Vestuario tradicional chino: Secretos de los mantos del dragón | lagranepoca.com

Vestuario tradicional chino: Secretos de los mantos del dragón

La confección de mantos para un emperador también trae buena suerte a la gente
Juexiao Zhang- La Gran Época, Alemania
Jue, 16 Oct 2008 20:26 +0000

Más información

En esta sección, un dicho que refleja la sabiduría de la antigua China.
Con tonos terrososos y pliegues simples, la ropa Han retrata el espíritu de la "época dorada" de la antigua China.
Un antiguo proverbio chino dice que la soberanía de cada Emperador comienza cuando él se pone su manto nuevo.  Los ropajes imperiales de la última Dinastía Qing (1644-1911) confirman la legitimidad de este proverbio.

El vestuario era considerado como un símbolo de posición para muchas dinastías, y era la marca de un nivel en la sociedad. Por ejemplo, la piel de zorro negro y el color Amarillo eran reservados para oficiales de alto rango y miembros de la familia real.

Al público en general no se le permitía ni usar ni poseer ese tipo de prendas, pero se les permitía venderlas.  La persona que violara estas reglas era sometida a un castigo muy severo, inclusive hasta la pena de muerte.

Mangas curvas, cuellos pesados y separados

La Dinastía Qing nació cuando los jinetes Manchu- que venían del nor-oriente-  montados en caballos, conquistaron en 1644 el imperio chino durante la Dinastía Ming.  Sin embargo, los Manchu tenían mucho que aprender de la altamente desarrollada China en lo referente a cultura tradición, costumbres y ciencia.

Ellos aceptaron no solamente el avanzado sistema de funcionarios de estado, sino también los ideogramas, los rituales, las costumbres, como también la ideología y  la religión china  Después de la conquista, a pesar de que ellos admiraban la cultura China, los Manchu conservaron también con mucho orgullo la de sus propios ancestros.

Antes de establecerse, la ropa de viaje era para ellos la posesión más importante.  Consistía más que todo en pieles de animal, cortadas en la forma del animal muerto para utilizar al máximo el material.

De acuerdo  con sus tradiciones, los trajes imperiales poseían mangas en forma de herradura y los cuellos eran separados y pesados.  Como ellos se ganaban la vida cazando en los climas del nor-oriente, tenían que protegerse del frío.  Llevaban unas mangas largas y curvas que podían colocarse sobre las manos, un cuello pesado y separado también destinado a proteger a los cazadores del frío en las largas jornadas a caballo.

Al final, no obstante, las mangas se convirtieron en un estorbo en la vida diaria de la familia real.  Los funcionarios de la corte las mantienen enrolladas hacia arriba y solamente las bajan cuando tienen que saludar a un visitante nuevo.

Este hábito iniciado por el emperador y sus funcionarios, fue eventualmente imitado por todos.  Se convirtió en un ritual para los chinos enrollar las mangas hacia arriba y bajarlas solamente cuando saludan a un extraño.

La túnica más elaborada sobre la Tierra

Antes de que a cualquier túnica se le permitiera tocar el cuerpo de un emperador chino de la Dinastía Qing, se requerían dos años y medio de trabajo manual de los sastres de la corte.  Había una sastrería en el palacio solamente para hacer esos trajes.

Los diseños y cortes se desarrollaban allí y debían ser aprobados por funcionarios imperiales del más alto rango. Luego eran pasados a los que trabajaban la seda.   Cuando la tela estaba lista  otro artesano la cortaba,  se le entregaba  a un tercero para coserla  y finalmente a los que la bordaban.

Para los bordados se usaban hilos de la más alta calidad, incluso aquellos hechos realmente de oro.  El emperador empleaba 500 artesanos para el bordado y 40 para los detalles en oro.

Un traje para cada ocasión

El guardarropa imperial de la Dinastía Qing incluía túnicas y mantos de todas clases.  Había mantos para las celebraciones, otros especiales para ocasiones ceremoniales, ropa para viajar, vestidos para el mal tiempo, para la nieve y la lluvia como también la ropa que debía usar diariamente en su vida privada en casa y fuera de ella.

De acuerdo con el clima la ropa llevaba un forro interior o no, este se hacía de seda, cuero o algodón.  Los colores eran cuidadosamente seleccionados para perfeccionar el guardarropa imperial.  Los colores especiales reservados solamente para el emperador eran: Amarillo brillante, rojo, azul y azul claro.                                                                             

El color Amarillo se reservaba preferiblemente para las celebraciones.  Los otros tres colores  para las ceremonias de sacrificio en los tres templos mayores.  El emperador usaba el azul en el Templo del Cielo, el rojo en el Templo del Sol, y el azul claro en el Templo de la Luna.  Con cada traje del emperador llevaba fajín y sombrero que combinaban.

Los comúnmente conocidos  mantos del dragón, tenían dragones bordados con hilo de oro.  Eran túnicas para celebraciones especiales, el emperador los usaba solamente en festividades muy importantes.

Un traje ceremonial sencillo se llevaba en fiestas como bodas, días de sacrificio y Año Nuevo.

Los doce diseños de los mantos del dragón

Las túnicas del emperador estaban llenas de adornos artísticos y simbolismos escondidos para la buena suerte, la imagen del dragón dominaba cada atuendo imperial.  Como elemento importante del confucianismo, este simbolizaba el poder del Emperador.

El traje del Emperador contenía nueve dragones, uno en cada hombro, otro en la espalda y uno cubriendo el centro en la parte de arriba y de abajo de la prenda de vestir; los cuatro restantes decoraban la parte inferior del vestido.

Los mantos del dragón no significaban solamente una ornamentación para el Emperador, se suponía que también traerían buena suerte a la gente.  Fuera de los dragones llevaban además once símbolos de buena suerte:-(ri)-sol, (yue)-luna y (xingchen)-estrellas, como símbolo de las tres brillantes Fuentes de luz ;-(qunshan)-la montaña, simbolizando la protección del territorio imperial en las cuatro direcciones;- (huachóng)-el insecto comparado con la sabiduría del emperador-(z ngy)- copa de vino representando, honestidad, lealtad y piedad (z o)-hierbas acuáticas, representando la pureza; (huo)-fuego, representando honestidad;-(mi)-arroz simbolizando la riqueza;-(f ) –un bordado especial en blanco y negro símbolo de determinación y coraje-(fú) y otro bordado en verde y negro como símbolo de honestidad.

Otro símbolo de los trajes del emperador era el murciélago rojo que suena lo mismo que un caracter que simboliza “un auténtico diluvio de buena suerte”.                                                                                 

La ropa interior tenía representaciones de océanos y  montañas del mundo, porque de acuerdo con la tradición china el emperador era considerado “el hijo del cielo” que gobernaba al mundo.

La Gran Época se publica en 35 países y en 21 idiomas.
Síguenos en Facebook, Twitter o Google +

comments powered by Disqus