Los colores y los cinco elementos en la antigua cultura china | lagranepoca.com

Los colores y los cinco elementos en la antigua cultura china

“Yan Se, la expresión de nuestras emociones”
Chinascope
Jue, 20 Sep 2007 14:04 +0000

Más información

Detrás de cada plato se encuentra una teoría milenaria
La teoría de Yin y Yang indica que todas las cosas en la naturaleza poseen dos lados contrarios pero complementarios
Durante varios miles años en la historia China, además de las dinastías pre-Qin y Qin, los chinos siempre han usado colores brillantes. Hoy, el rojo es un color muy popular en China. Pero al contrario de lo que suponen las personas en la actualidad, la gente antigua previa a la Dinastía Ming (1368-1644) no prestó especial atención al color rojo.

"Yan Se" significa color en el idioma chino actual; sin embargo, en la antigua China, la palabra "Yan Se" tenía un sentido que no era completamente el mismo que tiene hoy. Esta expresión realmente significaba "color facial". En el libro Shuo Wen Jie Zi (Explicación de Caracteres y Expresiones), "Yan" significa el área entre las cejas, y "Se" significa qi (o energía vital). Los comentarios añadidos por el célebre erudito Duan Yu Cai dicen, "Toda la vergüenza, pena, alegría y preocupación son llamadas Yan Se (color facial)" porque "nuestro corazón alcanza al qi y el qi alcanzará las cejas". Entonces es obvio que al principio "Yan Se" se refería al expresión facial de alguien. Sólo en la Dinastía Tang, "Yan Se" comenzó a implicar el sentido de todos los colores.

Aproximadamente cinco mil años a.C., durante los tiempos de Huang Di (el Emperador Amarillo), la gente adoró un solo color. Después de Huang Di y durante las dinastías de Shang, Tang, Zhou y Qin, los emperadores seleccionaban colores como símbolo, basados en la teoría de los cinco elementos. El orden de los cinco elementos es agua, fuego, madera, metal y tierra. Éstos se corresponden con los colores negro, rojo, azul verdoso, blanco y amarillo, respectivamente. La gente china antigua creía que los cinco elementos eran la fuente de todo en la naturaleza. Así como estos cinco elementos son la fuente de todo, los colores también vienen de los cinco elementos. Basado en el entendimiento de que "los colores vienen naturalmente, mientras que el blanco y negro son primeros", la gente gradualmente estableció la relación entre los colores y el principio de los cinco elementos, que guiaron el movimiento natural del Cielo y el Dao (camino) divino.

En el sistema chino tradicional, los cinco colores, negro, rojo, azul verdoso, blanco y amarillo son considerados como colores estándares.

El color negro fue considerado como el color del cielo en el Yi Jing (I Ching o Libro de los Cambios). El dicho "el cielo y la tierra de un negro misterioso" fue arraigado en la antigua creencia de que el cielo del norte mostró un misterioso color negro durante mucho tiempo. Ellos pensaban que la Estrella Polar es en donde Tian Di (el emperador divino) se encontraba. Por lo tanto, el negro fue considerado como el rey de todos los colores en la antigua China. Este también es el único color que fue adorado durante mayor tiempo en la China antigua. En el diagrama de Taiji de la China antigua, blanco y negro son usados para representar la unidad del Yin y el Yang.

De acuerdo a los antiguos conceptos chinos del color, el blanco representa muchas cosas. En la teoría de los cinco elementos, el blanco corresponde al oro, que demuestra que la gente china antigua sentía que el blanco simbolizaba resplandor. Lo clasificaron como un color estándar, representando la naturaleza de lo puro, brillante y pleno.

El color rojo simboliza buena fortuna y alegría para la gente china.

El amarillo es el color central, simbolizando el color de la tierra. En China, existe un refrán, "Amarillo genera Yin y Yang", refiriéndose al amarillo como el centro de todos los colores.

El color azul verdoso simboliza la primavera, cuando todo rebosa de vigor y vitalidad.

Durante el período pre-Qin, los colores simbólicos de la antigua China comenzaron a mostrar una tendencia hacia la variedad. A fin de apoyar las prácticas ceremoniales de la Dinastía Zhou, Confucio (551 – 479 a.C) definió a los colores amarillo, azul verdoso, blanco, rojo y negro como los colores estándares y superiores. Él relacionó los cinco colores con benevolencia, virtud y bondad y los incorporó en las ceremonias formales. Lao Zi, por otra parte, dijo que "los cinco colores vuelven ciega a la gente", entonces se eligió al negro como el símbolo del Dao.

Durante aquel período de tiempo, el simbolismo de varios colores fue extensamente incorporado en el nombramiento de temporadas y direcciones. A cada temporada le fue dada un color y una dirección. La primavera fue representada por el sol azul verdoso, su principal dios guardián era un dragón verde-azul, y su dirección era el Este. El verano fue representado por un rojo brillante, protegido por un gorrión rojo, y su dirección era el Sur. El otoño fue representado por el blanco, protegido por un tigre blanco, y su dirección era el Oeste. El invierno fue representado por el negro, protegido por una tortuga negra, y su dirección era el Norte. El color amarillo era el color simbólico de los cinco legendarios emperadores de la antigua China; su simbolismo era el más especial.

Desde la dinastía Qin (220 - 207 a.C), el color gradualmente asumió una función decorativa y los colores de la China antigua también comenzaron un rico y vistoso desarrollo. Luego de la Dinastía Han (25 – 220), el amarillo se convirtió en el color simbólico especial de la corte real debido a su brillantez, y su sombra era cercana a un color dorado. A la gente ordinaria no se le permitía vestir con ropa amarilla. A lo largo de todas las dinastías, la vestimenta de los funcionarios de diversos rangos era también de colores diferentes. Por lo general, la gente consideró a los cinco colores secundarios como los cinco colores inferiores. Durante la Dinastía Han, el púrpura brillante era a menudo considerado como un color muy precioso y raro. En la Dinastía Tang (618 – 907), el púrpura fue utilizado en la vestimenta de funcionarios que están por encima de la "quinta clase". Los bordes morados fueron considerados elegantes.

Los colores también fueron extensamente utilizados en urbanismo, murales y pinturas. Por ejemplo, luego de la Dinastía Ming, sólo aquellos que estuvieron relacionados con el emperador podían vivir en casas con paredes rojas y tejas amarillas. Las casas de la gente común podían ser hechas sólo de ladrillos azules con azulejos de azotea azules.

En las tradiciones chinas, la cultura en torno al color es aún más rica. El amarillo es el color para los emperadores, palacios reales, altares reales, y los templos reales a menudo lo usan. El amarillo también representa la libertad de preocupaciones mundanas; por lo tanto, es también un color respetado en el budismo. Las ropa de los monjes son amarillas y los templos son también amarillos. El rojo es uno de los colores apreciado por la gente china. Durante la celebración del Año Nuevo, feriados, y reuniones, el color rojo es infaltable. El púrpura es el color de un presagio propicio y de solemnidad. Blanco es el color de luto. La gente china antigua vestía con ropa blanca y sombreros sólo cuando lloraban por los muertos. Aquella tradición todavía es practicada hoy en día.

La Gran Época se publica en 35 países y en 21 idiomas.
Síguenos en Facebook, Twitter o Google +

comments powered by Disqus