China, Régimen chino

5 puntos para prestar atención en el Congreso Comunista quinquenal de China

5 puntos para prestar atención en el Congreso Comunista quinquenal de China
El Partido Comunista Chino presenta su nuevo Comité Permanente del Politburó luego del último Congreso Nacional en 2012 en el Gran Salón del Pueblo en Beijing el 15 de noviembre de 2012. Cinco de los miembros del órgano máximo del partido ahora están para retirarse: (de izquierda a derecha) Liu Yunshan (para retirarse), Zhang Dejiang (para retirarse), Xi Jinping, Li Keqiang, Zhang Gaoli (para retirarse), Yu Zhensheng (para retirarse) y Wang Qishan (para retirarse). (MARK RALSTON/AFP/Getty Images)
Compartir

El Partido Comunista al mando de China llevará a cabo su congreso nacional, el cual tiene lugar una vez cada cinco años, a partir del próximo 18 de octubre, así lo anunciaron los medios estatales la semana pasada. Es la oportunidad de su líder Xi Jinping de asegurarse el mando del partido, esto es si puede lograr que sus aliados asuman posiciones claves.

El Comité Permanente del Politburó actual está compuesto por siete miembros y ha sido el órgano decisorio máximo del régimen chino por décadas. Por ende, las facciones más grandes y los mayores poderosos del Partido Comunista han luchado por asegurar lugares para sus protegidos en el Politburó de 25 miembros antes del Congreso Nacional, esto es debido que los futuros miembros del Comité Permanente se eligen de ese grupo.

El cambio de liderazgo de los funcionarios máximos del partido en cada congreso nacional a menudo revela el estado de las luchas de poder entre las diferentes facciones dentro del partido comunista. Una medición clave del poder de Xi será cuántos de sus partidarios se instalarán en el Politburó y en el Comité Permanente del Politburó.

A continuación, los cinco puntos para prestar atención en el próximo 19º congreso del partido.

1.   ¿Romperá la barrera de la edad el máximo aliado de Xi?

El jefe anticorrupción Wang Qishan en el Gran Salón del Pueblo en Beijing el 5 de marzo de 2014. Recientemente, los investigadores anticorrupción criticaron a la Oficina 610, una organización ilegal del Partido que supervisa la persecución a Falun Dafa. (Feng Li/Getty Images)

Wang Qishan, de 69 años, actualmente sirve como Secretario de la Comisión Central de Inspección de Disciplina. Ha sido el máximo responsable de ejecutar la campaña anticorrupción de Xi desde 2012 y es extensamente visto como el aliado más crucial de Xi.

Wang ha supervisado el castigo de cientos de miles de funcionarios en el marco de las medidas severas de Xi contra la corrupción. Incluso altos funcionarios han sido encarcelados, entre ellos Zhou Yongkang, el alguna vez temido jefe de seguridad nacional chino que supervisaba un aparato interno de seguridad que controlaba los tribunales, las fiscalías, las fuerzas policiales, las fuerzas paramilitares y los órganos de inteligencia, y que competía con las fuerzas armadas en su presupuesto.

Zhou también estaba a cargo de supervisar un aparato extrajudicial de tipo Gestapo llamado ‘oficina 610’. Su función primaria era llevar a cabo la persecución a la práctica espiritual Falun Dafa.

El ex líder Jiang Zemin inventó una regla no escrita según la cual cualquier persona de más 68 años tenía que retirarse en vez de comenzar un nuevo mandato de cinco años en el comité permanente. Utilizó esto para llenar el comité a su favor cuando se retiró como líder en 2002, lo que le permitió mantener influencia tras bambalinas por otra década.

Algunos esperan que Xi ignore la regla y mantenga a Wang en el cargo.

2.   ¿Se reducirá el Comité Permanente?

Se ha especulado ampliamente que con cinco de los miembros del comité permanente listos para retirarse, Xi podría reducir el comité a cinco miembros en vez de siete.

Xi podría ser cuestionado si utiliza la regla de la edad para hacer a un lado a algunos miembros, pero mantiene a Wang en el comité.

El tamaño del comité ha oscilado entre tres y once miembros. Jiang lo expandió a 9 miembros cuando se retiró en 2002.

(De izquierda a derecha) El miembro del Comité Permanente del Politburó Wang Qishan, el presidente del Congreso Nacional del Pueblo Zhang Dejiang, el líder chino Xi Jinping, el Primer Ministro Li Keqiang, el miembro del Comité Permanente del Politburó Liu Yunshan y el miembro del Politburó Zhang Gaoli en el Gran Salón del Pueblo en Beijing el 13 de marzo de 2017. (Greg Baker/AFP/Getty Images)

El comité fue reducido a siete miembros cuando Xi tomó el poder en 2012 y puede intentar bajarlo a cinco, de modo que necesitaría solo dos aliados para tener mayoría en el comité.

Solo Xi y el Primer Ministro Li Keqiang tienen menos de 68 años.

3.   ¿Se reformará la Constitución?

Además de grandes cambios en los altos funcionarios del Partido, el Congreso Nacional es también una ocasión en la que la constitución del partido es actualizada o modificada. Los anteriores líderes incorporaron sus ideas y teorías a la constitución. Xi podría hacer lo mismo.

Xi es un globalista ávido y ha impulsado a China a jugar un rol de liderazgo en el orden internacional.

También ha hablado contundentemente sobre el estado de derecho y ha dado libertades sin precedentes a los jueces para llevar casos sobre funcionarios del partido.

Pero es de destacar que también ha sido incondicional al partido.

Aún queda por ver cómo éstas y otras tendencias pueden traducirse en su intento de agregar al dogma del partido.

4.   ¿Tendrá Xi un sucesor?

Basado en los precedentes recientes, se espera que Xi abdique en el congreso de 2022 luego de una década al mando. Si Xi no elige un sucesor en el 19º Congreso del Partido, eso sugeriría que planea continuar, aunque tal vez en otro puesto.

El tiempo de Xi al timón del partido comenzó con rivales del partido intentando disminuir su autoridad inmediatamente, según algunas fuentes incluso intentaron un golpe de estado.

La campaña anticorrupción de Xi es percibida por muchos analistas como una forma de purgar la influencia en el partido del exlíder Jiang Zemin. Jiang albergó una corrupción desenfrenada como forma de comprar la lealtad de sus aliados políticos.

Si Xi siente que su trabajo no ha terminado y que a su retiro podría seguirle la venganza de sus rivales, podría intentar mantenerse en el poder como líder en cierta medida.

5.   ¿Será restaurado el cargo de autoridad máxima del Partido?

Xi podría reintroducir la posición de autoridad máxima del Partido Comunista, una posición abolida en 1982 en un intento de evitar que en el futuro cualquier líder se erija más alto que el partido, como lo había hecho el dictador Mao Zedong.

Actualmente, el comité permanente de siete miembros supuestamente opera por consenso en vez de mayoría. Si Xi fuera a resucitar la posición de autoridad máxima, podría tener control efectivo sobre el comité permanente. Esto podría llevarlo al camino dictatorial, como pasó con Mao y ubicarlo a la cabeza de un régimen violento plagado de corrupción y desprecio público.

Alternativamente, esto podría dar a Xi la autoridad necesaria para hacer cambios más grandes dentro del partido, incluso abandonar el comunismo y encaminarse hacia una república presidencialista.

NTD TV contribuyó a este artículo.


Compartir
TE RECOMENDAMOS
EN FOCO