Nuevas IP para grandes cambios en internet | lagranepoca.com

Nuevas IP para grandes cambios en internet

Con la explosión de los últimos años, casi no hay espacio en la web. El IPv6 es un nuevo respiro para más transformación
Por Jeremiah Ford - La Gran Época
Mie, 24 Nov 2010 23:37 +0000

Ordenadores e Internet ya son una parte de la vida diaria de la mayoría de la gente. Ahora que tantos se sienten cómodos con el uso de Internet, es el momento de grandes cambios. Los cambios están sucediendo y muy probablemente no note la mayor parte de ellos.

Internet ha pasado por muchos cambios desde su creación. En los últimos años, una ola de cambios radicales comenzaron a tener lugar. Cambios en protocolos, cambios en el diseño, y cambios en los propósitos por los que visitamos Internet. Con muchas personas recién acostumbrándose a la idea de Internet, ahora nos enfrentamos con nuevos términos y nuevas tecnologías, tales como "Web 2.0" o "cloud computing", o incluso "IPv6".

Alrededor de 1995, Internet adquirió inmensa popularidad gracias a innovaciones tales como Windows 95 de Microsoft y el servicio de telefonía America Online. Internet en sí es mucho más antiguo, la fecha real en que se inició aún está en disputa, pero muchos afirman que ya había comenzado en la década de 1960.
Mientras que algunos términos son conceptos, tales como "cloud computing", otros son realidades definitivas, como lo es el IPv6.

El científico estadounidense Vinton Cerf, co-diseñó el protocolo que usamos para enviar y recibir transmisiones en Internet, por lo que se lo considera uno de los “padres de Internet”. Si alguna vez ha oído hablar de una "dirección IP", la "IP" de las siglas significa "Protocolo de Internet" en inglés. Una dirección IP es un número único asignado a un dispositivo informático que está conectado a una red, y es como los dispositivos en la red pueden diferenciarse entre sí.

Para hacer que las cosas funcionen mejor este protocolo tuvo que ser estandarizado, es decir, todos los que usan Internet utilizan el mismo protocolo. El protocolo más utilizado hoy en día se llama IPv4, o "Protocolo de Internet versión 4".

IPv4 tiene un gran número de direcciones IP, con más de 4 mil millones de combinaciones posibles, esto era más que suficiente hace treinta años. Sin embargo, hoy casi se han agotado. El Instituto de Sistemas INET, con base en Japón, predice que estas direcciones se acabarán para el 11 de junio de 2011.

Afortunadamente, este problema fue identificado en 1992 y la Internet Engineering Task Force (IETF) comenzó a trabajar en soluciones unos pocos años más tarde.
El resultado fue IPv6, el nuevo protocolo de Internet. Un protocolo mucho más avanzado y amplio, con muchas más posibilidades. Para ser precisos, IPv6 podría tener "más o menos 295 direcciones para cada una de las cerca de 6,8 mil millones de personas vivas hoy día. Y en pocos años, el cambio a IPv6 no será una opción. Será necesario.

La buena noticia es que es muy probable que ya tenga una dirección IPv6 y no lo sepa. Si mira los detalles en su conexión de red, podrá verla. Estará la antigua dirección IPv4 (tal como "192.168.1.1") y una nueva dirección IPv6 (por ejemplo, "2001:0db8:1234:1001:1001:1001:1001:0001"). Así que cuando llegue el momento de un cambio completo de protocolo, los dispositivos habrán estado funcionando durante años con IPv6.

Aparte de los cambios de protocolo que nos permiten acceder a Internet, también hay cambios en lo que hacemos cuando estamos allí.

Otra palabra de moda, que apareció alrededor de 1995 es "World Wide Web". Esta frase se refería a una "red" virtual de documentos, también conocida como "páginas web". El término World Wide Web se usa con menos frecuencia, pero la palabra "web" se sigue utilizando, así como el "www" que precede normalmente a las direcciones de Internet.

Los primeros años del “World Wide Web” es ahora considerado por muchos como “web versión 1.0”. Recientemente, la palabra de moda es "Web 2.0". Esto es más un concepto, que una tecnología real o producto, pero representa uno de los aspectos del futuro de Internet.

La idea es, en lugar de simplemente ver una página web como fue durante mucho tiempo, ahora el usuario interactúa con la página web. Web 2.0 está en sitios como Youtube, donde los usuarios pueden subir vídeos que se pueden ver en el sitio y hacer comentarios que se pueden leer online, todo sin saber cómo construir una página web. Otros ejemplos podrían ser Twitter o Facebook, donde los usuarios pueden proveer de contenido al servidor sin ser administradores del sitio web.

“Cloud computing” o “computación en nube” es otro concepto de moda que ha ganado gran popularidad últimamente. Simplemente se refiere a software que funciona (en su mayor parte) a través de Internet (nube), en vez de correr exclusivamente en la máquina del usuario. Web 2.0 también se puede utilizar para describir una parte de la computación en nube. El diseño Web 2.0, mezclado con la tecnología de computación en nube puede conducir el futuro de los sitios web.

Con los nuevos avances en tecnología, que aportan beneficios como la interoperabilidad y la comodidad del usuario, vienen nuevos problemas de seguridad. IPv6 resuelve el problema de las direcciones IP, pero la mayoría del software de seguridad que está en el mercado, los cortafuegos en particular, fueron diseñados pensando en IPv4. Los cortafuegos se guían por IPv4 y bloquean elementos utilizando su protocolo. Así que el desarrollo de cortafuegos de seguridad para IPv6 no tiene la ventaja de haber sido probados durante años en un entorno real, lo que podría dejar vulnerables a los usuarios cuando se produzca el cambio a IPv6.
Los sitios estilo Web 2.0 tienen su propia cuota de problemas de seguridad. Que un sitio web sea capaz de recibir un mensaje es conveniente, pero también permite a aquellos que tienen la intención de hacer daño publicar contenido malicioso en ese sitio. Las páginas web de redes sociales sufren de un problema llamado "cross-site scripting". Básicamente, si uno quiere infectar a los usuarios, publica algo en un blog, pero en vez de usar palabras regulares, publica un código, como el código de un virus o un troyano.

Entonces todo lo que se necesita hacer es compartir este blog con alguien que luego lo transmitirá. Todos los que ven este blog podrían ser potencialmente infectados. Todo esto se hace sin necesidad de tener acceso de administrador, que es la antigua forma de hackear un sitio web. Estos son sólo algunos entre los muchos posibles problemas de seguridad con las nuevas tecnologías.

Internet ha recorrido un largo camino en los últimos años. Hemos pasado de conexiones análogas a través de líneas telefónicas, a conexiones de fibra óptica en nuestros hogares, a tecnologías de conexión inalámbrica digital, que pueden ser utilizadas prácticamente en cualquier lugar.

Como consumidores, nuestra velocidad de conexión ha aumentado más de 400 veces en los últimos 12 años, momento en que los módems de 56k llegaron al mercado. Conexiones a velocidades más rápidas abren muchas más posibilidades de interactividad a través de Internet. Sitios web interactivos y nuevos protocolos son sólo dos ejemplos de lo que se puede hacer ahora y que no se podía hacer antes.

 

La Gran Época se publica en 35 países y en 21 idiomas.
Síguenos en Facebook, Twitter o Google +

Más sobre

comments powered by Disqus