Internacionales, Medio ambiente

Monsanto fue declarada responsable de “ecocidio” por un Tribunal Internacional

Si bien la sentencia no tiene implicancias penales, se espera que la prueba sanitaria y jurídica producida impulse los procesos penales correspondientes.

Monsanto fue declarada responsable de “ecocidio” por un Tribunal Internacional
Tribunal Internacional Monsanto en La Haya. (Facebook).

Cinco jueces de diferentes países, grupo que se conoce como  “Tribunal Internacional Monsanto”, declararon este martes en La Haya (Países Bajos), a la empresa trasnacional líder en biotecnología como responsable de “ecocidio”, informó la agencia Telam.

El ecocidio hace referencia a cualquier daño masivo o destrucción ambiental de un territorio determinado de tal magnitud que pone en riesgo la supervivencia de los habitantes del lugar.

El término “ecocidio” se empleó públicamente por primera vez en 1970 por el biólogo Arthur Galston, cuya investigación en el Departamento de Botánica de la Universidad de Yale condujo a la invención del agente naranja, producto letal coincidentemente asociado a Monsanto.

Los jueces del Tribunal Internacional Monsanto analizaron el testimonio de más de 30 personas, en una simulación de juicio en La Haya donde expusieron su veredicto. Si bien el mismo no tiene implicancias penales, se espera que la prueba sanitaria y jurídica producida impulse los procesos penales correspondientes.

La idea fue impulsada por más de mil organizaciones no gubernamentales de todo el mundo. Si bien el tribunal es “simbólico”, sus conclusiones comenzarán a utilizarse en demandas con el fin de que se modifique el Estatuto de Roma y se incluya la figura del ecocidio.

“Si el delito de ecocidio se reconociera en el derecho penal internacional, las actividades de Monsanto posiblemente constituirían un delito de ecocidio en la medida en que causan daños sustanciosos y duraderos a la diversidad biológica y los ecosistemas, y afectan a la vida y la salud de las poblaciones humanas”, señaló el fallo.

De acuerdo a Infobae, el primer punto tratado en el fallo es si Monsanto –adquirida en 2016 por Bayer– vulneró el derecho a un ambiente sano y equilibrado, que es una condición fundamental para el ejercicio de todos los derechos humanos.

Para ello, los expertos analizaron testimonios de investigadores que detectaron casos de malformaciones en Argentina y Francia causadas por el glifosato, enfermedades renales crónicas por la aplicación de Roundup en Sri Lanka y la suba de las tasas de cáncer en Brasil.

Asimismo se trató el tema de la pérdida de diversidad y fertilidad de los suelos, la contaminación de las explotaciones agrícolas con transgénicos y las deficiencias de salud de los cerdos alimentados con cultivos modificados genéticamente.

Del mismo modo se mencionó la fumigación aérea del glifosato (Roundup) y la consecuente contaminación que ocasiona este herbicida en las fuentes de agua en la Argentina, como el caso del caudaloso río Paraná.

Panel internacional

La jueza argentina Eleonora Lamm, la senegalesa Dior Fall Sow (consultora de la Corte Penal Internacional), el mexicano Jorge Fernández Souza (Magistrado del Tribunal de lo Contencioso Administrativo de México), el canadiense Steven Shrybman, y la belga Françoise Tulkens (ex jueza del Tribunal Europeo de Derechos Humanos) son los jueces que se encargaron de firmar la declaración.

“Monsanto ha incurrido en conductas que tienen efectos graves y negativos en el medio ambiente y han afectado a innumerables personas y comunidades de muchos países, así como a la salud del propio entorno, con las consiguientes repercusiones en las plantas y los animales y en la diversidad biológica”, dictó el tribunal, quien también pronunció que a partir de Monsanto se ha producido una vulneración del derecho a la alimentación y se han provocado graves efectos en la salud de la población.

Para ver conclusiones completas del Tribunal Internacional haga clic aquí

Del mismo modo el tribunal destacó que “Monsanto ha empleado de modo habitual tácticas deshonestas, engañosas y opacas para conseguir la aprobación de sus cultivos obtenidos por ingeniería genética y sus herbicidas asociados”.

Roundup de la empresa Monsanto. (Foto: Mike Mozart /Flickr)

Roundup de la empresa Monsanto. (Foto: Mike Mozart /Flickr)

La empresa –quien se negó a participar en el foro- está acusada también de operar para desacreditar y paralizar las investigaciones científicas y debates que suponen una amenaza para sus intereses comerciales.

Por su parte, Monsanto desestimó el veredicto del tribunal internacional, publicando en su página web que “el evento original fue organizado por un selecto grupo de críticos anti-tecnología en la agricultura y anti-Monsanto, que actuaron como organizadores, jueces y jurados. Se negó la evidencia científica existente y los antecedentes jurídicos de varios temas; y fue organizado con un resultado ya predeterminado” y que están dispuestos a dialogar con aquellos que estén “genuinamente interesados” en la agricultura sustentable.

Si te gustó el artículo…

…puedes colaborar para que podamos seguir publicando. Cada vez más gente prefiere leer La Gran Época, un periodismo independiente, sin censura y comprometido con la verdad. Sin embargo financiar un medio de comunicación es cada vez más difícil y no queremos implementar un muro de pago para poder solventarnos. Queremos mantener todos nuestros contenidos libres y llegar a mucha más gente, porque creemos que todos deben tener acceso a la verdad y tú nos puedes ayudar a lograrlo.

Te recomendamos
En Foco
El fin del comunismo
Shen Yun 2017