¡Kamate, Kamate! un espectáculo de orgullo nacional para Nueva Zelanda | lagranepoca.com

¡Kamate, Kamate! un espectáculo de orgullo nacional para Nueva Zelanda

Por Tahana Raiatea
Mie, 6 Oct 2010 10:14 +0000
Cuando el equipo francés se situó en el extremo del campo de juego, se mostró no del todo seguro de qué hacer con el espectáculo que tenían delante de ellos. Sus rivales, con las rodillas flexionadas, los ojos volteados en blanco y las lenguas afuera, golpeaban sus pechos al unísono con un ensordecedor rugido espeluznante en muestra de desafío.

Los franceses sólo podían mirar fijamente, sus brazos colgaban flácidamente sobre los hombros de sus compañeros de equipo. Esto no era un partido de rugby normal, era un partido al estilo de Nueva Zelanda, una verdadera guerra, por lo menos eso es lo que parecía. La verdad es que este particular haka-Kamate, Kamate  (es la muerte, es la muerte), es un símbolo de orgullo nacional tanto para aquellos que lo interpretan, como también para los espectadores.


La Haka (posturas de danza), fue utilizada en la antigüedad como una forma de preparación mental para los guerreros antes de entrar en la batalla. Pero, contrariamente a la opinión general, Kamate, Kamate no es Haka. Kamate, Kamate es la leyenda de Te Rauparaha, un gran líder guerrero de la tribu Maorí, de la isla norte de Nueva Zelanda, él era un estratega insuperable.

Cuenta la leyenda que Te Rauparaha huía del acoso de guerreros de otras tribus que deseaban matarlo. Él se topó con una pariente, que se encontraba escarbando en su jardín kumara o camote. Te Rauparaha se escondió en el interior de un hollo de kumara mientras la pariente se sentó encima de él a horcajadas, cubriendo al guerrero con su falda.

Para los hombres de la tribu Maorí, la cabeza de un hombre es lo más sagrado y nunca debe caer en manos de los guerreros o cualquier hombre, por no hablar de un gran jefe, quien colocó su cabeza entre las piernas de una mujer.

Él logro sobrevivir de esta persecución, contando su experiencia; su leyenda aparece siempre conmemorada en los libros de historia de Nueva Zelanda, en Internet, una y otra vez en miles de presentaciones en todo el mundo. Es tan popular, que los niños pequeños aprietan los dientes con fuerza, el corazón de los padres se ponen con mucho orgullo y los jóvenes abren sus pulmones, tratando de hacer sobresalir sus ojos y mostrar sus lenguas lanzándolas hacia fuera con mucho esfuerzo para impresionar.

Cuán orgullosos estuvieron los de la tribu Maorí, cuando el haka fue estrenada por primera vez en el  extranjero en  fresh off- the –boat. Cuando jugaron la  primera vez contra Gales en el año 1900, Littleton Times escribió, "El grito de guerra cayo bien, la multitud escuchó y observó con complaciente silencio, al cierre de la presentación hubo una estruendosa aprobación. A continuación, el equipo galés comenzó a cantar su himno nacional. Cuarenta mil voces galesas se apoderaron  de todos los rincones del estadio, aumentando la intensidad, convirtiéndose en un conmovedor coro.

De gira por América en 1913, el equipo de rugby de Nueva Zelanda, los All Blacks, interpretaron el haka, presenciándolo una multitud con gritos de ovación. En 1914, cuando comenzó  la Primera Guerra Mundial, Kamate, Kamate, se establecido firmemente, como parte del partido de rugby de Nueva Zelanda, mostrando la bravura y la fuerza.

La Gran Época se publica en 35 países y en 21 idiomas.
Síguenos en Facebook, Twitter o Google +

Más sobre

comments powered by Disqus