China, Economía china

Xiaomi amplía su alcance para compensar la baja de las ventas en China

Xiaomi amplía su alcance para compensar la baja de las ventas en China
Una tienda de Xiaomi en Beijing el 12 de enero de 2015. (Wang Zhao / AFP / Imágenes Getty)

Los últimos años no han sido amables con el fabricante chino de teléfonos inteligentes Xiaomi, la mayor empresa de China en la industria hace tres años.

Las acciones de la compañía en el mercado se han ido erosionando desde el 2014. En el cuarto trimestre de 2016, el volumen de envíos y la cuota de mercado de teléfonos inteligentes de Xiaomi fue de 7,4 por ciento, menos de la mitad de su cuota de mercado de 2015 y un lejano quinto lugar detrás de los actuales líderes OPPO, Huawei y Vivo, según informes de la firma de investigación de mercado IDC.

OPPO y Vivo, que comparten el mismo padre, salieron de la nada para desplazar a Xiaomi y dominar el rango medio del mercado chino de teléfonos inteligentes, un segmento lleno de dispositivos como el Android vendidos a precios más bajos que los dispositivos de Apple y Samsung.

Más allá de las ventas lentas de Xiaomi, sus fortunas fueron golpeadas por la salida en enero de Hugo Barra, jefe de los negocios internacionales de la compañía y se puede decir su figura más conocida. Barra se unió a la compañía en 2013 como vicepresidente de Google y ha sido fundamental en la construcción de los negocios de Xiaomi en el extranjero, especialmente en India, donde Xiaomi mantiene una cuota de mercado del 6,6 por ciento.

A pesar de la disminución de las ventas, Xiaomi todavía tiene mayores ambiciones. Su presidente, Lei Jun, se hizo llamar el Steve Jobs de China, y la compañía se unió recientemente a Apple como uno de los pocos fabricantes mundiales de teléfonos inteligentes para diseñar y fabricar sus propios chips de procesador.

(Fuente: IDC)

(Fuente: IDC)

Chip de producción local

Xiaomi anunció su propio chip, llamado Pinecone Surge S1, el 28 de febrero en un evento en el Centro Nacional de Convenciones de China. El chip, que tiene ocho núcleos funcionando a una velocidad de hasta 2,2 GHz, se utiliza en el nuevo teléfono inteligente Mi 5c de gama media de la compañía. Con esto, la compañía se une a Apple, Samsung y a su rival local, Huawei, como los únicos fabricantes de teléfonos inteligentes en el mundo con sus propias capacidades de fabricación de procesadores.

La introducción de Xiaomi de un chip creado por esfuerzo propio es interesante en algunos frentes.

El lanzamiento privado no ha aumentado el capital desde 2014, cuando Xiaomi fue valorado en 45 mil millones de dólares por los inversionistas. Hoy en día, dada la desaceleración de las ventas, su valoración es presumiblemente menor. Pero durante el evento de lanzamiento para revelar su nuevo chip para teléfono inteligente, Xiaomi se desvió de su habitual guión de agradecer a los inversores por su apoyo continuo. En lugar de eso, Lei Jun mostró una diapositiva que decía: “Gracias por el apoyo del gobierno”, según el Wall Street Journal.

Aunque se conocen pocos detalles sobre el financiamiento de Xiaomi por parte de Beijing, el apoyo parece ser amplio. Según Lei, el respaldo financiero provino de un fondo de desarrollo de semiconductores creado por Beijing, el Ministerio de Ciencia y Tecnología de China y el gobierno municipal de Beijing.

Beijing ha identificado a los semiconductores como un sector de importancia nacional y el año pasado se crearon numerosos fondos a nivel nacional, provincial y local para apoyar el sector R&D. El deseo de China de ser autosuficiente en el sector fue impulsado por la oposición del gobierno extranjero a las adquisiciones de empresas de semiconductores por firmas chinas debido a preocupaciones de seguridad.

El nuevo chip de Xiaomi también es un tiro de advertencia por parte del régimen comunista chino al líder mundial de chips Qualcomm. China ha observado con desdén durante mucho tiempo el dominio de Qualcomm entre los chips de teléfonos inteligentes de gama alta. Beijing multó a Qualcomm en 2015 por casi 1.000 millones de dólares después de una larga investigación de años sobre supuestas “prácticas anticompetitivas”. Como parte de la multa, Qualcomm se vio obligada a bajar las tarifas que cobraban a los fabricantes de teléfonos inteligentes chinos que utilizan los chips de la compañía. La base de cálculo de regalías de Qualcomm se redujo del 100 por ciento del precio de venta como era la norma a nivel mundial, hasta el 65 por ciento del precio de venta para los teléfonos chinos.

Ampliación de la gama de productos

Dejando a un lado la política, la introducción de Xiaomi de su propio chip no debería tener un impacto material en los negocios de Qualcomm. Todas las principales marcas de teléfonos de China utilizan chips de Qualcomm en algunos de sus teléfonos inteligentes, especialmente los de gama alta. Y la escasa cuota de mercado global de Xiaomi no es probable que tenga un impacto significativo para Qualcomm, incluso si deja de usar chips de Qualcomm por completo.

Pero dado las actuales luchas de Xiaomi, el año pasado la compañía decidió dejar de entregar las cifras trimestrales de envío de teléfonos inteligentes, el chip tiene que ver con su futuro. Tener un chip de primera permite a Xiaomi reducir los costos de producción y obtener el control sobre un proceso verticalmente integrado desde el diseño de hardware a software (Xiaomi tiene su propio sistema operativo personalizado MIUI Android).

Este es el modelo que Apple ha construido y perfeccionado en dos décadas. Y Xiaomi es uno de los primeros promotores para abordar el “Internet de las cosas” además de productos de ecosistemas para casas inteligentes en China. El nuevo chip permite a Xiaomi conectar e integrar mejor su amplia gama de productos.

Por ejemplo, Xiaomi ha sido un jugador agresivo en el segmento de los wearables (que se puede llevar puesto). Su monitor de muñeca Mi Band tiene un 15,2 por ciento de cuota de mercado global justo detrás de Fitbit, según IDC. Es la marca de mayor crecimiento en el sector de los wearables, con un crecimiento año tras año del 96 por ciento en comparación con el descenso de Fitbit del 22,7 por ciento.

Xiaomi tiene una amplia gama de productos conectados de hogar y personales que abarcan cámaras de acción, enrutadores, máquinas de café inteligentes y básculas inteligentes. Su producto más reciente es una guitarra inteligente con una aplicación de acompañamiento para facilitar el aprendizaje.

Tomando otra página de Apple y el manual de estrategias de Samsung, Xiaomi ha estado tranquilamente acumulando un portafolio de patentes.

Xiaomi compró recientemente activos de propiedad intelectual (IP) de Intel, Broadcom, Microsoft y más recientemente Casio, según IAM, una revista líder de la industria IP. La falta de portafolio de propiedad intelectual ha sido durante mucho tiempo un talón de Aquiles para Xiaomi; es una razón importante del alcance limitado de la compañía fuera de China. La acumulación de activos de propiedad intelectual debe dotar a Xiaomi para un futuro crecimiento.

Si te gustó el artículo…

…puedes colaborar para que podamos seguir publicando. Cada vez más gente prefiere leer La Gran Época, un periodismo independiente, sin censura y comprometido con la verdad. Sin embargo financiar un medio de comunicación es cada vez más difícil y no queremos implementar un muro de pago para poder solventarnos. Queremos mantener todos nuestros contenidos libres y llegar a mucha más gente, porque creemos que todos deben tener acceso a la verdad y tú nos puedes ayudar a lograrlo.

Temas:
Te recomendamos
En Foco
El fin del comunismo
Shen Yun 2017