China, Régimen chino

Prisionero de conciencia muere bajo circunstancias muy sospechosas en China

Prisionero de conciencia muere bajo circunstancias muy sospechosas en China
El practicante de Falun Gong, Yang Yuyong falleció el 12 de julio después de ocho meses de ser detenido por sus creencias espirituales. Su cuerpo estaba cubierto de heridas y magulladuras. (Radio Free Asia)
Compartir

Yang Yuyong y cerca de otros 20 practicantes de Falun Gong en la ciudad portuaria china de Tianjin fueron arrestados y detenidos por las fuerzas de seguridad locales el pasado mes de diciembre. Después de ocho meses bajo custodia policial, Yang falleció en un hospital el 11 de julio, aparentemente por las heridas que sufrió por torturas y abusos.

Pero incluso en la muerte Yang no ha escapado al control de las autoridades chinas. La policía de Tianjin está restringiendo el acceso a su tumba, y el médico del hospital parece haber enumerado una falsa causa de muerte. La familia de Yang ahora está exigiendo una investigación.

Los practicantes de Falun Gong, una práctica espiritual tradicional china, han sido blanco de represión por parte de las autoridades chinas desde julio de 1999, cuando el ex líder del Partido Comunista, Jiang Zemin, lanzó una campaña de persecución. Hoy en día, cientos de miles de practicantes continúan en alguna forma de detención, donde sufren malos tratos. Los investigadores dicen que el régimen chino se está beneficiando de la sustracción forzada de órganos de los practicantes, estando aún con vida.

Yang Yuyong, de 56 años, fue detenido varias veces desde el comienzo de la persecución. El 7 de diciembre, él y su esposa fueron nuevamente arrestados, esta vez como parte de una gran pesquisa de practicantes de Falun Gong en Tianjin, y fueron detenidos en el Centro de Detención del Distrito Wuqing.

A principios de enero, Yang se puso en huelga de hambre para protestar por su encarcelamiento. Sus carceleros respondieron encadenando sus tobillos y muñecas, forzándolo a una dolorosa posición doblada. Dos bolas de metal pesado también se pusieron en los grilletes alrededor de sus pies.

En otro incidente, los carceleros de Yang instruyeron a trece detenidos del centro de detención para que lo golpearan hasta dejarlo inconsciente. Uno de los abogados de Yang dijo que los presos también lo habían maltratado verbalmente y abusaron sexualmente de él.

Luego, el 11 de julio, las autoridades de Tianjin notificaron a la familia de Yang su muerte a las 3:40 p.m. ese día. El médico del hospital dijo que Yang había sufrido una infección pulmonar y una fiebre muy alta, lo que implicaba que murió de una enfermedad.

Sin embargo, la familia de Yang, cree que la explicación médica oficial de la muerte de Yang Yuyong fue falsificada. Yang no tenía antecedentes de enfermedad y había aparecido saludable cuando los abogados de Yang lo visitaron quince días atrás.

Además, cuando la familia de Yang llegó al hospital, encontraron su cuerpo cubierto de heridas y moretones azulados y morados, así como cortes en las uñas de los pies que sugieren que sus pies habían sido chuzados con palos de bambú o agujas. También notaron grotescas heridas en la parte trasera de sus orejas, de acuerdo con Minghui.org, un centro de intercambio de información sobre la persecución del régimen chino contra Falun Gong.

Además, un amigo de Yang dijo que su cuerpo ya estaba rígido cuando su familia lo vio en el hospital a las 6:00 p.m., lo que sugiere que Yang había fallecido mucho antes de las 3:40 p.m. como lo afirmaron las autoridades de Tianjin. El amigo de Yang desea permanecer en anonimato por motivos de seguridad.

Un promedio de 100 policías llegaron al hospital en la madrugada del 13 de julio para llevarse el cuerpo del practicante de Falun Gong, Yang Yuyong contra los deseos de su familia. Ellos formaron una pared humana a la entrada del hospital. (Minghui.org)

Los acontecimientos tomaron rápidamente un giro alarmante. Alrededor de las 3:00 de la mañana del día siguiente, 14 coches de policía llegaron al estacionamiento del hospital. Cerca de un centenar de policías, entre ellos fuerzas especiales, vestidos de negro, rodearon el hospital y formaron dos filas para formar una pared humana que se extendía hasta la entrada, según Minghui.

Ignorando los deseos de la familia, las fuerzas de seguridad llevaron el cadáver de Yang a un cementerio cerca del hospital y trataron de impedir que alguien tomara fotografías. La policía está monitoreando la entrada al cementerio, así como registrando sus nombres y grabando en video a las personas que visitan la tumba de Yang.

La familia de Yang está exigiendo una investigación sobre la causa de su muerte, así como la liberación de la esposa de Yang y a la vez practicante de Falun Gong, Meng Xianzhen. Meng fue encarcelada en el mismo centro de detención que su esposo.

“En primer lugar lo primero que tenemos que hacer es que liberen a mi madre, ya que ella no cometió ningún crimen. Después de lo que le pasó a mi padre, me preocupa su seguridad”, dijo la hija de Yang en una entrevista con Radio Free Asia. “El siguiente paso es buscar justicia para mi padre”.

Los dos hijos de Yang han pedido al centro de detención que liberen a su madre, pero se les dijo que despidieran a uno de sus abogados, Wen Donghai, debido a su supuesto historial “anti-China”.

Los hijos de Yang se reunieron con las autoridades el 14 de julio sin sus abogados, a quienes se les había negado la entrada. Las autoridades entonces usaron la seguridad de su madre para amenazarlos a que resolvieran en privado el asunto de la muerte de su padre y a que dejaran de publicitar el incidente en Internet. Sin embargo, los hijos de Yang rechazaron ese ofrecimiento.

Los abogados de Yang han tratado de presentar denuncias penales contra el jefe del Centro de Detención del Distrito de Wuqing y contra un guardia de apellido Liu por haberlo torturado. La Fiscalía del Distrito de Wuqing se negó a aceptar la demanda, mientras que la fiscalía de Tianjin y el departamento de policía de Tianjin no han respondido.


Compartir
TE RECOMENDAMOS
EN FOCO