Medio ambiente

Nuevos estudios confirman que el cambio climático es real y está avanzando con rapidez

Nuevos estudios confirman que el cambio climático es real y está avanzando con rapidez
Nuevos estudios confirman que el cambio climático es real y está avanzando con rapidez (foto Pixabay)

El cambio climático es real y lo muestra el programa Co2 Earth que se encarga de medir la liberación diaria de dióxido de carbono al medio ambiente, así como el acumulado actual.

Según sus datos, en marzo de 2017 ya hay un total 407.05 partes por millón (ppm) de Co2 suspendidas en la atmósfera. 400 es el límite de estabilidad, y ya lo hemos pasado con miras a ni siquiera querer revertirlo.

El 2016 fue el año con el febrero más caliente desde 1880, a diferencia  de 1905, cuando se registró el febrero más fresco.

Si la medición de los gases de efecto invernadero continúan demostrando que no se están reduciendo, el cambio climático podría alcanzar un estado caliente que no se ha visto en los pasados 420 millones de años.

Una reciente investigación sugiere que, si los humanos quemamos todo el combustible fósil que está a nuestro alcance de una sola vez, la atmósfera de la Tierra podría alcanzar las 5.000 partes por millón para el año 2.400.

Este estudio, publicado en la revista científica Nature Communications, habla del poder de la influencia humana en el clima.

Sugiere que, después de millones de años de relativa estabilidad climática, solo un par de cientos de años de emisiones de gases contaminantes por parte de la humanidad están causando un calentamiento planetario sin precedentes.

sunset-1997634_1280

foto Pixabay

La revolución industrial

Los investigadores realizaron un continuo registro de las concentraciones atmosféricas de Co2 durante los pasado 420 millones de años.

Cotejaron los datos con un conteo compilatorio de más de 1.500 estimados de Co2 en la atmósfera, desprendidos de 112 estudios publicados.

De acuerdo con su autor líder, Gavin Foster, geoquímico de la Universidad de Southampton, Reino Unido, estos estimados se concluyeron mayormente usando muestras de tierra primitivas y su concentración de carbono, y se midió la abundancia de poros en las hojas de plantas fosilizadas, un indicador de cuánto dióxido de carbono estaba disponible en la atmósfera para respirar en el momento de su muerte.

Los resultados del estudio demostraron que, hasta que los humanos empezaron a quemar rápidamente combustibles fósiles en el cenit de la revolución industrial, la atmósfera había permanecido relativamente estable en cuanto a la concentración de estas partículas.

industry-611668_1280

foto Pixabay

Actualmente, la concentración de dióxido de carbono en el aire se encuentra en su máximo punto en la historia de la humanidad -407 ppm- y siguen en aumento. Es un punto álgido si se compara con las 280 ppm que habían antes de la revolución industrial.

Como consecuencia de esto, todo el calor que entra en el planeta, proveniente del sol, se queda atrapado y no logra escapar, por lo que el planeta se calienta gradualmente.

Este aumento en las temperaturas ya muestra consecuencias devastadoras en todo el mundo, con inundaciones en algunas zonas y severas sequías en otras, causando la muerte de millones de personas y multimillonarias sumas de dinero en pérdidas.

Artículo original aquí

Si te gustó el artículo…

…puedes colaborar para que podamos seguir publicando. Cada vez más gente prefiere leer La Gran Época, un periodismo independiente, sin censura y comprometido con la verdad. Sin embargo financiar un medio de comunicación es cada vez más difícil y no queremos implementar un muro de pago para poder solventarnos. Queremos mantener todos nuestros contenidos libres y llegar a mucha más gente, porque creemos que todos deben tener acceso a la verdad y tú nos puedes ayudar a lograrlo.

Te recomendamos
En Foco
El fin del comunismo
Shen Yun 2017