La Muralla China desde el espacio: un viejo mito | lagranepoca.com

La Muralla China desde el espacio: un viejo mito

Conocidas publicaciones de la época dieron el puntapié a un rumor que llegaría a formar parte de libros de enseñanza escolar
Por Leonardo Vintiñi – La Gran Época
Mar, 26 Feb 2008 05:11 +0000

Más información

Científicos chinos midieron con precisión uno de los monumentos más reconocidos de la humanidad
Se encontraron a 10 kilómetros del extremo nororiental
Es corriente escuchar que la Gran Muralla China es visible desde el espacio. Aún hay quienes afirman que es la única construcción artificial vista desde el espacio. O desde la Luna; o desde más allá. El mito tiene algunas variantes.

Sin embargo, la presunta visión de la muralla desde el espacio no escapa a la categoría de rumor infundado; una habladuría que viene de antaño.

Cuando el mito comenzó, en la década de 1930, el hombre no solo estaba a cuarenta años de poner un pie en la Luna, sino que aún faltaban muchos otros para comenzar a esbozar la puesta en órbita del primer satélite artificial; el Sputnik. Algunos cálculos matemáticos podrían haber previsto si algún día el humano gozaría de tal visión desde lo alto, pero en la práctica hubiera sido imposible de comprobar.

Lo cierto es que la Gran Muralla China solo tiene en promedio, unos nueve metros de ancho, lo que la hace tanto o menos visible que muchas estructuras construidas por el ser humano en distintas épocas. Aún más, su pétrea silueta hace que esta comience a confundirse con el color del suelo a solo unas cuantas decenas de miles de metros por sobre la superficie terrestre.

Pero la difusión del rumor por parte de conocidas publicaciones de la época hizo que el mensaje perdurara en el tiempo y llegara a formar parte de libros de enseñanza escolar. No obstante, la gran mayoría de los astronautas en el espacio externo o en orbita terrestre a los cuales se les preguntó sobre la posibilidad de visualizar el muro desde lo alto, afirmó que no era posible distinguir a la gran serpiente de piedra sobre el suelo de oriente.

Pocos han afirmado, como el astronauta veterano Gene Cernan, que “en una órbita terrestre de 160km a 320 km, la Gran Muralla de China es, ciertamente, visible a simple vista".

En conclusión, la evaluación de imágenes satelitales junto a los relatos de astronautas, nos dice que el avistamiento de la milenaria muralla solo puede ser vista bajo condiciones climáticas favorables, condiciones lumínicas específicas y un gran sentido de orientación para saber hacia “donde se está mirando”.

Relatos celestiales

Neil Armstrong afirmó: "No creo que, por lo menos con mis ojos, hubiera alguna construcción humana visible para mí. No he conocido a nadie que me haya dicho que han visto la Muralla China desde la órbita terrestre"

Edward Tsang Lu, astronauta veterano con una larga estadía en la Estación Espacial Internacional, aseguró que la estructura "es menos visible que muchos otros objetos. Y tienes que saber hacia dónde mirar".

Leroy Chiao, también con una prestigiosa trayectoria a bordo de la ISS, pudo captar a la Gran Muralla desde la lejanía de la Estación.

El Astronauta William Pogue afirmó haber visto la construcción con ayuda de binoculares, aunque en un primer acto fallido creyó haberla encontrado cuando divisó al Gran Canal de China. Pogue dijo que la muralla no era visible a simple vista.

Después de 21 horas de orbitar el planeta, el astronauta chino Yang Liwei aseguró “la Tierra se ve muy hermosa desde el espacio, pero no pude ver la Gran Muralla”

Otros datos

Probablemente, la primera publicación del rumor aparece en la tira “Aunque usted no lo crea” de Ripley, en la década de 1930;

En “Second Book of Marvels” de 1938, se repite la idea de la “muralla desde el espacio”, asegurando que esta era la única estructura humana visible desde la Luna.

Existen muchas otras estructuras mucho más identificables que la Gran Muralla China desde el espacio, tales como ciudades, presas, aeropuertos e islas artificiales.

La Gran Muralla China fue construida como un método de defensa contra la caballería enemiga en el siglo III a. C., aunque su obra culminó un milenio mas tarde. Se extiende de este a oeste 7.300 km desde el Paso de Shanghai, hasta el Paso de Jiayu.

La Gran Muralla puede verse desde el cielo en Google Earth

 

 

La Gran Época se publica en 35 países y en 21 idiomas.
Síguenos en Facebook, Twitter o Google +

comments powered by Disqus