China, Derechos Humanos

Última entrevista al abogado chino Jiang Tianyong antes de su desaparición

Última entrevista al abogado chino Jiang Tianyong antes de su desaparición
Jiang Tianyong, abogado chino de derechos humanos. (La Gran Época)
Compartir

Recientemente, el abogado chino de derechos humanos Jiang Tianyong ha estado incomunicado luego de un viaje de trabajo en el Sur de China Central. Jiang se encontraba en Changsha, la capital de la provincia de Hunan, para investigar la detención del abogado de derechos humanos, Xie Yang.

La noche del 21 de noviembre, Jiang le dijo a su esposa que había comprado un boleto de tren a Beijing, y que regresaría a la mañana siguiente. Esa fue la última comunicación entre la pareja, y Jiang está desaparecido durante más de 48 horas.

Jiang Tianyong, oriundo del condado de Luoshan, en la provincia central china de Henan, estuvo enseñando idioma chino en la escuela secundaria casi una década.

Más tarde, se hizo abogado, defendiendo a víctimas del SIDA, víctimas de secuestro y esclavitud en la provincia de Shanxi, y practicantes de Falun Gong. Jiang también participó en un recurso de apelación para sufragio en las elecciones de la Asociación de Abogados de Beijing.

Por todo esto, como era previsible, Jiang fue señalado como un objetivo: bajo vigilancia, acosado y amenazado. En varias ocasiones fue severamente torturado en prisión y sometido a intento de “reforma del pensamiento”, donde renunciara a sus actividades anteriores y prometiera lealtad al Partido Comunista. Pero Jiang no flaqueó.

Esta entrevista con Jiang se llevó a cabo en chino en la primavera de 2016 (la fecha precisa está siendo retenida por razones de seguridad), es traducida y publicada por La Gran Época tras su desaparición como una forma de dar a conocer al hombre que es y su importancia en el movimiento de defensa de los derechos en China.

La Gran Época (LGÉ): Sr. Jiang, ¿cómo fue la enseñanza del idioma chino en la escuela media?

Jiang Tianyong (JTY): Los libros de texto en China, ya sean de lengua o historia están destinados al adoctrinamiento. Todos los temas seleccionados son cosas del Partido Comunista, y gran parte de ellos son un engaño.

Por ejemplo, el llamado “Pijamas del Premier Zhou” y la línea de tres millas de los residentes de Beijing que aparentemente sacaron a Zhou Enlai durante su funeral, están destinados a mostrar al ex primer ministro chino como un santo. Pero Zhou de ninguna manera fue un santo.

Los libros de texto dicen que la Guerra de Corea se libró para resistir la agresión de Estados Unidos y ayudar a Corea. Los imperialistas estadounidenses escribieron que intentaron utilizar a Corea del Norte como un trampolín para la invasión final a China. Más tarde supe que la Guerra de Corea no fue una invasión. ¡Todos fuimos engañados por el régimen chino!

Los libros de texto de la secundaria y preparatoria como “Educación moral para la juventud”, “Breve historia del desarrollo social”, “Conocimiento jurídico común”, “Perspectiva comunista sobre la vida”, “Conocimiento económico” y “Conocimiento político”, todos dicen mentiras.

Por ejemplo, “Una breve historia del desarrollo social” enfatiza que el liderazgo del Partido Comunista es absolutamente correcto, y que finalmente lograremos el comunismo. Eso es pura tontería.

Hay propaganda comunista incluso en temas como: matemáticas, física, química, educación moral y ciencias políticas. Por ejemplo, en un examen de matemáticas preguntan cuántos fusiles y cañones se produjeron durante la revolución cultural.

Cuando estaba enseñando preparaba dos conjuntos de instrucciones para mis estudiantes. Yo presentaría lo que los libros de texto dicen, luego les hablaba a mis estudiantes de mis dudas y lo que creo que realmente es correcto. Pero les decía a mis alumnos que no podían usar mis enseñanzas personales en sus exámenes o tendrían una puntuación de cero…

El adoctrinamiento comunista se ha vuelto tan omnipresente en la escuela o en las unidades de trabajo que muchas veces nos emborrachamos de propaganda. Mientras haya Partido Comunista habrá lavado de cerebro. El Partido hace hincapié en el trabajo político en todos los peldaños de la sociedad e incluso en las calles. Los comisarios e instructores políticos sirven para lavar el cerebro a la gente… Lo que digan que es malo, es malo, todo lo que dicen que es bueno es bueno; usted tiene que creer en sus modelos de conducta, y cualquier persona que el Partido quiere derrotar será abolido al instante…

A menudo me recuerdo a mí mismo manteniendo los ojos bien abiertos y la mente clara, sin dejarme engañar por la propaganda aunque de todos modos aún me siento engañado.

Por ejemplo, tomemos el bombardeo de 1999 a la embajada china en Yugoslavia. Muchas personas salieron a las calles y aunque no protesté me sentí también bastante agitado. Formé muchas opiniones negativas acerca de Estados Unidos.

Si una persona no tiene acceso a la información desde el exterior y sólo recibe información de una fuente es muy difícil evitar el adoctrinamiento.

Solía disfrutar de leer noticias internacionales como Noticias de referencia, asuntos militares mundiales e incluso ¡Global Times! Las noticias me enervaron… ¡Soy un patriota, después de todo!

La enseñanza en una escuela intermedia es realmente aburrida. Me interesé por la libertad y la democracia hace mucho tiempo, y ser abogado me permite estar muy involucrado con los derechos humanos, la democracia y la libertad. Por eso me hice abogado más tarde.

LGÉ: ¿Por qué crees que el gobierno te acusó de “sabotear” al Estado siendo una persona patriota?

JTY: Nos enseñaron a amar a nuestro país desde la infancia, a preocuparnos por la política y tener sentido de responsabilidad social. Pero todo eso es una mentira, en el momento en que te conviertes en un verdadero patriota, y tratas de defender el estado de derecho y hacer algo bueno por el país, te conviertes en la mayor amenaza para el Partido Comunista. Cuando realmente amas a tu país es probable que seas calificado de criminal. Lo que el Partido quiere decir con la llamada “rebelión del poder Estatal” es realmente una subversión del régimen comunista.

Cuando los oficiales de la Oficina de Seguridad Interna me llamaron a “tomar el té” con ellos a principios de mi carrera legal, hice todo lo posible para que entendieran que lo que estaba haciendo era fortaleciendo el sistema legal del país, no acumulando fama personal o ganancia.

Desafortunadamente me equivoqué acerca de sus intenciones. Los agentes buscan suprimir aquellos que quieren hacer buenas obras; temen a quienes tienen un sentido de responsabilidad social y trabajan por razones altruistas. De hecho, los agentes de la Oficina de Seguridad Interna encuentran que aquellos que no buscan la fama o el interés personal son los más problemáticos porque no pueden ser comprados; los abogados que manejan los casos pro bono son por lo tanto considerados como problemáticos y más peligrosos. El régimen comunista ama a las personas que trabajan por dinero. Establecieron este régimen no para su pueblo, sino para promover sus intereses personales.

Soy cristiano. Sé que hay un espectro maligno detrás del régimen comunista. El régimen comunista comenzó su existencia con la destrucción como su único propósito. La bondad es erradicada; el Partido Comunista es malo y sólo hace cosas malas.

LGÉ ¿Es cierto que fue torturado físicamente y obligado a cantar canciones “rojas” durante su detención en 2011?

JTY: Hacer cantar canciones “rojas” es también una forma de tortura porque eso es un tipo de lavado de cerebro. El objetivo de las autoridades no era castigarme sino alterar mis puntos de vista.

Ni siquiera supe en dónde me detuvieron en 2011. Era una habitación muy pequeña y todas las ventanas y puertas estaban bien cerradas. Las cortinas cerradas bloqueaban toda la luz del sol, así que no había manera de diferenciar el día de la noche, o qué hora era. Me quitaron todo cuanto estaba escrito, y ni siquiera había un pedazo de papel en la habitación. Estaba completamente apartado de toda información. La charla estaba prohibida, y no tenía oportunidad de hablar o escribir.

Cuando finalmente me liberaron descubrí que el aislamiento había dejado un impacto muy perjudicial en mí. Mi memoria se había deteriorado gravemente e incluso olvidé las contraseñas de Twitter y Skype que tuve por muchos años.

Cada mañana, me despertaba a las 6:00 a.m. para lavarme y cepillarme los dientes. Después de eso me vi obligado a cantar canciones “rojas”. Dije que no sabía cómo cantarlas pero mis custodios me hicieron memorizarlas y recitarlas. No puedo hacer eso tampoco, dije, así que me obligaron a leer las letras en voz alta. Canciones como moverse hacia una nueva era, fiesta para mi querida Madre, la Bandera roja de cinco estrellas… ¡fue realmente nauseabundo! Esto se repetía cada mañana.

En detención también me vi obligado a estar frente a una pared en una posición incómoda con mis rodillas tocando la pared. Me dolía tanto la espalda que pensé que se me había roto. Cuando estaba sentado en el suelo sólo podía adoptar dos posiciones: estirar las piernas hasta que mis pies estaban contra una pared o permanecer en una postura donde mis piernas estaban cruzadas… ambas posiciones eran insoportables. Debía hacer esto todos los días y lo llamaban “arrepentimiento”.

Los puños y patadas parecían volar sobre mí durante los interrogatorios. Ellos dijeron: “Podemos actuar de acuerdo con la ley o violarla porque tenemos el poder de hacerlo”.

Una vez le pregunté a mi interrogador: “Tú eres humano y yo también, entonces, ¿por qué haces algo tan inhumano? Él me miró fijamente durante un par de segundos luego me golpeó de nuevo en la cara. -No eres humano -dijo-. Me puse de pie y lo miré. Me golpeó de nuevo pero seguí levantándome. Mi boca estaba llena de ampollas por la paliza… También fui interrogado por las tardes para privarme del sueño; durante cinco días no se me permitió dormir. Como cristiano, sin embargo, sentí que Dios estaba a mi lado.

Las golpizas y los abusos verbales no era lo peor a sufrir. Era el adoctrinamiento forzado. Te obligan a decir que el negro es blanco; ¡casi sufrí un colapso mental! Lo que crees que es blanco finalmente harán que proclames que es negro. Ni siquiera para admitir que algo es negro en un estado profundo, fundamental, la lógica de por qué el negro es blanco. Términos neutrales no están permitidos, sólo su terminología. Todo el proceso de conversión ideológica forzada podría conducir a la locura.

Mi interrogador seguía hablando una y otra vez, pero me negué a aceptar una palabra. Miraba sus labios moverse y a veces miraba una pared. Entonces, entendí por qué las personas que son interrogadas quieren suicidarse. Miré a mi alrededor, pero las ventanas estaban cerradas. Así que soporté y decidí no volverme loco; loco o no, pensé, no debo saltar por una ventana, o levantarme y golpear a mi interrogador. Pero, ¿quién puede garantizar el no atacar a su interrogador después de una hora de abuso? ¿O de repente saltar por una ventana o golpearse contra una pared?

También llegué a entender por qué algunos practicantes de Falun Gong fueron lisiados o enloquecieron aunque no fueran detenidos durante mucho tiempo en centros de lavado de cerebro. Simplemente no fueron tratados como seres humanos. De hecho, comparativamente yo estaba mejor. Sin embargo, mis interrogadores temían que me suicidara, y no sabían cómo iba a reaccionar de minuto a minuto. Yo mismo no sabía qué haría a continuación, ni por cuánto tiempo podría aguantar sin volverme loco … Esas palizas y abusos realmente no eran lo más difícil de soportar.

LGÉ: Nos enteramos que alguna vez investigó casos de planificación familiar forzada…

JTY: Solía pensar que el control de la natalidad era necesario en China porque habría muchos problemas si nuestra población era demasiado grande. Pero eso fue el resultado del lavado de cerebro. Más tarde me di cuenta que estaba completamente engañado; China no tiene un problema de sobrepoblación.

En países extranjeros el control de la natalidad se refiere a la planificación familiar personal de una pareja. Pero en China el término se refiere a una política forzosa impuesta por el régimen y no a la elección individual. El pueblo chino necesita obtener un certificado de matrimonio para el matrimonio, un permiso de embarazo para quedar embarazada y un permiso de nacimiento para dar a luz. De lo contrario el niño no puede obtener su permiso de hukou [registro familiar] y el menor se enfrentará a problemas con el gobierno en todos los niveles.

Las medidas de control de la población del régimen comunista son malas.

Primero, este método de controlar a la gente asegura que los individuos no pueden escapar del escrutinio del estado, incluso para asuntos privados.

En segundo lugar, las autoridades aprovechan el control de la natalidad para enriquecerse. En la provincia de Shandong, por ejemplo, existen los llamados centros de educación jurídica en todas partes. Cualquier persona que haya violado la política de control de la natalidad sería detenida y encerrada en estos centros, donde tendrán que pagar 100 yuanes (unos 15 dólares) por noche de detención. En el interior las personas están para “estudiar” cuán grande es la política de control de la natalidad. Algunas personas incluso han sido arrestadas y sometidas a esterilización forzada o aborto. Eso es realmente inhumano.

Luego, me di cuenta que el diablo no induce directamente a la gente al mal. El hombre fue creado por Dios. Todos tenemos bondad en nuestros corazones, y eso viene de Dios. Se sienten culpables si se les pide que cometan maldades. Cuando el diablo induce a la gente al mal, lo hace a través de los intereses personales de una persona. Incluso los médicos pueden llegar a ser cómplices del mal. En cierto caso, una mujer que estaba a punto de parir fue arrestada y llevada a un médico. El médico insertó una aguja larga en la mujer para inyectar al bebé, matándolo. Entonces el doctor quitó el feto muerto. Eso es realmente cruel.

Aunque el régimen comunista ahora permite que todos tengan un segundo hijo, las familias todavía no pueden hacerlo con sus propios planes. Las familias sólo pueden tener bebés si se les permite. Esto todavía es control estatal.

LGÉ: ¿Su familia sufre de castigo colectivo?

JTY: Cuando fui arrestado en 2011, un oficial de policía golpeó a mi madre lanzándola al piso, y mi hermano menor también fue golpeado. Me metieron a la fuerza en un coche, al igual que la forma en que los bandidos realizan secuestros clandestinos. Me encerraron durante dos meses. Mi madre perdió varios kilos porque no podía comer.

Varias veces hemos tenido que mudarnos de casa. En 2009, las autoridades no me permitieron enviar a mi hija a la escuela y tuvimos una confrontación. Mi esposa fue lanzada al piso de un solo golpe, y mi niña lloraba ruidosamente a su lado. Mi hija todavía podía asistir a la escuela, pero un día al volver se encontraría con su padre bajo arresto domiciliario.

No puse mucha atención a la educación temprana de mi hija. Pensé que estaba bien que se educara en cualquier parte de China hasta la escuela primaria, cuando debía irse al extranjero. Pero el Día del Niño de ese año, llegó feliz a casa con una bufanda roja de los Jóvenes Pioneros, he hizo eco de lo que su maestra les dijo. Fue abominable. Una película llamada “Revelaciones” habla muy claramente de esto: Si una persona hace un juramento al Partido o domina sus símbolos -su emblema, el emblema de la Liga de la Juventud, su bandera, la imagen de Mao Zedong o el pañuelo rojo- esa persona recibirá La Marca de la Bestia. Hay un espectro maligno detrás de lo que parece un elemento ordinario.

Sin embargo, si no dejo que mi hija use esa bufanda roja cuando otros niños la usan, ella se destacará. Y esa bufanda roja se ha propagado como símbolo del progreso. ¿Cuánto puede usted esperar que un niño entienda?

Así que emigrar es la mejor opción. En 2013 mi esposa y mi hija salieron de China. No había otro camino; mi esposa era severamente acosada. Las autoridades usaron a mi esposa y a mi hija para intimidarme: “Si no podemos alcanzarte, podemos alcanzar a tu esposa e hija”. Esto es una amenaza explícita; también hicieron amenazas implícitas. Me gustaría hacerle preguntas como, “¿en qué grado está su hija”, o “a qué escuela asiste”. La idea era hacerme saber que estaban vigilando a mi hija. Los oficiales de seguridad dicen cosas como si dependiera de ellos que mi hija vaya a la escuela, y si yo coopero con ellos, pueden fácilmente permitir que asista a la mejor escuela. Sólo una palabra de ellos, y el gobierno se hará cargo del examen de su ingreso a la universidad en Beijing. Entre amenazas e incentivos, me di cuenta que mi hija tenía que salir de China o convertirse en rehén. Sólo puedo hacer lo que creo que es justo después de que mi familia está fuera del país; sin embargo, nunca he pensado en dejar el país porque no puedo hacer nada en el extranjero como abogado. Me necesitan aquí en China.

En julio de 2013, se me impidió salir del país, no puedo visitar a mi familia. Mi hija ahora es una adolescente y está recibiendo educación. Estoy más bien ansioso, pero no importa cómo lo vea, no soy un buen marido o un buen padre. He fallado en mi deber hacia ellos.

LGÉ: ¿Ha manejado muchos casos involucrados con practicantes de Falun Gong, y en estos casos hay una diferencia con los de otros?

JTY: Cuando leí por primera vez la investigación de Gao Zhisheng sobre la persecución de Falun Gong en el noreste de China, pensé que los hechos eran precisos, pero algunos detalles podrían haber sido exagerados porque es tan difícil de creer. Pero cuando tomé un caso de Falun Gong en 2008, descubrí que la persecución es realmente demasiado maligna y lo que el régimen comunista hace está más allá de la imaginación.

En 2009, di un testimonio en el Congreso de Estados Unidos: El régimen chino tiene especialistas y lugares especiales, métodos y fondos para perseguir sus malas acciones. Tienen un sistema especializado, al igual que una línea de producción, que utilizan para arrestar y torturar a la gente. Y cómo arrestar a los practicantes de Falun Gong difiere de cómo arrestan a los delincuentes comunes. Los criminales siguen siendo tratados como seres humanos cuando son detenidos. Pero cuando van tras de Falun Gong, la policía dará patadas a las puertas y se apresurará a confiscar tarjetas de crédito, joyas y dinero en efectivo, que luego se ponen en su bolsillo, esto es saqueo y robo. La policía no intenta esconder su robo, porque a sus ojos, los practicantes de Falun Gong no son humanos, y no tienen derechos, ni se les da la oportunidad de hablar. Sin embargo, la policía no se atreve a tratar de la misma manera a asesinos, violadores o acusados de subversión. Los practicantes de Falun Gong ni siquiera tienen derechos como los acordados para los asesinos. Eso es impensable.

LGÉ: Una vez dijo que si continuaba siendo abogado en China, definitivamente se convertiría en un abogado de derechos humanos y sería reprimido…

JTY: Sí, los abogados no se proponen oponerse al régimen chino. En la mayoría de los casos de abogados que no han sido suprimidos, es porque no ponen resistencia. Ellos venden sus derechos como abogados, y los derechos de sus clientes también. Por ejemplo, algunos abogados abandonan a sus clientes cuando las autoridades evitan visitas. Estos abogados guardan silencio en la corte cuando el juez les prohíbe hacer una defensa. Si un abogado no representa a un cliente sólo porque el juez no lo permite, entonces ¿dónde ha ido la ética profesional del abogado? Mientras los abogados respeten la ley y los reglamentos, definitivamente tendrán conflictos con la policía y los tribunales. Eso es porque el sistema de aplicación de la ley no se adhiere a la ley la mayor parte del tiempo, incluso para los casos comunes.

En algunos casos, funcionarios o departamentos gubernamentales ya han enviado la palabra a los tribunales, y si los abogados impugnan su voluntad, se convierten en la oposición. Las autoridades afirmarán que los abogados están en contra del departamento del gobierno o contra el Partido Comunista Chino, y cuando los abogados desean defender sus derechos, se ven oprimidos. Cuando los abogados ofenden a la Oficina de Justicia, la Oficina no renovará su licencia de abogado.

LGÉ: ¿Cómo se obtiene información del mundo exterior?

JTY: En este momento yo uso un software para romper el Gran Firewall de China. Un amigo me dijo acerca de dongtaiwang.com en 2004, y lo usé para acceder a sitios web externos. Más tarde, enseñé a muchos otros a superar el Firewall. Personalmente, pensé que tenía en claro en muchas cosas, pero después que las puertas se abrieron al mundo, me di cuenta de lo confundido que estaba.

En los primeros días, Falun Gong tenía cinco poderosos softwares que permitían a los usuarios evitar el bloqueo de Internet de China: Dongtaiwang, Ultrasurf, Garden, FreeU y Freegate. Ahora hay Psiphon, VPN, software libre y pagado, y otros. Son como tantas pequeñas escaleras que uno puede usar para superar el Gran Firewall. En los últimos años, sin embargo, el régimen comunista ha utilizado el dinero de la gente para reforzar su gran Firewall, y algunos programas ya no son eficaces. Pero siempre hay nuevos programas disponibles. Es un constante ataque y defensa entre Daos y demonios. El régimen comunista no puede impedir que la gente evite el bloqueo de internet, es una tendencia imparable.

Después de que la gente vea la verdadera información del mundo exterior y advierta la verdad, descubrirá las falsedades detrás de las noticias estatales. Por ejemplo, cuando se informa que alguien filtró información estatal clasificada, es muy probable que la persona descubra cosas malas que el régimen hizo. El régimen comunista acusó a los abogados de derechos humanos reprimidos en el “incidente 709” de fugas de secretos de Estado y de cooperar con fuerzas anti-China en el exterior para incitar disturbios, pero estas acusaciones son falsas y fueron inventadas para difamar a los abogados.

LGÉ: ¿Dónde encuentra la fuerza para seguir adelante?

JTY: En realidad es muy simple. No estoy haciendo esto completamente por los demás, sino principalmente porque no quiero que mi vida sea como es ahora. No puedo tolerar las cosas del Partido Comunista, y tampoco quiero que mi hija tenga este tipo de vida. Mis padres hablan de ser tolerantes, pero a menudo les digo: Ustedes pueden soportarlo, pero yo no, ni tampoco aceptarlo mi hija. Todavía puedo hacer cosas, y todavía tengo esperanza. Cuando pierda toda esperanza, entonces me iré. Si no puedo irme, esperaré la muerte. Si quiero el cambio, entonces permaneceré, y trabajaré duro con otros para lograrlo. Las cosas tienen que cambiar; ¡No hay otra manera!

Seguro que es muy difícil tener un cambio, pero entonces ¿queremos que el régimen chino perdure? Si la gente encuentra difícil el cambio y se rinde, entonces el statu quo permanecerá para siempre, y no hay ninguna esperanza en absoluto. Sin esperanza, sólo hay desesperación. Así que tenemos que aferrarnos a la esperanza, y reunir a todos. Al principio, podría haber sólo unas pocas personas, pero más se unirán. Cuanta más gente haya, más rápido se acabará el régimen comunista.

Deseo un gobierno que sea elegido de manera transparente por el pueblo. En ese escenario, no voy a ser acusado de incitar a la subversión del Estado sólo porque me involucré en asuntos públicos. Puedo decir lo que quiera, y la policía no me arrestará por ello.

¿Por qué motivo estamos siendo maltratados? He respetado cuidadosamente las leyes del país, y hago un buen trabajo. ¿Por qué los que participan en los derechos humanos en el extranjero viven con dignidad y gracia, pero no como los pobres y lamentables abogados chinos de derechos humanos? Abogados en América, Europa, Taiwán y Filipinas reciben apoyo; en China, no tenemos apoyo y estamos oprimidos. Pero cuanto más nos oprimen, más nos damos cuenta que mientras este sistema exista, una sociedad que castiga a los justos y protege a los malhechores, la gente no puede vivir como seres humanos normales. Todo esto tiene que cambiar y ser llevado a su fin.


Compartir
TE RECOMENDAMOS
EN FOCO