Cultura, Tradiciones chinas

Liu Zongyuan: gran maestro de prosa y gobernador benevolente

Enseñanzas de vida que en prosa antigua conmueven hoy

Liu Zongyuan: gran maestro de prosa y gobernador benevolente
Getty images

Liu Zongyuan (773-819) fue un famoso poeta y escritor de la dinastía Tang. También se lo reconoce como uno de los ocho grandes maestros de la prosa de las dinastías Tang y Song.

Debido su integridad moral y carácter valiente, Liu aprobó el examen imperial a temprana edad. Otra de sus cualidades era que contaba con una gran capacidad para memorizar extensos volúmenes de ensayos clásicos. Cuando daba un discurso, podía entretejer con fluidez una amplia gama de casos históricos y marcos legales basados en profundos conocimientos, que la audiencia encontraba esclarecedor y admirable. Gracias a su gran reputación, muchos nobles trataron de acogerlo en sus círculos.

Sin embargo, después de algunos años de servicio como funcionario de la administración pública en la corte imperial, Liu ofendió con sus dichos a los grupos políticos en el poder y, como consecuencia, fue proscripto a una posición secundaria en una región remota. Camino a su destierro, se le informó de un mayor descenso de categoría.

Al caer de una prometedora carrera, Liu decidió hacer frente a la adversidad profundizando su educación literaria; como resultado, sus poesías y obras literarias se fueron perfeccionando. En muchas de las historias antiguas se lo encuentra como protagonista, dos de ellas son especialmente conmovedoras. También se dedicó a viajar y a disfrutar de paisajes naturales y no regresó más a la corte política.

Uno de los amigos de Liu fue degradado al mismo tiempo que él y fue enviado a una zona árida e incivilizada, lejos de la capital. Como la madre de este amigo era demasiado anciana para viajar con él, se tuvo que quedar en su casa. A su hijo se le hacía extremadamente difícil visitarla y cuidarla estando tan lejos y aislado, viendo esta situación envió una carta al emperador solicitando el intercambio con su amigo, explicando su voluntad de tomar la oficina en la zona más aislada. Finalmente, el emperador accedió y su amigo fue trasladado a un lugar más accesible. Esta historia, no sólo se registró en documentos históricos, también se incluye en la poesía Tang y en otras obras literarias.

Después de asumir el cargo en el área remota, Liu encontró que las familias pobres de allí, a menudo ponían a sus hijos como prenda para conseguir dinero en efectivo. Si no podían pagar el dinero el día de su vencimiento, ellos mismos y los niños empeñados servirían como esclavos de sus acreedores.

Liu entonces, tomó medidas para ayudar a las familias pobres. En algunos casos intercedía con los ricos para que los pobres, que no podían conseguir el dinero, puedan trabajar para ellos como una alternativa de pagar en efectivo y así saldar la deuda. En los casos de aquellas familias cuyos miembros que en edad de trabajar habían fallecido, Liu pagaba con dinero de su propio bolsillo para redimir a los hijos empeñados. De esta manera, ayudó a más de mil familias en su área y era conocido como un gobernador benevolente.

Si te gustó el artículo…

…puedes colaborar para que podamos seguir publicando. Cada vez más gente prefiere leer La Gran Época, un periodismo independiente, sin censura y comprometido con la verdad. Sin embargo financiar un medio de comunicación es cada vez más difícil y no queremos implementar un muro de pago para poder solventarnos. Queremos mantener todos nuestros contenidos libres y llegar a mucha más gente, porque creemos que todos deben tener acceso a la verdad y tú nos puedes ayudar a lograrlo.

Te recomendamos
En Foco
El fin del comunismo
Shen Yun 2017