Con astrología se pronosticó el terremoto de Valparaíso en 1906 | lagranepoca.com

Con astrología se pronosticó el terremoto de Valparaíso en 1906

¿Una lección histórica? El pronóstico del Capitán Middletón, de la Armada de Chile, fue publicado 10 días antes, pero nadie le hizo caso, y murieron más de 3 mil personas. Este método tampoco se aplica en la actualidad
Por Anastasia Gubin - La Gran Época
Mar, 1 Feb 2011 15:02 +0000
Cerros de Valparaiso. Foto La Gran Época

Más información

Lo indica un estudio del Departamento de Geología y Sismología de Italia, en conjunto con especialistas estadounidenses e irlandeses. Sin embargo, geólogos chilenos discrepan con que pueda generarse un sismo de tal magnitud muy pronto
Afirman que no se alertó debidamente y que muchos evacuaron gracias a las advertencias de carabineros y bomberos, y por consideración propia.

Más de cien años atrás, el 16 de agosto de 1906, un fuerte terremoto destruyó gran parte de la ciudad portuaria Valparaíso, en Chile. Esa es la parte conocida que quedó en la historia. La curiosisad que salió a la luz recientemente es que el terremoto fue bien pronosticado 10 días antes por la capitanía de la Armada mediante la astrología; pero nadie hizo caso, y como consecuencia resultaron muertas más de 3000 mil personas.

Un informe del Centro de Investigaciones de Geología de la Universidad de Chile señala que el Capitán Arturo Middleton pronosticó el fenómeno, basando sus cálculos en una conjunción del planeta Neptuno y la Luna pasando justamente ese día sobre Valparaíso.

El 6 de agosto de 1906, el Diario El Mercurio de Valparaíso publicaba: "La Sección de Meteorología de la Dirección del Territorio Marítimo ha pronosticado fenómenos atmosféricos y sísmicos para el día 16 del presente mes, basada en las siguientes observaciones"

"El día fijado habrá conjunción de Neptuno con la Luna y máximo de declinación norte de ésta. A causa de estas situaciones de los astros, la circunferencia del círculo peligroso pasa por Valparaíso, y el punto crítico formado con la del Sol cae sobre las inmediaciones del puerto".

Lo llamativo del caso es el uso de los movimientos planetarios, de la luna y el sol para dar con una predicción tan exacta.

La astrología para pronosticar influencias en el clima

Los datos de los movimientos planetarios se registran en exactas efemérides, con las cuales se puede deducir si hay conjunciones. Según expertos, los datos pueden ajustarse a las latitudes correspondientes.

Es decir que con este método se puede prever las relaciones en las órbitas de los 9 planetas, junto con el sol y la luna. Estos atros, como fue el caso del día del terremoto, pueden entrar en conjunción -es decir, quedar en un mismo grado o punto de circunferencia en el espacio- o bien en oposición cuando van en grados opuestos. Asimismo, según los grados de diferencia, quedan en lo que se llama 'declinación', 'cuadratura', etcétera.

De la misma manera que la ciencia ha estudiado la influencia de la luna en la tierra, este sistema se aplicó en el pasado para predecir condiciones climáticas, pero hoy en día se lo asocia instintivamente los horóscopos. Es decir, en la astrología productiva común, además de lo anterior, se describe qué planetas están navegando por un determinado signo de zodíaco y, por tanto, le ofrecerá determinas posibilidades de futuro a un sugeto en estudio; esa rama suele desviarse fácilmente por el camino de los charlatanes, y por lo tanto ha generado cierta desestimación de la astrología.

Sin embargo, el método de las posición de los astros del sistema solar para determinar influencias sobre el clima terrestre, usado por el capitán de la armada chilena, al parecer fue muy efectivo

El terremoto de 1906 y un extraño fenómeno atmosférico

El 16 de agosto del año 1906, según relata el informe del departamento de geología basado en tres textos de la historia del país, Valparaíso amaneció con viento Sur, y el barómetro pronosticaba buen tiempo. Sin embargo, una fuerte lluvia se inició a las 10 de la mañana y continúo durante horas.

Antes de las 20 horas, a la hora de la sobremesa, un terremoto de 4 minutos, según algunos, o del largo de 4 credos, según otros, sacudió al puerto. Muchos chilenos se resguardaron bajo los dinteles.

“De éstos, no pocos fueron aplastados al desplomarse las fachadas ante el espanto de los que se habían quedado, paralizados por el terror, en los interiores. Otros cayeron bajo el peso de cornisas, muros y balaustradas”.

Esto ocurrió de noche, por lo que la gente entró en un pánico mayor, que se sumó a los incendios. Al respecto, el informe relata un extraño fenómeno en el cielo:

Un extraño fenómeno atmosférico anterior a los incendios enrojeció el cielo. Pero esa luz macabra no era suficiente para dominar las tinieblas causadas por la quebradura de faroles y lámparas eléctricas y de gas”.

A esto le siguieron los gritos, alaridos y búsquedas de familiares durante 15 minutos. Luego, en medio de la oscuridad, llegó el segundo terremoto, mucho más fuerte que el primero, que en apenas un minuto terminó de dejar en escombros la ciudad. En Valparaíso, la ciudad más afectada, murieron cerca de 3.000 personas; el terremoto azotó también el resto del país, generando incluso un tsunami en el sur.

Sobrevivieron algunos edificios bien construidos cerca del puerto. A raíz de ello, se hicieron estudios profundos sobre los métodos de construcción y se creó el Instituto Sismológico de Chile. Pero el pronóstico anunciado por el Capitán Arturo Middleton y el uso efectivo de la astrología quedaron en el olvido. 

La Gran Época se publica en 35 países y en 21 idiomas.
Síguenos en Facebook, Twitter o Google +

comments powered by Disqus