China, Derechos Humanos

Reseña de “La Corona”: la reina de belleza que abofeteó al régimen chino

Antes de que Oprah Winfrey se convirtiera en una mega estrella, fue señorita Prevención de Incendios 1971 y Miss Black Tennessee1972. ¿Lo sabías, verdad?

De las 10 mujeres de concursos de belleza que han cambiado el mundo, las únicas memorables son Hallie Berry, Diane Sawyer, Vanessa Williams y Oprah.

Ser una reina de belleza es una plataforma sustancial desde la cual se puede decir algo, pero la mayoría no tiene nada sustancial que decir.

El corto documental ” La Corona “, dirigido por Kacey Cox, trata sobre una ganadora del concurso con el mensaje más sustancial en la historia de las reinas de belleza.

Anastasia Lin: Miss Mundo Canadá

Como Anastasia Lin cuenta, “Al principio, hubo noticias brillantes en China, que una chica chino-canadiense de la provincia de Hunan fue coronada Miss Mundo Canadá”.

El padre de Lin estaba orgulloso; publicó fotos en WeChat (es como el Facebook chino) y habló efusivamente acerca de su hija estando en camino de alcanzar sus sueños. Las cadenas de televisión y los periódicos querían entrevistarla.

(Anastasia Lin: La Corona)

(Anastasia Lin: La Corona)

La misma Lin pensó que sería una probabilidad remota, compitiendo contra una serie de bellas y experimentadas competidoras. Sin embargo, la tiara resplandeciente descendió sobre ella.

No se había dado cuenta de su responsabilidad. De pronto se sintió con un gigantesco y proverbial peso sobre su cuello. La realidad la sacudió: sabía que tenía un mensaje que pasmaría al mundo, y era su deber hablar.

Mensaje bloqueado en China

Entonces, de repente, el circo mediático se detuvo abruptamente. Los informes de noticias sobre ella en China desaparecieron; su nombre fue cambiado en los informes de los medios de comunicación chinos. Lin le había dado un muy necesario golpe brutal al Partido Comunista Chino, les dio directamente en donde el sol no brilla.

¿Y dónde no brilla el sol en China? En un montón de lugares, solo echa un vistazo al popular programa de YouTube de Chris Chappell “China sin censura” para una presentación cómica de los secretos de China que no son revelados, hecho por un estadounidense con información privilegiada de conexiones chinas. Es una jocosa difusión pública de la ropa muy sucia del régimen chino para que todo el mundo la vea.

Sin embargo, lo más atroz de los secretos mantenidos en la oscuridad en China es su ilegal sustracción forzada de órganos aun estando con vida en el mercado negro de los millones de presos de conciencia chinos la cual en su mayoría son practicantes de la pacifica práctica espiritual, Falun Gong.

Como dice Lin: “Lo que una persona cree es su parte más esencial, y si un gobierno le quita su derecho a creer. … Siento como si fuera un asalto a la humanidad”. Y así la pequeña Lin siguió el camino de guerra, devolviendo el asalto del PCCh con un asalto verbal de su propia autoría, hablando sobre las características del sangriento PCCh y mostrando por qué el simbolismo rojo del comunismo representa la sangre de millones de personas ejecutadas en todo el mundo y en particular, las víctimas de la espantosa campaña de sustracción forzada de órganos en China.

Cómo creció su misión

Creciendo en China, Lin comenzó su misión joven. Era una chica popular, una pequeña fuerza de la naturaleza, y una “estudiante modelo” que hacía cumplir la conformidad ideológica, insistiendo a los compañeros de clase para ver películas de propaganda sobre los llamados “enemigos del gobierno”.

Fue sólo después de que se mudó a Canadá que fue capaz de sentir el alcance de su adoctrinamiento por parte del partido. Comenzó a hacer su propia investigación y descubrió verdades cada vez más feas. Las historias de las víctimas de la persecución del PCCh la conmovieron profundamente.

Impedida para competir en China

En 2015 la competición de Miss Mundo estaba programada para celebrarse en China. Lin pensó que tendrían que dejarla entrar en el país, sin importar que ella hubiera hablado; de lo contrario, sería una gran admisión de culpabilidad. Adivina lo que pasó.

(Anastasia Lin: La Corona)

(Anastasia Lin: La Corona)

Su padre le envió una carta diciéndole que dejara de hablar con la prensa, o de lo contrario tendrían que ir por caminos separados. Eso no sonaba como si fuera él. Efectivamente, un agente de seguridad chino había amenazado a su padre. Era aterrador saber que el hombre que siempre la había hecho sentir segura ya no estaba a salvo.

Lin se sintió profundamente aislada y deprimida durante este tiempo, pero sabía que si permanecía en silencio, en última instancia, no le ayudaría a él ni a ella ni a nadie. Juró que nunca se detendría.

Fue a los medios de comunicación, contó su historia al Washington Post, y testificó en el congreso sobre la tortura del régimen chino y el asesinato de las minorías religiosas.

Sin visa

“Si no obtienes tu visa a la fecha del comienzo de la competición”, dijo Lin, “automáticamente eres descalificada”. Necesitaba una carta de invitación del régimen chino. Era una escasa posibilidad.

Así que fue a los programas de entrevistas y llamó la atención, hablando de su opresión por las autoridades chinas.

En un punto, el documental muestra su visita a la enorme estatua de Buda en la isla de Lantau en Hong Kong, haciendo el clásico saludo chino “heshi” (también el saludo “namaste” de los yoguis indios).

La voz superpuesta de Lin dice: “Mi meta no es promover una cierta creencia, ni cierta ideología, sino animar a las personas a tener compasión y amabilidad el uno por el otro, independientemente de qué religión, qué punto de vista o qué conducta usted elige tener”.

También la muestra sentada en la clásica posición de loto, haciendo los elegantes mudras (gestos de las manos) en preparación para la meditación de Falun Gong.

Falun Gong es una forma poderosa y espiritual de qigong, en la cual los practicantes intentan vivir basándose en los principios de verdad, compasión y tolerancia. Fue muy popular en China a principios de los años 90 y 100 millones de personas comenzaron a practicarlo, incluyendo funcionarios gubernamentales y personal militar.

Fue sólo después de que el PCCh descubrió que había más gente practicando Falun Gong que los miembros que había en el Partido lo cual llevó a que se prohibiera la práctica y se comenzó una persecución brutal.

Viviendo su verdadera misión

“La persecución no ha desaparecido. La presión es la misma, si no es más alta en este momento. Es una cosa difícil poner a tu familia en peligro. ¿Cómo puedo mantener a mi papá en seguridad sin comprometer mi conciencia? La respuesta está clara para mí. Pero emocionalmente es muy difícil”.

De vuelta al concurso Miss Mundo, Lin decidió levantarse e ir a Sanya, donde se iba a celebrar la competición. Había un vuelo de conexión que necesitaba para entrar en Hong Kong. Antes de que pudiera subir al avión, alguien le entregó un teléfono celular y un funcionario del gobierno le dijo por teléfono que no era elegible para una visa. Ella había sido declarada “persona no grata”, sin ninguna razón dada.

“Tenían miedo de que volviera con un mensaje de esperanza y el pueblo chino la escuchara y tal vez tuvieran el valor de hablar por sí mismos”, dijo.

Así que Lin se puso en contacto con los medios de comunicación locales en Hong Kong y tuvo una gran conferencia de prensa y habló un poco más. “Se los debo a todos los que me han apoyado al menos para que lo intentara. Pido a los miembros de la prensa que pregunten al gobierno por qué tiene tanto miedo de dejar entrar a una reina de belleza”.

Después de quedar estancada en Hong Kong durante ocho días, voló de regreso a Canadá, donde los aficionados la saludaban con carteles que decían “belleza con un propósito”.

(Anastasia Lin: La Corona)

(Anastasia Lin: La Corona)

España tomó el título 2015 de Miss Mundo. Como dice Lin, “sentí esta enorme puerta detrás de mí cerrada y había una puerta delante de mí que se abría”.

Ella ahora habla valientemente a las personas en el poder que pueden influir en el cambio. Y ella sabe que su padre, a pesar de todo lo que ha sucedido, está orgulloso de ella.

Es posible que nunca alcance la condición de Oprah o Diane Sawyer, pero el estado personal y espiritual que obtendrá por servir a su conciencia, combatir su miedo y defender una causa que involucra los peores crímenes contra la humanidad será sin duda profundo.

Anastasia Lin: “La Corona” estará proyectándose en el Festival de Cine de Manhattan el 25 de abril.

La Corona
Reseña Documental
Director: Kacey Cox
Reparto: Anastasia Lin
Duración: 20 minutos
Clasificación: Sin clasificación
4 estrellas de 5

Si te gustó el artículo…

…puedes colaborar para que podamos seguir publicando. Cada vez más gente prefiere leer La Gran Época, un periodismo independiente, sin censura y comprometido con la verdad. Sin embargo financiar un medio de comunicación es cada vez más difícil y no queremos implementar un muro de pago para poder solventarnos. Queremos mantener todos nuestros contenidos libres y llegar a mucha más gente, porque creemos que todos deben tener acceso a la verdad y tú nos puedes ayudar a lograrlo.

Te recomendamos
En Foco
El fin del comunismo
Shen Yun 2017