China, Régimen chino, Sustracción de órganos en China

Multimillonario vincula desaparición del avión malayo hace 3 años con el actual genocidio en China

Multimillonario vincula desaparición del avión malayo hace 3 años con el actual genocidio en China
Compartir

Nuevas y alarmantes afirmaciones sobre el desventurado vuelo malayo que desapareció hace tres años lo vinculan con la actual sustracción forzada de órganos en China. Se estima que incontables víctimas que practican la disciplina espiritual Falun Dafa han sido asesinadas en masa desde 1999 con el objeto de sustraerles sus órganos saludables.


“Sustracción ilegal de órganos”, pintura por Xigiang Dong. (Centro de Arte de Cultura Tradicional)

Un magnate inmobiliario chino que reside en Nueva York está develando información de la corrupción de más alto nivel de China, y afirma que la razón por la cual el vuelo malayo MH370 se extravió hace tres años fue para encubrir el asesinato de gente inocente, cuyas vidas fueron terminadas con el objeto de que los altos funcionarios del Partido Comunista Chino (PCCh) y sus familiares obtuvieran órganos para trasplante.

Se alega que se cometió un asesinato en masa para deshacerse de muchos chinos “peligrosos” en el vuelo que tenían conocimiento o eran testigos de actividades de sustracción ilegal de órganos en las cuales están involucrados funcionarios del PCCh. De las 239 personas a bordo, 153 de ellas eran chinas y se presume que todas fallecieron.

El multimillonario chino Guo Wengui. (Captura de pantalla a través de YouTube/Guo Wengui)

Guo Wengui, que vive en Estados Unidos, afirmó que el vuelo malayo MH370 de Kuala Lumpur a Beijing del 8 de marzo de 2014 llevaba personas que habían escapado de China debido a su conocimiento o participación en estos atroces crímenes y que estaban regresando a China luego de que el PCCh los “persuadiera” a hacerlo, allí fue cuando el vuelo desapareció.

Crédito: Sanjit Das/Bloomberg a través de Getty Images.

Guo también afirmó que cinco personas fueron asesinadas para suministrar riñones al hijo mayor del exlíder del partido comunista Jiang Zemin, Jiang Mianheng, en el Hospital Militar General Regional de Nanjing entre 2004 y 2008, así lo reportó The Vision Times.

“Cuando el Sr. Jiang Mianheng pasó por varios trasplantes de riñón entre 2004 y 2008 en un hospital en Nanjing, todo se organizó tras bambalinas, [se hizo] una selección secreta de personas y riñones, todo fue realizado por Meng Jianzhu, los líderes del Comité de Político y Legal de Shanghai y algunos líderes militares trabajando juntos”, dijo Guo en el vídeo (traducido por China Digital Times), que fue filmado desde su apartamento en Manhattan.

Una representación de la sustracción de órganos a los practicantes de Falun Dafa en China durante una manifestación en Ottawa, Canadá. (La Gran Época)

El médico de trasplantes de riñón Li Leishi, vicedirector del hospital, quien presuntamente realizó dichos trasplantes, se suicidó en abril de 2010. Asimismo, el Profesor Li Baochun, cirujano de trasplantes, quien saltó del 12º piso del Hospital Nro. 2 de la Universidad Militar Médica de Shanghai el 4 de mayo de 2007, también está bajo sospecha de Guo.

Meng tenía fuertes vínculos con el exlíder del partido comunista Jiang, quien perdió el poder oficial en 2002, pero debido a su extensa interrelación con personas infiltradas, pudo mantener el control sobre varios miembros del partido. En julio de 1999, Jiang inició la persecución a los practicantes de Falun Dafa, quienes se convirtieron en la principal fuente de operaciones “secretas” de sustracción forzada de órganos autorizadas por el estado en China.

También se decía que los miembros de la familia de Meng habían recibido trasplantes de órganos. Guo sostiene que aquellos involucrados y sus familiares habían escapado a Malasia temiendo por sus vidas, pero que las autoridades los convencieron para que retornen a China. Todos estaban a bordo del desventurado vuelo que desapareció.

El exlíder del Partido Comunista Jiang Zemin, quien en 1999 inició por su cuenta la brutal persecución de los practicantes inocentes de Falun Dafa en China. (Feng Li/Getty Images)

Hizo estas afirmaciones en el mes de septiembre y continúa exponiendo la corrupción de alto nivel del PCCh. China Digital Times dijo que “el nivel de opacidad que rodea la política de alto nivel del Partido en China hace que chequear los hechos afirmados por Guo sea imposible”.

Aún no queda claro exactamente por qué este magnate de los bienes raíces se puso en contra del régimen comunista, pero es claramente evidente que Guo tiene su disgusto y sus agravios. Según La Gran Época, a fines de 2014, un acuerdo comercial de Guo salió mal, lo que resultó en que su aliado y ex alto funcionario de inteligencia chino Ma Jian fuera arrestado, y esto lo motivó a escapar del país.

Los activos que Guo tiene en China, valuados en U$S 70 mil millones, fueron congelados y algunos de los miembros de su familia y sus empleados han sido encarcelados, así lo reportó el Washington Free Beacon. Guo aplicó para obtener asilo político en Estados Unidos y teme por su vida.

Pero Guo no es el único que ha expuesto este atroz genocidio.

Ethan Gutmann, un escritor investigativo que fue nominado al Premio Nóbel de la Paz en 2017 por sus incansables esfuerzos para exponer la masiva sustracción forzada de órganos para la venta en China, principalmente de practicantes de Falun Dafa, tuvo éxito en exponer el comercio estatal de órganos, el cual está completamente financiado por el partido comunista. Proporcionó evidencia irrefutable de estos horrendos crímenes contra la humanidad, que continúan hasta el día de hoy a pesar de que el Partido Comunista Chino los niega.

David Kilgour (izquierda) con David Matas (centro) y Ethan Gutmann, autores de “Cosecha Sangrienta/El Matadero: Una actualización”. (Simon Gross/La Gran Época)

Un informe actualizado elaborado por Gutmann en conjunto con el abogado de derechos humanos David Matas y el exmiembro del Parlamento Canadiense David Kilgour, resalta los programas de trasplante de 146 hospitales estatales de trasplante en China.

“La conclusión que sacamos es que los chinos que afirman estar realizando 10.000 trasplantes por año, lo cual los pone en el segundo puesto a nivel mundial, en realidad están en el primer puesto [en cuanto a cantidad anual de trasplantes], y están realizando entre 60.000 y 100.000 [trasplantes por año]”, dijo Gutmann.

La vasta mayoría de estos órganos provienen de prisioneros de conciencia, practicantes de la antigua disciplina de meditación conocida como Falun Dafa, estas personas literalmente están siendo asesinadas por sus órganos.

 Falun Dafa (también conocido como Falun Gong) es un sistema de meditación de automejoramiento basado en los principios universales de Verdad, Benevolencia y Tolerancia. Fue presentado al público en China por el Sr. Li Hongzhi en 1992. Actualmente lo practican 100 millones de personas en 114 países. Sin embargo, este sistema pacífico de meditación está siendo brutalmente perseguido en China desde 1999. Para más información, por favor visite www.FalunDafa.org.


Compartir
TE RECOMENDAMOS
EN FOCO