Análisis del impacto real de la epidemia de gripe porcina en China | lagranepoca.com

Análisis del impacto real de la epidemia de gripe porcina en China

Se cree que las cifras de morbilidad y mortalidad son encubiertas por cuestiones políticas y económicas
La Gran Época
Lun, 18 Ene 2010 15:20 +0000
Al contrario de su propaganda, "No tengas miedo de la gripe H1N1, que es prevenible, controlable y tratable", el Partido Comunista Chino (PCCh) está ocultando la verdadera naturaleza de la epidemia, tratándola como un "secreto de Estado" y manteniendo las cifras de mortalidad  como "estrictamente confidenciales".

Aunque Beijing admite ahora que un gran número de pacientes con gripe H1N1 aparece en casi todas partes de China, no hay estadísticas exactas disponibles para los expertos en el extranjero para hacer una posible estimación de la tendencia de mortalidad real de la gripe H1N1 en China.

 No es creíble que sólo 648 personas murieron de gripe H1N1 en China según los datos proporcionados por el régimen chino hasta el 3 de enero. Algunos estimaron que la cifra real de la mortalidad puede ser de varios miles.

El siguiente análisis muestra que la gente podría  ser otra vez  engañada por el régimen como ya pasó durante el brote de SRAS en 2003.

El bajo índice de mortalidad H1N1 en Estados Unidos

 En general, los expertos mundiales están de acuerdo en que la gripe H1N1 es una gripe leve, similar a la gripe estacional normal.

Tasas de mortalidad de la influenza, aprobadas por los Estados Unidos son examinadas por "exceso de mortalidad" según la práctica internacional, que incluye la mortalidad de los que inicialmente sufrían de otras enfermedades, pero perdieron la vida debido a la gripe H1N1. Tales análisis estadísticos, difieren mucho de los aprobados en China, donde solo se incluyen las estadísticas de mortalidad causadas directamente por el virus H1N1.

Retraso causado por el PCCh en el tratamiento de H1N1

La situación en China Continental es definitivamente distinta a la de América. Según una encuesta realizada por New Epoch Weekly muchos casos de gripe H1N1 fueron diagnosticados y tratados como neumonía, miocarditis o meningitis en los hospitales chinos antes de diciembre de 2009. Algunas personas murieron incluso después de gastar decenas de miles de dólares.

Los recientes informes de La Gran Época, New Tang Dynasty TV y la Radio Sonido de la Esperanza, informan que actualmente en China hay sólo un pequeño número de centros médicos asignados, entre los primeros hospitales a nivel provincial, donde se puede tratar a pacientes con gripe H1N, y que las salas destinadas en estos hospitales pueden aceptar sólo decenas de miles de pacientes. Ellos simplemente no pueden cumplir con la admisión de 2,6 millones de pacientes. Este número de casos de H1N1 se analiza a continuación.

Estudios mundiales descubrieron que el virus puede penetrar profundamente en los pulmones. En algunos casos, los pacientes tienen que estar conectados a ventiladores. Sin embargo, muchos hospitales chinos no están equipados con ventiladores, porque son caros. En especial falta la infraestructura básica en los hospitales de condado civil, de provincia, de distrito u hospitales en pueblos.

Debido a la propaganda del régimen, muchas personas tienen poco conocimiento acerca de la posible letalidad de la gripe H1N1. Un gran número de chinos pobres infectados aplaza el tratamiento porque tienen miedo de faltar al trabajo mientras estén tratándose o se preocupan por los gastos del tratamiento.

Incluso en el estado de enfermedad muy grave, muchos eligen quedarse en casa sin tomar ninguna medicación. Se sabe que el tratamiento moderado de gripe H1N1 costará alrededor de $ 90 y en los casos graves el tratamiento puede costar $ 10.000 o más. Para algunos pacientes, incluso si fueron admitidos en el hospital, será demasiado tarde y no se los podrá salvar.

Los casos graves de la gripe H1N1 se desarrollan tan rápido que los pacientes pueden morir dentro de los primeros dos días. Por ejemplo, cuatro policías jóvenes de la oficina de Seguridad Pública del distrito Xuanwu en Beijing, fallecieron dos días después de mostrar síntomas de gripe, según un informe de La Gran Época del 18 de diciembre de 2009. Un médico anónimo del hospital de Guangxi Yulin reveló que 4 o 5 pacientes de H1N1 mueren diariamente.

Al menos 2,6 millones deben recibir tratamiento hospitalario 

La escuela pública de Salud de Harvard (HSPH) publicó el 8 de diciembre de 2009, un informe en PLoS Medicine, en el que según las estadísticas de la gripe H1N1, de abril a noviembre de 2009, en Nueva York y Milwaukee, Wisconsin, 1.44% de los infectados necesitaría un tratamiento hospitalario a tiempo y  0.24% de ese porcentaje necesitaría tratamiento intensivo, de lo contrario sus vidas estarían en peligro.

El 17 de diciembre de 2009, Fang Laiying, el jefe de la Oficina Municipal de Salud de Beijing, anunció a los medios de comunicación en la Reunión Anual de Farmacia de China 2009: "Actualmente Beijing cuenta con 2.3 millones de personas vacunadas, cerca del 10%  de la población de Beijing. Además, 14% de personas que fueron infectadas o sufrieron de la gripe H1N1 ya tienen anticuerpos contra el virus”.

Si 2.3 millones es 10% de la población de Beijing, entonces la población total de Beijing sería 23 millones. Incluso si utilizamos el número de 20 millones, entonces 14% de infectados por el virus indica que el número de infecciones debe llegar a 2,8 millones, 280 veces el número de 10 mil anunciado en los informes oficiales. Independientemente de la explicación de Fang de por qué los pacientes no quieren ir a los hospitales, esto demuestra que la estadística oficial es incompatible con la situación real. De hecho, las víctimas de gripe porcina se quejaron de que los hospitales se negaron a hacer las pruebas necesarias a los pacientes con síntomas de la gripe H1N1.

Suponiendo que el virus H1N1 no ha mutado en China y la toxicidad viral no es muy diferente de otros países, se puede suponer que 1.44 % del 14 % de 1300 millones de personas (la población de China) necesitaría el tratamiento intensivo del virus H1N1. En otras palabras, antes de diciembre de 2009 en China Continental 2.6 millones de personas estaban infectadas por el virus H1N1 y necesitaban el tratamiento hospitalario.

Estas cifras están más cerca de la estimación del doctor Zhong Nanshan, el director del Instituto de Enfermedades Respiratorias, el Primer Hospital Afiliado de  Colegio de Medicina de Guangzhou, y profesor en la Academia de Ingeniería de China.

"Se cree que durante la cúspide de la epidemia en China habrá de 130 a 260 millones de infectados,  de 10% a 20% de la población total de China, entre los cuales de 8 a 17 millones de casos necesitarán un tratamiento hospitalario", dijo el Dr. Zhong Nanshan a Guangzhou Daily.

1.44% de la infección en los Estados Unidos sólo indica los resultados estadísticos de la tasa de infección actual, pero no incluye los datos previstos durante el período cúspide de la epidemia.

De esa manera, la tasa de infección actual del virus H1N1 en China está cerca del índice máximo estimado por los expertos. Así que los 2.6 millones de infectados antes de diciembre de 2009 en China Continental que requirieron hospitalización corresponde probablemente al total de 8 a 17 millones de casos de H1N1, como predijo el Dr. Zhong.

Los expertos creen que no hay una medicina eficaz para la gripe H1N1. Es fundamental mejorar la inmunidad individual para combatir la epidemia.

Posible Encubrimiento

Cuando se habla de un encubrimiento, tenemos que mencionar lo que el régimen hizo durante el brote de SRAS en 2003. El entonces líder del régimen Jiang Zemin ordenó que si se informaba sobre los casos de SRAS los funcionarios locales habrían sido removidos de sus cargos. En aquel tiempo esto ocultó de un modo eficaz los informes sobre el número de víctimas de SRAS en China. Basándose en los informes de los medios de comunicación chinos al extranjero tal encubrimiento puede haber ocurrido de nuevo.

Dado que el gobierno prometió que pagaría los gastos médicos de las víctimas de H1N1, teniendo en cuenta un número tan grande de pacientes, al régimen le sería imposible mantener esa promesa.

Así, a los ojos de los funcionarios locales, el encubrimiento parece la mejor solución financiera y política.

Artículo original en chino

La Gran Época se publica en 35 países y en 21 idiomas.
Síguenos en Facebook, Twitter o Google +

Más sobre

comments powered by Disqus