicó que está dispuesto a negociar la desnuclearización, hay indicios de que la presión sobre el régimen norcoreano está aumentando.

Recientes reportes desde el interior de Corea del Norte revelan que los militares están luchando por mantener el suministro de alimentos y se incrementó la seguridad en los monumentos y sitios que glorifican a la familia Kim.

Estatuas de los ex dirigentes Kim Il Sung y Kim Jong Il, en Wonsan, Corea del Norte, octubre de 2016.

Además se hizo un esfuerzo más concertado para reprimir a los medios de comunicación y opinión extranjeros de entrar al país.

Tillerson apuntó a que había claras señales de que el impacto de las sanciones se estaba afianzando.

“Está creando cierta tensión en la economía de Corea del Norte y en algunos de sus ciudadanos, incluso posiblemente dentro de sus fuerzas armadas”, remarcó.


Compartir
TE RECOMENDAMOS
EN FOCO