China, Régimen chino

Xi Jinping busca silenciar la facción de Jiang Zemin cancelando programas de TV

Xi Jinping busca silenciar la facción de Jiang Zemin cancelando programas de TV
(Captura de pantalla a través de YouTube/Detrás de las Titulares)
Compartir

En los regímenes opresivos, los medios de comunicación son un arma peligrosa que puede ser utilizada para distorsionar la verdad y divulgar información falsa; es una forma de control del pensamiento.

En China, la propaganda puede ser divulgada bajo el disfraz de medios de comunicación aparentemente legítimos.

A pesar de que Phoenix TV está radicada en Hong Kong, donde los medios de comunicación tienen el derecho de operar independientemente de la censura china, la estación se conoce desde hace mucho como un portavoz de facto de Beijing y, específicamente, de una facción dentro del Partido Comunista Chino que es leal al ex cabecilla Jiang Zemin, quien fue el jefe del partido desde 1989 hasta 2002.

El 13 de septiembre, el periódico de Hong Kong Apple Daily reportó que tres de los programas de noticias más importantes de Phoenix TV fueron cancelados. “Debido a ajustes en la programación, ‘Detrás de los Titulares’ dejará de transmitirse temporalmente”, anunció públicamente uno de los programas en su cuenta oficial de Weibo, el equivalente chino de Twitter.

(Captura de pantalla de YouTube/Detrás de los Titulares)

Con miras al 19º Congreso Nacional que tendrá lugar en octubre, fecha en la que el Partido se reunirá para dar comienzo a la nueva ronda de líderes, los analistas de noticias dijeron a La Gran Época que los cambios en la estación televisiva representan un esfuerzo del actual líder Xi Jinping para silenciar a la facción de Jiang.

Antecedentes de Phoenix

La estación televisiva se presenta como una voz independiente, encubriendo sus intenciones ocultas de favorecer a Beijing al reportar sobre temas tabú en China continental, tales como escándalos de seguridad alimentaria. De hecho, su fundador, Liu Changle, solía ser un oficial del Departamento de Propaganda del Ejército Popular de Liberación que luego trabajó en la radio oficial del Partido Comunista.

Desde que Liu fundó Phoenix TV en 1996, el canal puso consistentemente en práctica las intenciones ocultas del ex cabecilla Jiang Zemin. En 1999, al sentirse amenazado por la creciente popularidad de la práctica espiritual de meditación Falun Dafa, Jiang lanzó una persecución a nivel nacional para arrestar, encarcelar y torturar a los adherentes de la práctica.

Phoenix TV apoyó la campaña de propaganda de Jiang para difamar a Falun Dafa y poner a la opinión pública en contra de los practicantes. La Gran Época identificó múltiples segmentos de televisión que difaman a Falun Dafa transmitidos por Phoenix desde 1999.

Jiang se aseguró de que su legado de persecución persistiera por mucho tiempo después que dejó el cargo de jefe del Partido en 2002. Durante la administración del líder posterior, Hu Jintao (2002 – 2012), Jiang y sus secuaces controlaron grandes partes del régimen y en particular los integrantes de su facción dominaban los medios de comunicación.

En 2008, Phoenix TV emitió un segmento que intentaba desacreditar el informe de dos abogados de derechos humanos canadienses que documenta la evidencia sobre la sustracción de órganos masiva a practicantes de Falun Dafa y a otros grupos disidentes en China. El régimen de Jiang fue el responsable de comenzar en el año 2000 la sustracción forzada de órganos masiva de los practicantes de Falun Dafa –estando aún vivos–, una atrocidad que continúa hasta el día de hoy.

También se sabe que Liu es amigo cercano de Bo Xilai, ex jefe del partido de Chongqing e integrante principal de la facción de Jiang, quien perdió dramáticamente su poder en 2012. En 2011 Liu llevó a un equipo de Phoenix TV a Chongqing para dar a Bo cobertura positiva en los medios de comunicación.

“Sin el apoyo de la facción de Jiang, no había manera de que [Liu] hubiese sido capaz de establecer una versión de CCTV [la emisora oficial estatal] en el extranjero”, dijo Zhu Ming, comentarista radicado en Nueva York.

Durante la Revolución de los Paraguas de 2014 (las protestas prodemocracia en Hong Kong que dominaron los titulares alrededor del mundo) Phoenix TV retrató a los manifestantes como entrometidos que intencionalmente entraron en conflicto con la policía y causaron disturbios en la ciudad. Analistas políticos dijeron que exacerbar la discordia en Hong Kong sirvió a los intereses políticos de la facción de Jiang.

Más recientemente, la estación televisiva emitió entrevistas con activistas de derechos humanos de China continental que fueron detenidos o secuestrados por las autoridades, en las cuales confesaron haber cometido delitos. El abogado de derechos humanos Zhang Kai publicó luego una declaración a través de Voz de America, expresando que fue “forzado a decir esas cosas por miedo”.

Implicancias

El 19º Congreso Nacional es un evento muy importante para el Partido Comunista Chino. Cada cinco años se selecciona una nueva cúpula. Se espera que Xi Jinping continúe como Secretario General del Partido por un segundo término de cinco años.

Mientras tanto Xi continúa consolidando su poder removiendo funcionarios leales a Jiang. Así, desde que Xi tomó el poder 2012, lanzó una gran campaña anticorrupción para capturar a funcionarios de alto rango de la facción de Jiang, como en el caso de Zhou Yongkang, que lideraba el aparato de seguridad nacional del régimen chino. Zhou fue condenado por corrupción y sentenciado a prisión perpetua en 2015.

Según el comentarista político Tang Jingyuan, las cancelaciones recientes de programas en Phoenix –todos los cuales cubren asuntos de actualidad– envía un mensaje claro a la facción de Jiang: “No intentes armar lío antes del 19º Congreso Nacional. No intentes utilizar asuntos políticos para influenciar a la opinión pública y provocar un incidente”.

Reportajes y traducciones adicionales por Annie Wu.


Compartir
TE RECOMENDAMOS
EN FOCO