Reseña del libro ‘Aleph’ de Paulo Coelho, un viaje hacia adentro y afuera | lagranepoca.com

Reseña del libro ‘Aleph’ de Paulo Coelho, un viaje hacia adentro y afuera

Autor de 'El alquimista' publica novela autobiográfica
La Gran Época
Dom, 23 Oct 2011 17:18 +0000

Paulo Coelho es famoso por su best seller  "El Alquimista", que ha sido traducido a decenas de idiomas y que ha vendido más de 65 millones de copias. La alegoría inspirativa acerca de un joven buscando la Piedra Filosofal y su "Leyenda Personal" es el libro favorito de muchos.

El ver el libro autobiográfico de Coelho recién publicado con un título "Aleph", una palabra que se usa en la tradición judía de la Cábala, y título de un cuento místico de otro escritor de latinoamérica, Jorge Luis Borges, alguno se preguntaría si el nuevo libro de Coelho sería demasiado alegórico o lleno de misticismo, se acuerdo a la opinión del crítico Simon Thomas.

Al contrario, es muy centrado y con los pies en la tierra, haciendo un recuento profundo de la propia búsqueda de significados por parte de Coelho, la mística en su propia vida, y el cumplimiento de su Leyenda Personal. Un hombre que pudo escribir un libro que trajo inspiración para muchos y que revela que ha tenido esa necesidad de conocerse interiormente.

El relato comienza en su casa en San Martín, en los Pirineos franceses, en medio de una crisis espiritual. Su maestra le sugiere que se tome un viaje para reencontrarse consigo mismo y con el presente, y "reconquistar su Reino", a igual que en ‘La Odisea’ , Homero lo hizo miles de años atrás.

Coelho es muy elocuente al describir su lucha espiritual. Es preciso al señalar los retos que muchos de nosotros enfrentamos. No parece que reinamos en nuestro reino y, aunque seamos exitosos o no, somos infelices a un profundo nivel. De hecho, a veces la infelicidad es aumentada por el éxito, porque pensamos que el éxito es la clave de la felicidad.

Coelho no es feliz. Es uno de los escritores más exitosos de su edad, tiene dinero para vivir en cualquier lugar, un matrimonio fuerte, y puede viajar a su antojo. Pero le falta algo. Por eso debe viajar al exterior para desplegar un viaje interior.

Él sale de su casa y, sólo por comprometerse en algo, toma una decisión impetuosa de realizar un viaje de dos meses desde un lado a otro de Rusia en el ferrocarril transiberiano.

La historia se centra en la relación evolutiva entre Coelho y la joven violinista Hilal, quien aparece afuera del hotel donde se hospeda Coelho en Moscú. Sus "ojos hablan de amor y muerte", y ella insiste que está allí para ayudarlo y que debe acompañarlo en su viaje.

Al comienzo la rechaza, pero eventualmente, impresionado por su determinación, le permite acompañarlo. Resulta que la intuición de ella era correcta. En efecto, existe una conexión entre ellos. Juntos, de pie en el vestíbulo del tren, entran en el aleph, un lugar donde todos los puntos coinciden. Él descubre la necesidad del perdón de ella por un pecado que cometió en su contra en una vida pasada.

En la novela se aprecia la idea del karma y el tren que le lleva a Coelho de alguna manera a las descripciones de sus viajes en el pasado.

"El alquimista" de Coelho, por otra parte, realizó lo “fuera de este mundo” con aplomo. Toda la historia era de otro mundo. Pero en "Aleph", la alternancia de ida y regreso entre el presente y lo histórico, hizo que lo histórico pareciese como pintado con pinceladas más amplias que los detallados recuentos del presente.

"El Alquimista" es exitoso en su relato simple de la historia sin dar explicaciones innecesarias. En clases de escritura la regla es "mostrar, no contar". "El Alquimista" es un modelo de mostrar, mientras que el "Aleph" cuenta un poco demasiado para mi gusto. Por ejemplo, en un capítulo donde visita a un chamán, añade lo que se siente como una pequeña entrada de Wikipedia sobre el chamanismo para explicar la situación. Yo preferiría experimentar el misterio del evento en sí mismo.

Dicho esto, Coelho es un escritor muy talentoso, y lo demuestra en "Aleph".  En el relato, en la ciudad africana de Túnez, está con uno de sus lectores que es un aspirante a novelista. Ellos ven una linterna, que el lector explica, es el origen de la frase "La luz cae sólo en el extranjero". Es apropiado porque Paulo allí es el famoso, mientras que el lector todavía está tratando de hacerse un nombre por sí mismo. Funciona también en un nivel diferente, ya que es la linterna de los extranjeros, o el "fuego sagrado", como la llama Paulo en otros lugares, que ayuda a iluminar el sendero de Coelho.

La Gran Época se publica en 35 países y en 21 idiomas.
Síguenos en Facebook, Twitter o Google +

comments powered by Disqus