Una cuenta de vidrio de 3.400 años en Dinamarca es tan egipcia como la de Tutankamón | lagranepoca.com

Una cuenta de vidrio de 3.400 años en Dinamarca es tan egipcia como la de Tutankamón

El faraón tenía una con las mismas características químicas en un vaso fúnebre
Por Anastasia Gubin - La Gran Época
Mar, 16 Dec 2014 14:06 +0000
En un tronco de roble ahuecado, fue enterrada una rica mujer de Olby, un lugar a unos 40 kilómetros al sur de Copenhague. (Science Nordic)

Más información

Momias
El científico alemán, Dr. Svetla Balabanova, descubrió accidentalmente la presencia de nicotina y cocaína en varias momias egipcias
Hierro
Arqueólogos analizaron que era hábilmente trabajado en finas capas y forjado en forma de cuentas

El análisis de una cuenta de vidrio de color azul encontrada en la tumba de una rica mujer de la Edad de Bronce, enterrada en Dinamarca, sorprendió a los arqueólogos.

Resultó que la pieza de color “se origina del mismo taller en Egipto que suministró el vidrio al vaso del faraón Tutankamón, y que se llevó con él a la tumba en el año 1323 a.C.”, describieron Jeannet Varbeeg de la Universidad de Aahus, Flemming Kaul del Museo Nacional de Dinamarca y Bernanrd Gratuze de la Universidad de Orleans en Francia, autores del estudio, según Science Nordic el 8 de diciembre.

Es un descubrimiento “sensacional sobre las rutas comerciales de Dinamarca y las antiguas civilizaciones de Egipto y Mesopotamia en la Edad de Bronce hace 3.400 años”, declararon.

En un tronco de roble ahuecado, fue enterrada una rica mujer de Olby, un lugar a unos 40 kilómetros al sur de Copenhague.

“La mujer había sido enterrado en una manera muy extravagante”, destacaron los arqueólogos. “Llevaba un cinturón con un hermoso disco, una ingeniosa falda de cadena tintineante, que brillaba por los pequeños tubos de bronce, y una pulsera sobre el brazo hecha de cuentas de ámbar, con una sola cuenta de vidrio azul", dice el documento.

Mediante un análisis de espectrometría de plasma, compararon la composición química de los elementos con un material de referencia de Amarna, en Egipto, y de Nippur, en Mesopotamia, a unos 50 kilómetros al sudeste de Bagdad en Irak.

“La perla de vidrio resultó ser egipcia. Esta es la primera vez que el vidrio de cobalto típico egipcio se ha descubierto fuera de la zona del Mediterráneo”, destacaron los arqueólogos.

Otro hecho interesante mencionado, y que revela el comercio entre ambos países, es la presencia de cuentas de ámbar. Este material que logra captar los rayos del Sol al igual que el vidrio, se exportó en la edad de Bronce desde las zonas nórdicas al Sur.

Tutankamón y otros faraones egipcios tenían grandes cadenas de ámbar en cajas en sus cámaras funerarias, y Varbeeg, Kaul y Gratuze mencionan que al parecer las cuentas de vidrio y el ámbar se han encontrado juntas en varios sitios del Oriente Medio, Turquía, Grecia, Italia y Alemania hasta las latitudes nórdicas.

Ellos piensan que el culto al Sol nórdico y el culto al Sol egipcio están de alguna manera vinculados, y lo demuestra este intercambio cultural. A la muerte en ambos reinos se oraba para que el difunto vuelva a reunirse con la divinidad del Sol.

La organización Archaeology, al referirse al uso de cuentas, explica en su portal que "el deseo de adorno personal, sobre todo en forma de perlas, ha estado con nosotros durante mucho tiempo-- ya en la era Neanderthal hace, unos 75.000 años, o tal vez incluso más". Para ello el uso de granos eran valiosos, en cambio las cuentas, en Egipto se encontraron más que nada en las tumbas de elite. 

La Gran Época se publica en 35 países y en 21 idiomas.
Síguenos en Facebook, Twitter o Google +

comments powered by Disqus