Cultura, Tradiciones chinas

Mejore su vida con la antigua sabiduría china

Piense en un cambio específico que le gustaría ver realizado en su comunidad, y propóngase tareas para alcanzar ese objetivo

Mejore su vida con la antigua sabiduría china
Getty images

¿Ha hecho progresos en sus resoluciones de Año Nuevo, o éstas ya se marchitaron?

Un viaje de mil kilómetros comienza con un solo paso, dijo el Maestro Taoísta Lao Zi, pero en el mundo de hoy lleno de distracciones, simplemente empezar este viaje, y mucho más, llevarlo hasta el final, puede ser una tarea de proporciones hercúleas.

A continuación presentamos varias lecciones simples de la antigua China que le ayudarán a alcanzar sus aspiraciones para este año.

1. Aprenda de sus compañeros

“Cuando camino junto a otras dos personas, ellos pueden servirme como mis maestros. Voy a seguir sus buenas cualidades, y evitar las malas”.

Esta frase dicha por Confucio, viene de las “Analectas”, una famosa colección de diálogos entre el maestro y sus discípulos. Confucio fue ante todo un gran aprendiz. Aunque nació en una familia pobre a los 15 años se entregó a la búsqueda del conocimiento.

Intente observar los éxitos y fracasos de los otros, y aplique las lecciones que ellos aprendieron (o deberían haber aprendido) para sus propios emprendimientos.

2. Piense acerca de su legado

¿Cómo se puede honrar a aquellos que vinieron antes que nosotros? Haciendo algo valioso para los que vendrán después.

Confucio dijo: “Edificarse a uno mismo, practicar el Camino (Tao), haciendo que su nombre sea conocido para la posteridad, para que de esta manera los padres de uno se vuelvan famosos, eso es alcanzar la piedad filial”.

Aunque el discípulo de Confucio Zeng Shen compiló un tratado de 18 partes sobre la piedad filial, de la que se origina la cita anterior, el principio de edificarse a uno mismo es un tema presente a lo largo de toda la obra.

Imagínese cómo le gustaría que sus hijos y nietos lo recordaran. ¿Cómo hacer para que su mundo sea mejor, y cómo haría para que esto suceda? Pensar desde una perspectiva amplia le va a ayudar a concretar lo que siente que es valioso y evitar las distracciones.

3. Sea paciente (pero persistente)

A pesar de lo que sugieren otros, la superación personal requiere de un proceso de entendimiento gradual, y enfocado.

En el “Clásico de la Piedad Filial”, Confucio dijo que, “Las enseñanzas de los sabios tuvieron éxito sin ser severas, y su gobierno fue eficaz sin ser riguroso”.

En las “Reglas para los estudiantes”, un texto rimado de Confucio comúnmente memorizado por los niños, dice que “La santidad y el ser virtuoso pueden ser alcanzados a través de una templanza gradual”.

Ninguna virtud o habilidad puede aprenderse sólo de un libro de texto, sino que requiere experiencia y persistencia. Así que no seas duro contigo mismo si no puedes cambiar un hábito o alcanzar una nueva habilidad de inmediato. Sólo hay que seguir insistiendo.

4. Tomar acción significativa

En las “Analectas” Confucio señaló, “Vivir en el retiro para examinar sus propósitos, y practicar la rectitud para hacer realidad sus principios, he oído estas palabras pero no he visto a tales hombres”.

Es fácil decir de manera abstracta que uno apoya determinada causa, o emitir juicio sobre los otros. Y otro asunto es en realidad ponerlo en práctica.

Piense en un cambio específico que le gustaría ver realizado en su comunidad, y propóngase tareas para alcanzar ese objetivo. Recuerde que los objetivos viables son específicos, alcanzables, y tienen una fecha límite.

5. Crear consecuencias

Una de las frases más conocidas de China dice literalmente: “atarse el pelo al techo y pincharse los muslos”. Se refiere a las historias de los estudiantes que estaban determinados a superar la tentación del sueño. Uno se ataba el cabello al techo para evitar que la cabeza cayese sobre el escritorio; y el otro se pinchaba con un cincel el muslo si se encontraba adormecido.

Si bien uno puede no desear emplear medidas tan drásticas la idea es inteligente. O sea, cree algunas consecuencias por el no cumplimiento de las tareas. Por ejemplo, si su objetivo es limitar el consumo de café, páguelo con dinero en efectivo que ha ubicado previamente en determinado lugar, por ejemplo, en un sobre. Si llega a exceder este presupuesto propóngase no tomar más café por el resto del mes. Si su intención es hacer ejercicios tres veces a la semana, prometale a un amigo que le pagará 10 dólares cada vez que falle.

Si te gustó el artículo…

…puedes colaborar para que podamos seguir publicando. Cada vez más gente prefiere leer La Gran Época, un periodismo independiente, sin censura y comprometido con la verdad. Sin embargo financiar un medio de comunicación es cada vez más difícil y no queremos implementar un muro de pago para poder solventarnos. Queremos mantener todos nuestros contenidos libres y llegar a mucha más gente, porque creemos que todos deben tener acceso a la verdad y tú nos puedes ayudar a lograrlo.

Te recomendamos
En Foco
El fin del comunismo
Shen Yun 2017