Estados Unidos, Internacionales, Régimen chino

La Gran Época asediada por ciberataques con aparente origen en China

La Gran Época asediada por ciberataques con aparente origen en China
(La Gran Época)

NUEVA YORK.- La sede de Nueva York de Epoch Media Group ha sido blanco de ciberataques a gran escala durante casi un mes. Los ataques, que parecen dirigidos a interrumpir las operaciones diarias y robar información confidencial, según el personal técnico, guardan similitudes con esfuerzos anteriores orquestados por los hackers en China.

Los ataques cibernéticos comenzaron poco después de que tres publicaciones del grupo de medios de comunicación-Dajiyuan, La Gran Época y New Tang Dynasty Television (NTD) – lanzaran en enero una serie que examina el registro histórico del movimiento comunista. Los ataques se concentraron especialmente cerca y durante los acontecimientos que el régimen comunista chino considera políticamente sensibles.

Dos de las organizaciones mencionadas, Dajiyuan y NTD, son algunas de las pocas compañías de medios de comunicación en chino independientes del régimen chino; ambas tratan de proporcionar cobertura no censurada sobre China. Las características de estos medios de comunicación han cubierto ampliamente atrocidades que están ocurriendo en China, incluyendo la sustracción de órganos de presos de conciencia. Durante años, el régimen chino ha presionado a anunciantes y a posibles anunciadores con este grupo de medios de comunicación en un intento para que les nieguen financiación.

Los sitios web de Dajiyuan y La Gran Época fueron golpeados por primera vez en la mañana del 7 de febrero con severos ataques consistentes en denegación de servicio distribuidos (DDoS), dijo el técnico de NTD, Nan Wu, en una entrevista. El ciberataque, que duró varios días, impidió a los visitantes acceder adecuadamente a los sitios web.

Durante las siguientes semanas, Epoch Media Group sufrió ataques DDoS más pequeños con el objetivo de interrumpir las comunicaciones internas de la compañía.

Entonces en las primeras horas del 1 de marzo, los servidores de este periódico y NTD fueron golpeados con otro ataque potente DDoS. Nan Wu dijo que este ataque tenía como objetivo robar código fuente y otra información delicada, así como interrumpir la normal transmisión de televisión.

Los hackers siguieron cambiando sus vectores de ataque y parecían estar lanzando sus ofensivas desde servidores públicos y computadoras zombies, dijo Nan Wu. Agregó que la escala masiva del ciberataque sugiere que no era el trabajo de hackers individuales o un equipo, sino más bien una operación utilizando los recursos de un estado. Añadió que, como en cualquier otra ocasión, el único sospechoso lógico es China.

Hasta ahora, los hackers no han logrado robar información o acceder a comunicaciones internas. “El equipo técnico se ha esforzado en asegurar que la compañía funcione normalmente”, dijo Wu.

Los reporteros individuales también fueron blanco de aparentes intentos de phishing.

Joshua Philipp, reportero de seguridad nacional de La Gran Época, recibió una alerta el 22 de febrero sobre un intento de ingresar a su cuenta de Facebook desde una computadora en Shanghai.

Luego, el 2 de marzo, Philipp, que está radicado en la ciudad de Nueva York, recibió una alerta Dropbox de que una computadora en Los Ángeles había accedido a su cuenta. El día anterior, había publicado una historia que indicaba que el Consulado de China estaba detrás de las protestas contra el Dalai Lama dando un discurso de inicio en la Universidad de California, en San Diego en junio. El Dalai Lama es el principal líder espiritual en exilio del Tíbet, y es uno de los principales objetivos de subversión y censura del régimen chino.

“La piratería informática necesita ser vista en el contexto más amplio de los ataques contra Dajiyuan, La Gran Época y New Tang Dynasty Television”, dijo Philipp en una entrevista. “El régimen chino parece ir tras todos nuestros medios de comunicación, así como de los reporteros individuales que exponen a este régimen”.

Stephen Gregory, editor de la edición en inglés de La Gran Época, dijo: “Los ataques a nuestro servidor de Internet comenzaron justo cuando La Gran Época comenzó a publicar una nueva serie sobre el Partido Comunista. La fuerza y la persistencia de estos ataques son una indicación de lo mucho que el régimen chino teme una discusión honesta sobre el comunismo y su legado”.

En el momento de escribir este artículo, Epoch Media Group sigue siendo objeto del último ciberataque DDoS.

“Hemos contactado al gobierno federal sobre estos ataques en la Internet”, dijo Gregory. “Es inaceptable que un gobierno extranjero intente silenciar una prensa libre aquí en Estados Unidos”.

Si te gustó el artículo…

…puedes colaborar para que podamos seguir publicando. Cada vez más gente prefiere leer La Gran Época, un periodismo independiente, sin censura y comprometido con la verdad. Sin embargo financiar un medio de comunicación es cada vez más difícil y no queremos implementar un muro de pago para poder solventarnos. Queremos mantener todos nuestros contenidos libres y llegar a mucha más gente, porque creemos que todos deben tener acceso a la verdad y tú nos puedes ayudar a lograrlo.

Te recomendamos
En Foco
El fin del comunismo
Shen Yun 2017